25 de Septiembre de 2018

México

La 'crisis' de Peña Nieto

Los problemas que el gobierno federal ha presentado en este inicio de año tienen al mandatario con un 25 por ciento de popularidad.

En su mensaje a la nación el mandatario lanzó el cuestionamiento '¿Qué hubieran hecho ustedes?', mismo que repicó entre las voces de la sociedad y no fue del todo bien recibido. (Notimex)
En su mensaje a la nación el mandatario lanzó el cuestionamiento '¿Qué hubieran hecho ustedes?', mismo que repicó entre las voces de la sociedad y no fue del todo bien recibido. (Notimex)
Compartir en Facebook La 'crisis' de Peña NietoCompartir en Twiiter La 'crisis' de Peña Nieto

Jacob García/ El País
CIUDAD DE MÉXICO.- La administración federal sufrió una de sus más tambaleantes semanas en sus cerca de seis años de gestión. El gasolinazo, el efecto Trump, Videgaray y su regreso, los saqueos y la inalcanzable violencia que vive el país, marcó un inició de año más que pésimo para los mexicanos y sus autoridades. Todo lo anterior ha repercutido en la figura del Ejecutivo, como relata la siguiente nota de El País: 

El mejor Enrique Peña Nieto, el telegénico político de los buenos tiempos que convenció a México y sedujo a un partido como el Revolucionario Institucional (PRI) con casi 90 años de historia, donde el colmillo forma parte del ADN, miró a la cámara, apuntó con la mano extendida y le preguntó al país: “¿Qué hubieran hecho ustedes?”.

Esa fue la frase estrella de un mensaje a la nación dedicado a explicar porqué no había más remedio que subir la gasolina un 20 por ciento. El epílogo a una semana negra que concentró en pocos días todos los males del país; los propios, los ajenos y los recién creados. El parón económico, la 'twitocracia' de Donald Trump y los saqueos.

Frente a cuatro banderas nacionales, de pie, y utilizando el tono enérgico de los mítines de antaño, Peña Nieto, de 50 años, insistió en que es imposible mantener “artificialmente” los actuales precios del combustible. La alternativa, dijo, sería cerrar escuelas y hospitales. 

Tal vez te interese: Veo a partidos queriendo tomar ventaja por el gasolinazo: Peña

Recordó también el abandono en que está sumida la paraestatal Pemex por culpa de “Gobiernos pasados”, lo que obliga a importar la mitad de la gasolina que se consume, en un país que extrae diariamente casi dos millones de barriles de petróleo.

Durante los casi ochos minutos que duró su intervención dijo comprender el “enojo” popular y repitió una decena de veces la palabra “unidad”.

Pero el vigoroso tecnócrata que llenaba plazas de toros y fue portada de la revista Time en 2014, tiene hoy una popularidad del 25 por ciento, una de las más bajas del continente, y sus palabras ya no seducen como antes.

A la misma hora que hablaba en televisión, los noticieros hacían recuento de daños tras cinco días de protestas. Para ello, las redacciones utilizaban un mapa de todo el país, similar al del clima, tratando de ubicar cientos de disturbios simultáneos. Una oleada violenta que se saldó con mil 500 detenidos y cientos de comercios afectados.

Sin embargo, los manifestantes pacíficos no estaban solos. Todos los partidos de oposición, la patronal, transportistas, -hasta la Iglesia y sectores del partido de gobierno- pidieron escalonar o suspender la medida. Según los expertos, el nuevo precio elevará la inflación hasta el 4.5 por ciento, lejos del 2.3 por ciento fijado por el Banco de México. Desde el lunes, además de la gasolina, el gas, la electricidad y el transporte son entre un 4 y un 20 por ciento más caros.

“El aumento fue la chispa que prendió la mecha. Se da en un contexto de hartazgo por la corrupción, la impunidad y los abusos de la clase política. La gente no olvida que antes de irse de vacaciones los diputados y altos funcionarios se aprobaron un escandaloso bono navideño de entre 200 mil y 500 mil pesos” explica María Amparo Casar, académica y presidenta de la asociación Mexicanos contra la corrupción.

“Tampoco es aceptable que se les escape el gobernador de Veracruz, Javier Duarte -en busca y captura desde hace tres meses tras ser acusado de más de 70 delitos de corrupción y lavado - y luego pedir a los mexicanos que se sacrifiquen” añade la politóloga.

La arma de Trump

A la tormenta perfecta se sumó también Donald Trump. Sin haber asumido todavía el cargo, el presidente estadounidense consiguió con un tuit que Ford detuviera su inversión de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí donde se crearían más de tres mil empleos. A Ford se sumaron Carrier, fabricante de aires acondicionados, General Motors y Toyota, amenazados con nuevos impuestos por fabricar en México.

Cada tuit de Trump es un misil a la autoestima y al motor económico del país. Tras desarrollar durante años una política de fomento a la inversión con la construcción de infraestructuras para conectar el centro del país con los principales puertos y la frontera con Estados Unidos, el octavo productor mundial de automóviles tiembla cada vez que Trump dispara ocurrencias en la red social.

Para hacer frente a todo ello Peña Nieto ha rescatado a su viejo amigo Luis Videgaray, a quien nombró canciller, tras haber sido cesado hace cuatro meses por promover un encuentro entre Trump y Peña Nieto que terminó en una humillación internacional. “Hemos llegado al surrealismo. Primero lo cesa y ahora vuelve a recuperar al hombre que permitió tan desafortunada visita. Está tan aislado que sólo se fía de Videgaray” sostiene Gerardo Esquivel, politólogo del Colegio de México. 

“No recuerdo una tensión en la calle similar a esta, ni siquiera durante la crisis de los 80 o la devaluación del 94. Se ha creado el caldo de cultivo perfecto para la explosión social” añade.

A dos años para terminar su mandato, Peña Nieto ha optado por la firmeza macroeconómica aún a riesgo de añadir más presión a la olla.

Distanciado de las clases populares por el recorte de gasto público, señalado por su tibieza ante la corrupción de los gobernadores y alejado de las clases medias por la subida de la gasolina, cuando Peña Nieto se plantó ante la cámara y dijo: “¿Qué hubieran hecho ustedes?”, su pregunta, sonó a derrota conocida, entre quienes llevan una semana recibiendo puntapiés a base de incrementos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios