16 de Noviembre de 2018

La muerte también puede ser dulce

  • Con azúcar glas o pintura vegetal dan color a los cientos de cráneos de azúcar.

  • El grupo de trabajadores dan forma, sabor y color al lado dulce de la muerte.

  • Este taller contribuye a preservar una de las tradiciones más antiguas de México.

  • Las calaveritas llegan a las ciudades de Houston, Los Ángeles, Nueva York, entre otras.

  • Patricia Pastor muestra una de sus obras en azúcar, en su taller de la ciudad de México.

  • Sobre los cráneos graban figuras de La Catrina, Frida Kahlo, personajes emblemáticos de películas y hasta logotipos.

  • En el taller de Patricia, en Iztapalapa, se prepara este tradicional producto mexicano.

  • El proceso de elaboración de las calaveritas es totalmente artesanal.

  • En una jornada elaboran aproximadamente 800 calaveras de azúcar.

  • También les han solicitado calaveritas para colocar en ofrendas monumentales.