23 de Septiembre de 2018

México

Alcalde de Cocula no sabía que estaba reunido con un capo

Erick Ulises Ramírez Crespo, quien estuvo arraigado por la PGR tras ser detenido con un líder de Guerreros Unidos, dijo que su secretario particular le arregló la cita.

Oficialmente,  Erick Ulises Ramírez Crespo vivió 43 días en cautiverio, 4 en las instalaciones de la SEIDO. (Milenio)
Oficialmente, Erick Ulises Ramírez Crespo vivió 43 días en cautiverio, 4 en las instalaciones de la SEIDO. (Milenio)
Compartir en Facebook Alcalde de Cocula no sabía que estaba reunido con un capoCompartir en Twiiter Alcalde de Cocula no sabía que estaba reunido con un capo

Rogelio Agustín/Milenio
CHILPANCHINGO, Guerrero.- A pocas horas de abandonar la casa de arraigo en la que pasó 39 días sujeto a investigación, Erick Ulises Ramírez Crespo, se desmarcó de cualquier vínculo con la delincuencia organizada y confirmó su pretensión de regresar a la presidencia municipal de Cocula, de la que se separó el 10 de noviembre por medio de una licencia por tiempo indefinido.

Ramírez Crespo dejó la casa de arraigo de la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) a las 23:00 horas del jueves 10 de diciembre.

El alcalde fue detenido en Cuernavaca, Morelos, el 29 de octubre cuando estaba con Adán Zenén Casarrubias Salgado, "El Tomate", presunto líder de Guerreros Unidos y hermano del jefe máximo de esa organización criminal, Sidronio Casarrubias Salgado, "El Chino".

Hasta la fecha, el primer edil con licencia sostiene que desconocía que estaba sentado con Adán Zenén Casarrubias Salgado, uno de los principales líderes de Guerreros Unidos.

Solo quería una tienda y un cine para Cocula

Ramírez Crespo sostiene que está "completamente libre, sin ninguna reserva de ley", pues asegura que no existe nada que lo relacione con alguna organización criminal.

"Me revisaron de pies a cabeza y de todo; cuentas bancarias no me hallaron porque solo tengo una tarjeta de débito con 14 mil pesos, vehículos, terrenos, casas y quedó claro que de eso no tengo nada porque siempre me he dedicado a ayudar a la gente, por eso es que la gente me ha respaldado hasta el final", aseveró.

También dijo que le revisaron las llamadas registradas en su teléfono celular, las charlas de Facebook y Wathsapp sin que se le detectara nada que lo relacionara con Guerreros Unidos.

Respecto a cómo se desarrolló su detención, dijo que todo se generó a partir de un engaño.

"Mi secretario particular (Benjamín García) me gestionó una entrevista con un supuesto empresario, con él quería platicar sobre la posibilidad de bajar una tienda Oxxo en Cocula, una bodega Aurrera y si es posible una instalación de Cinépolis. Esa persona me dijo que tenía contactos con Chedraui, estábamos platicando de eso y pedimos de comer cuando llegó la PGR y el batallón de Cuernavaca", explicó.

Precisó que él y su secretario particular solamente quedaron detenidos en calidad de testigos, que nunca se les tuvo como indiciados.

A 43 días de la detención, dijo que se tuvo el tiempo necesario para revisar sus propiedades y el entorno en que se desenvuelve, el resultado es que no encontraron elementos para imputarlo.

Erick Ulises Ramírez desestimó la posibilidad de que su secretario particular le haya tendido alguna trampa, pero no descartó que eso haya estado en los planes del supuesto líder del Guerreros Unidos.

PRD le traicionó

Comentó que regresará a Cocula entre domingo y lunes de la próxima semana, para el martes podría presentar al Congreso la solicitud de que se le reincorpore al cargo para el que fue electo el 7 de junio del presente año.

Respecto a la forma en que algunos integrantes del PRD manejaron la situación, dijo que algunos militantes connotados le dieron la espalda.

"No cabe duda, cuando estás arriba como presidente municipal todo mundo se te acerca, pero cuando hay un resbalón todo mundo se aleja. El PRD se deslindó de mí, no me brindó apoyo y se desmarcó totalmente y ese fue un error, no analizaron como estaba la situación para tomar una decisión razonada".

Reconoció que hubo algunas personalidades que no se dejaron llevar por la inercia, como la secretaria general del CEN, Beatriz Mojica Morga, el senador Sofío Ramírez Hernández y el diputado federal Ricardo Barrientos, quienes ejercieron presión para que se le garantizara un proceso justo.

"Es indudable, la cúpula del PRD me dio la espalda pero el pueblo me respaldó", dijo.

Sin embargo, dijo que no se siente traicionado por el partido, ya que la base tuvo el cuidado de esperar a que se desahogaran las investigaciones.

Anticipó que su regreso a Cocula estará enmarcado por una fiesta popular.

Confía en la SEIDO

Al igual que otros alcaldes de la entidad, dijo que ha recibido presiones por parte de la delincuencia, aunque no les dio importancia en un principio, lo sucedido el 10 de noviembre le obligará a tomar medidas preventivas.

Reconoció que recibió un buen trato por parte del personal de la SEIDO, de tal suerte que ahora tiene elementos suficientes para depositar su confianza en dicha institución del gobierno federal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios