17 de Diciembre de 2017

México

Acapulco se baña de sangre... otra vez

En lo que va del año se han reportado más de 230 asesinatos en la franja turística, lo que trae graves afectaciones al comercio y los hoteles.

Acapulco será la sede del Tianguis Turístico de 2017, pero ante la ola de violencia que vive el puerto los participantes en la exposición ya analizan retirarse. (Archivo/Notimex)
Acapulco será la sede del Tianguis Turístico de 2017, pero ante la ola de violencia que vive el puerto los participantes en la exposición ya analizan retirarse. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Acapulco <i>se baña</i> de sangre... otra vezCompartir en Twiiter Acapulco <i>se baña</i> de sangre... otra vez

Miriam Castro/Milenio
ACAPULCO, Guerrero.- Acapulco, que hasta antes de 2010 ganó fama internacional por ser el sitio de descanso de artistas de Hollywood, hoy se enfrenta nuevamente a una crisis de reputación debido a hechos de violencia en la franja turística.

Cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que de enero a marzo de 2016 se han registrado 232 homicidios dolosos en el destino turístico, cifra que es 5.45 por ciento superior al mismo periodo pero de 2011 –año más lejano del que se tienen registros oficiales- cuando se contabilizaron 220 homicidios de este tipo. La historia se repite.

Apenas el fin de semana restaurantes, bares y locales comerciales de la costera bajaron sus cortinas por los enfrentamientos armados que se registraron en la zona turística. Ayer el Consejo de Seguridad Pública de México informó que en 2015 Acapulco se ubicó nuevamente como el municipio más violento del país –y la cuarta ciudad a nivel mundial- al registrar una tasa de 104 homicidios por cada 100 mil habitantes.

La respuesta no se hizo esperar y el presidente de uno de los operadores de agencias de viajes más importantes del mundo, Apple Leisure Group, aseguró que si la seguridad en el destino no mejora, más del 50 por ciento de los compradores que asistirían al Tianguis Turístico del próximo año, en Acapulco, no participarán.

Baja ocupación hotelera

Esta historia no es nueva para Acapulco. Desde mediados de 2009 y durante todo 2010, los crímenes, atribuidos a la delincuencia organizada en este destino, ocuparon las primeras planas de la prensa nacional e internacional y su ocupación hotelera se desplomó a rangos no conocidos para el destino.

Hasta 2010 no hubo registro de cifras oficiales que dieran cuenta de la violencia que se vivía en el puerto. Los números más recientes son de 2011, cuando el Sistema Nacional de Seguridad Pública contabilizó mil 8 homicidios dolosos.

Cifras del Sistema Nacional de la Información Estadística del sector Turismo (Datatur) muestran que en 2008 el puerto registró una ocupación hotelera promedio de 49.6 por ciento, mientras que para 2009 el porcentaje cayó hasta 34.7 por ciento.

El golpe más fuerte para los turisteros del destino llegó en marzo de 2010, cuando la entonces secretaria de Turismo, Gloria Guevara, anunció que a partir de 2011 el Tianguis Turístico -que durante 36 años consecutivos se había celebrado en Acapulco- ahora sería itinerante.

Lee también: EU prohibió a sus funcionarios viajar al puerto de Acapulco

En octubre de 2011 el gobierno encabezado por Felipe Calderón envió a cientos de soldados y policías adicionales a Acapulco, como parte del operativo "Guerrero Seguro", un programa que tenía por objetivo: contener y debilitar al crimen organizado, fortalecer a la policía local y reconstruir el tejido social.

Cuando entró en vigor este operativo Acapulco reportó que los homicidios vinculados con el narcotráfico habían crecido 357 por ciento en un año, según afirmó el propio Francisco Blake Mora, en ese momento titular de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Al cierre de 2011 Acapulco registró mil 8 homicidios dolosos, un año después la cifra incrementó a mil 170. En 2013 el operativo "Guerrero Seguro" parecía haber dado resultado, cuando los homicidios dolosos disminuyeron a 883, un año después la cifra seguía cayendo para cerrar en 590.

En 2011 la ocupación hotelera de Acapulco era de 37.6 por ciento, un año después logró repuntar a 41.2 por ciento. El ritmo de crecimiento no logró mantenerse y 2013 y 2014 cerraron con una ocupación promedio de 39.2 y 38.8 por ciento, respectivamente.

Más asesinatos

En materia de seguridad la recuperación también le duró poco a Acapulco, pues para 2015 la cifra de homicidios dolosos se disparó a 902 y en lo que va de 2016 el Sistema Nacional de Seguridad Pública ya registró 232 delitos de este tipo. 

Esto significa que, de enero a marzo de este año,  la tasa de crecimiento en homicidios dolosos ya es superior  a la que se tenía en 2011, un año después de que todo empezó.

A pesar de los problemas de inseguridad, Acapulco sigue representando el 70 por ciento de todo lo producido en Guerrero, uno de los estados más pobres del país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios