Argentina: Amputan la pierna equivocada a una jubilada

La mujer sufre diabetes y tenía una infección difícil de controlar, en la pierna derecha.
|
Una mujer de 66 años sufrió la amputación de la pierna equivocada, en una clínica de Argentina. (Pixabay)
Una mujer de 66 años sufrió la amputación de la pierna equivocada, en una clínica de Argentina. (Pixabay)

Agencia
BUENOS AIRES, Argentina.- Una mujer jubilada de 66 años, con diabetes, entró al quirófano de una clínica para que le amputaran una pierna infectada que ya no podía ser rescatada, pero al despertar se encontró con la noticia de que le habían cortado la extremidad equivocada.

El lamentable hecho ocurrió en el Sanatorio Berazategui, que tras la noticia fue allanado por la Policía local publica el portal de noticias Infobae.

El operativo buscó documentación referente a la operación, principalmente la historia clínica de la afectada.

Mayra, hija de la víctima, aseguró en una entrevista a TN que pidió la historia clínica de su madre tras la operación y le fue denegada.

También te puede interesar: Mujer se somete a rinoplastia y le amputan parte de la nariz

La calificación de la investigación hasta el momento es de lesiones culposas.

La víctima fue trasladada a la clínica privada CENI en Quilmes, donde se encuentra bajo estudios. Su otra pierna deberá ser amputada.

La operación se llevó a cabo el lunes desde las 19 en el Sanatorio Berazategui. Duró entre 45 minutos y una hora y, según la familiar de la damnificada, el responsable de la cirugía, un traumatólogo de apellido Cardozo, le aseguró que todo había salido dentro de lo esperable.

Le detalló que, como la infección se había expandido, hubo que cortar por encima de la rodilla de la pierna derecha.

"Bajamos a la habitación con mi marido y en un momento él advierte que le habían cortado la otra pierna. Yo le decía 'no puede ser'. Levanto la sábana, porque mi mamá estaba bajo los efectos de la anestesia, y veo que el miembro que le faltaba era el izquierdo. Inmediatamente salgo corriendo. Voy y toco timbre en el quirófano otra vez", describió Mayra.

Su testimonio apunta a dos médicos del establecimiento, un cirujano cardiovascular y un traumatólogo.

"El doctor Cardozo estaba por volver al quirófano después de darle la devolución a otra familia. Ahí lo agarro y le digo '¡¿Qué hiciste?!'. Él estaba muy nervioso. No tenía palabras”

“No sabía qué decirme. Me decía algo como 'en la cirugía notamos que en el otro pie, en el talón, había otra infección', pero repetía cosas sin sentido", completó.

El punto que complica aún más el panorama para la familia es que la infección en la pierna derecha de la jubilada aún persiste y que la señora de 66 años todavía tendrá que someterse a la amputación a la altura de la rodilla de la pierna que le correspondía.