21 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Dejó la contabilidad para fabricar alpargatas

El oficio de alpargatero, que don Feliciano Lavadores ejerce desde hace casi 50 años, llama poderosamente la atención.

Esta es la tercera vez que don Feliciano Lavadores Tamayo asiste a la Semana de Yucatán en México para dar a conocer su oicio de alpargatero. (SIPSE)
Esta es la tercera vez que don Feliciano Lavadores Tamayo asiste a la Semana de Yucatán en México para dar a conocer su oicio de alpargatero. (SIPSE)
Compartir en Facebook Dejó la contabilidad para fabricar alpargatasCompartir en Twiiter Dejó la contabilidad para fabricar alpargatas

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Con la destreza que le brindan más de 45 años en el trabajo artesanal, don Feliciano Lavadores Tamayo elabora un par de alpargatas chillonas con navaja en mano, apoyado sobre un banquillo de madera, ante la mirada curiosa de los visitantes que se han detenido en el local que ocupa dentro de la Semana de Yucatán en México, que se realiza en la capital del país.

El yucateco de 70 años es heredero de un oficio practicado por su familia desde hace más de una centuria y mantiene viva la tradición de fabricar este calzado que es parte del traje regional del estado.

“Estudié para contador privado, luego empecé a estudiar para funcionario bancario, pero más me gustó el oficio de mi padre y es lo que seguí”, relata el artesano, quien junto con 173 expositores más participa en la edición 2015 de este evento efectuado en el Palacio de los Deportes.

Para don Feliciano no es nueva la experiencia; ésta es la tercera vez que asiste a la Semana de Yucatán en México desde 2013, año en que el Gobierno del Estado retomó la realización de esta emblemática muestra en la capital de la República y que le permite entrar al mercado nacional.

El hombre relata cómo el deseo de ayudar a sus nietos a cursar una carrera también lo llevó a otras entidades para asistir a ferias como las de San Marcos y de León, donde hizo contacto con clientes mayoristas, atraídos por el hecho de que “en ningún otro país del mundo se fabrican estas alpargatas, porque sólo en Yucatán se baila la vaquería”.

Con la música de jarana de fondo y rodeado de más de mil pares de zapatos de diferentes tamaños y colores que cuelgan en el frente y los costados de su local, el artesano comenta que la venta ha sido buena y posiblemente deba resurtir, porque se van gastando las medidas.

Don Feliciano, quien por ser expositor recibe el apoyo de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe) con el costo y la logística de traslado de las mercancías, detiene un momento su trabajo y sonríe mientras dice que se siente orgulloso de representar a Yucatán en todo México.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios