19 de Septiembre de 2018

México

Para desahogar el AICM, Toluca es la única opción

Ante la saturación de vuelos en la terminal del DF, preparan incentivos para las aerolíneas que aterricen en el aeropuerto mexiquense.

El aeropuerto de la ciudad de Toluca sería el punto de arranque para fomentar el tráfico aéreo. (fuerza.com.mx)
El aeropuerto de la ciudad de Toluca sería el punto de arranque para fomentar el tráfico aéreo. (fuerza.com.mx)
Compartir en Facebook Para desahogar el AICM, Toluca es la única opciónCompartir en Twiiter Para desahogar el AICM, Toluca es la única opción

Agencias
GUADALAJARA, Jalisco.- A partir de enero de 2015 se aplicará un programa de incentivos, incluido la llamada “quinta libertad”, para las aerolíneas que busquen o estén operando en el aeropuerto de Toluca ante la saturación de la terminal aérea del Distrito Federal.

En el marco de la Reunión Nacional de Comunicaciones y Transportes, el titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Alexandro Argudín, dijo que hay interés de operadores internacionales por tener libertades adicionales en México y probablemente Toluca sea el primer punto de partida.

“Es decir, si una aerolínea asiática quiere tener operaciones con México y quinta libertad con otros países, muy probablemente Toluca sería el arranque para fomentar el tráfico", aseveró.

El directivo refirió que lo anterior se analiza ante la saturación de los slots (horarios de aterrizaje y despegue) del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM), lo que implica que la terminal mexiquense sea la única alternativa.

Una oportunidad

Tras participar en la mesa “El desarrollo aeroportuario”, explicó que la quinta libertad implica que una aerolínea de un tercer país aterrice en México y cargue pasajeros para trasladarlos a otra nación.

El término alude a la norma número cinco de las que incluye el Derecho Aeronáutico en el rubro de Libertades Comerciales, y se refiere al derecho de una aerolínea de hacer una escala en un país intermedio para tomar y desembarcar pasajeros, correo y carga en su trayecto hacia un tercer país.

Respecto a la posibilidad de que las aerolíneas mexicanas pierdan competitividad ante dicha situación, consideró que éstas deberán aprovechar la oportunidad, ya que será tanto a nivel nacional como internacional.

A su vez, el director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), Gilberto López Meyer, mencionó que es viable que los incentivos para la terminal de Toluca no sean totalmente económicos, ya que hay algunos como el de otorgar algunas facilidades.

"Si hay algunas solicitudes de vuelo que no se puedan hacer a la ciudad de México, o que no haya slots o porque ya no haya permisos disponibles respecto al convenio bilateral, entonces la opción podría ser Toluca", indicó.

Alternativa real

Refirió que actualmente por los convenios sólo dos empresas pueden tener operaciones entre países, aunque si existe la opción de la terminal mexiquense, "no le estamos haciendo daño a nadie", porque se estará generando un nuevo vuelo.

"Estamos conectando a dos ciudades que de otra manera no estarían conectadas nunca. México no está peleado con las quintas libertades, en realidad en los convenios bilaterales existen y en algunas ocasiones se otorgan, aunque no están en los convenios, siempre y cuando le convengan al país", abundó.

En este sentido, Alexandro Argudín reiteró que ante la saturación del AICM la mejor alternativa real es el aeropuerto de Toluca.

Sobre el dictamen del estudio sobre la ampliación del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, López Meyer dijo que estará listo a más tardar a finales de este año.

"Estamos a poco tiempo de anunciar qué se hará, aún no estamos en condiciones de hacerlo, pero sí ratificar que estamos trabajando a todo vapor en ello para tener muy pronto una decisión", afirmó.

El funcionario expresó que hay varias instalaciones del actual aeropuerto que se podrían seguir usando, como el Centro de Control de Tráfico Aéreo, las instalaciones del almacenamiento de combustible, el turbosinoducto, estacionamientos, hoteles, helipuerto, entre otros.

Sin embargo, existen otras instalaciones que no se podrán utilizar debido a que no son factibles con la ampliación, pero eso, insistió, es lo que se define en los estudios.

Versión modesta

López Meyer explicó que el “cuello de botella” en el aeropuerto capitalino se encuentra en las pistas, por ello se debe construir una o dos más en una "versión modesta".

Asimismo, detalló que entre las alternativas que se analizan están la de utilizar las pistas actuales o sustituirlas por otras más separadas que permitan operaciones simultáneas.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Zárate, expuso a su vez que la decisión de ampliar el AICM, que es inaplazable, es una cuestión de Estado y no política.

"No es un proyecto para poner en riesgo el prestigio del país, porque será una de las obras más importantes que se construya en el mundo”, argumentó.

De ahí que se tenga que continuar con los estudios que den la certidumbre y eso llevará el tiempo que se tenga que llevar, insistió.

En su opinión, se tiene que cuidar el aspecto social y medio ambiente para ver si es viable, y pese a la impaciencia de los constructores, el gobierno debe ser cauto y tener la mejor decisión para el país.

(Información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios