23 de Septiembre de 2018

México

'Bullying me llevó a un intento de suicidio'

La familia y voluntad es clave, no esperemos todo del gobierno, dice quien nació sin brazos ni piernas.

La burla que le hacían en la escuela era la razón por la cual el ahora orador motivacional Nick Vujicic se quería suicidar, e intentó hacerlo. (Notimex)
La burla que le hacían en la escuela era la razón por la cual el ahora orador motivacional Nick Vujicic se quería suicidar, e intentó hacerlo. (Notimex)
Compartir en Facebook 'Bullying me llevó a un intento de suicidio'Compartir en Twiiter 'Bullying me llevó a un intento de suicidio'

Agencias
México, 5 May. (Notimex).- La burla que le hacían en la escuela era la razón por la cual el ahora orador motivacional Nick Vujicic se quería suicidar, e intentó hacerlo, "¿cuántos jóvenes más se van a suicidar por causa del bullying?, preguntó, y tras superar la discriminación decidió vivir "ridículamente feliz", pese a haber nacido sin brazos ni piernas.

Nick de 30 años, casado y con un bebé de cinco meses, recordó en entrevista exclusiva con Notimex que en su niñez y adolescencia era constante el bullying por su condición.

En una ocasión, un compañero en la escuela gritó su nombre, entonces, "le pregunté por qué haces eso?, reacción que me costó tres semanas para asumir esa valentía y enfrentarlo, pero lo hice y me respondió, ¿realmente te lastima?; me tomó humildad para decir ¡sí me duele!"

"Y es que algunas personas hacen burla porque creen que es chistoso, algunas lastiman y controlan a otros porque ellos son controlados por otros y están lastimados; de cualquier manera, el bullying no es bueno"; alertó el australiano, hoy orador motivacional, que además ha publicado dos libros.

Nick Vujicic, quien nació sin extremidades y hasta ahora sin explicación científica alguna del por qué, aclaró que quien lo salvó de su discapacidad no fue el dinero o el gobierno de su país; sino el apoyo de su familia.

El joven, de origen australiano y que actualmente vive en Los Ángeles, Estados Unidos, explicó que para ir a la escuela, el gobierno de su país no le dio opciones para poder ir a la universidad.

"Los australianos ayudaron a australianos y a través de organizaciones sin fines de lucro, la gente le dio la oportunidad de tener una mejor calidad de vida. Y es que si esperas que el gobierno lo haga todo, vas a esperar mucho tiempo, por eso digo que necesitamos poner fe en acción y hacer algo los unos por los otros", comentó.

"Si no fuera por mi familia, no estaría aquí; porque desde el principio la sociedad que yo miraba me desanimaba; y al gobierno le tomó mucho tiempo darse cuenta que podía ir a una escuela grande", expuso.

Respecto a México, consideró que no es mejor ni peor que otros gobiernos en el manejo de este tema; de hecho, "me siento honrado de estar en México tantas veces, para un país que necesita apoyo, inspiración, entonces voy a continuar regresando cada año".

Nick, quien además es evangelista, pulcramente vestido y con una amplia sonrisa, dijo que su fuerza para salir de las depresiones en las que ha caído, ha sido Dios; pero ¿para quienes tienen problemas y no fe?, se le cuestionó.

"Algunas personas que no tienen fe en Dios, esa es su decisión y si yo no hubiera elegido tener fe en Dios hubiera dependido de mi propia fuerza interna; intenté eso pero no funcionó, no era lo suficientemente fuerte; no puedo sanar mi propio corazón, no puedo borrar lo del pasado, ignorar el futuro, no puedo", expresó.

De acuerdo con Nick, quien escribe con la boca y maneja una silla especial con un pequeño pie con dos dedos, que le ayuda a mover el aparato que lo transporta, dijo que hay gente que no tiene fe en Dios, quizá porque fueron ofendidos por personas que si tenían fe.

O bien continuó, "Dios no les hace sentido o creen que Dios nos da dolor, pero si alguien piensa eso, no conocen la verdad", abundó.

En este sentido, Nick, quien estudió dos carreras, dijo que admira a Phil Toth, de San Diego, quien murió por la enfermedad de ALS; recordó que en su caso los doctores decían que sólo tenía tres meses de vida, pero vivió cinco años.

"No podía hablar, no podía caminar, no podía moverse, sólo su cabeza un poco y tenía una tecnología láser donde podía teclear una computadora con mover la cabeza", mencionó.

Comenzó una página web y ayudó a mucha gente, no podía platicar, cerraba los ojos para teclear el alfabeto y decirme lo que quería decir, pero "su sonrisa cambió mi vida, y dije ¡wow!, si este hombre está animando a personas, entonces qué estoy haciendo yo?".

Dos años antes de que muriera lo conocí, agregó Nick, "él me inspira hasta ahorita, y recuerdo siempre esa sonrisa. Entonces, definitivamente él, pero la persona que más me inspira en la vida, y siempre va a ser desde aquí hasta adelante es mi esposa", agregó.
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios