23 de Septiembre de 2018

México

Ambulantes del D.F. también preparan su Buen Fin

Con carteles en las principales avenidas, los informales buscan atraer a los clientes y aprovechar la euforia por las compras.

Confianza en que las calles y los tianguis estén repletos de clientes. (Nelly Salas/Milenio)
Confianza en que las calles y los tianguis estén repletos de clientes. (Nelly Salas/Milenio)
Compartir en Facebook Ambulantes del D.F. también preparan su Buen FinCompartir en Twiiter Ambulantes del D.F. también preparan su Buen Fin

Agencias
MÉXICO, D.F.- No solo las grandes tiendas y empresas trasnacionales estarán dentro de El Buen Fin, sino también los comerciantes ambulantes de la zona centro y poniente del Distrito Federal, según informó el sitio web de Milenio.

Los comerciantes de esas zonas se alistan para participar en el programa, por lo que hacen los últimos preparativos. Los dirigentes de las diversas organizaciones encargaron a sus agremiados que fueran viendo qué descuentos pueden hacer para incrementar las ventas y la afluencia de clientes.

De acuerdo con información de los diferentes negocios, las ofertas que se lanzarán para el próximo fin de semana irán desde 10 hasta 50 por ciento en todo tipo de ropa, mochilas y tenis, incluso se instalaron varias pancartas en las principales avenidas para informar al público.

Con el programa de promociones, los comerciantes de las zonas mencionadas esperan incrementar sus ventas para que se junten con la temporada decembrina, cuando la comercialización también es alta.

La colocación de pancartas ha despertado la curiosidad de los transeúntes, pues varios se acercan a los negocios a preguntar si en verdad se realizará El Buen Fin y qué ofertas podrán encontrar.

Los carteles con publicidad del programa donde se anunciarán los descuentos son vendidos por personas de la zona que se dedican a la serigrafía.

A dos días de que inicie El Buen Fin ambulante, los negocios alistan preparativos, sacan mercancía y están a la espera de que las calles de la ciudad se inunden de clientes.

En tanto, Alfredo Castillo Cervantes, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, dijo que ya se publicaron los precios de los productos que se están comercializando desde semanas previas en las principales tiendas comerciales y departamentales, con el objetivo de que la gente los compare y vea si realmente adquieren un producto con descuento.

Al respecto, la coordinadora general de Educación y Divulgación de la dependencia, Noreli Domínguez Acosta, señaló que estos precios se pueden encontrar en la página www.consejos.profeco.gob.mx, en ella darán a conocer los costos de los principales productos eléctricos y electrónicos, ropa y zapatos, que registraron desde el 1 de noviembre.

“Tenemos registrados precios de 62 modelos de televisores, de más de 30 estufas, refrigeradores y microondas, puesto que los productos eléctricos y electrónicos son los segundos más consumidos en las ofertas”, afirmó.

Subrayó que en el caso de los televisores, los consumidores deben tener cuidado, puesto que algunos productos que estarán a la venta no tienen la capacidad para captar la señal digital a partir de diciembre de 2015, por lo que quienes los compren tendrán que hacer un gasto de entre 650 y 1200 pesos para el convertidor de señales, para cuando se dé el llamado apagón analógico.

Con descuentos hasta de 50% se perfilan para este fin de semana en los tianguis y puestos informales del Centro Histórico de la Ciudad de México

Agregó que, de igual forma, la dependencia recomienda revisar la ley de publicidad engañosa, para saber cuándo se incurre en una falta, misma que también está disponible para proveedores en el portal señalado.

La funcionaria federal afirmó que siempre es mejor preferir los descuentos directos a los productos, y no los plazos a meses sin intereses, puesto que en el primero se hace un descuento real al producto y en los segundos solo se incurre en una deuda prolongada.

Domínguez Acosta dijo que en el Buen Fin de 2012 la dependencia recibió 98 denuncias por malas prácticas, así como 81 quejas de consumidores, las cuales en su mayoría fueron por publicidad engañosa y no respetar los términos de las promociones.

Un mal comienzo

La euforia desatada en la primera edición del Buen Fin en 2011 llevó a muchos a abusar de ofertas y promociones, por lo que a algunos, como Pedro, les costó caro.

Confiado en la estabilidad de sus finanzas, Pedro aprovechó al máximo cada una de las ofertas que se encontró en su camino, al grado de llevar al límite su tarjeta de crédito, con lo que sus ingresos únicamente le alcanzaban para hacer el pago mínimo.

Con la tranquilidad de que había comprado a meses sin intereses, jamás se preocupó por realizar pagos más allá, hasta que cierto día el mundo se le fue encima y se encontró con que había perdido el empleo; muy pronto su capacidad de pago se vio totalmente disminuida y durante tres meses no pudo hacer pago alguno.

Una vez que recuperó su fuente de ingresos y quiso ponerse al “corriente en su deuda”, se dio cuenta de que la institución bancaria había agregado cierto monto por cargos y ya no era suficiente el pago mínimo, sino que se le exigía liquidar por completo su saldo, por lo que optó por dejar de pagar.

Al día de hoy su deuda asciende a 150 mil pesos y no tuvo más opción que recurrir a una empresa especializada en negociar deudas, “que esto se hubiera evitado de no haber ido a El Buen Fin, la verdad es que sí”, dijo.

Para Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Resuelve tu Deuda, tras la primera edición del programa, una de las principales preocupaciones para el sector fue precisamente el tema del sobreendeudamiento, dado que con tal de aprovechar las rebajas, las personas hacían compras innecesarias.

La preocupación era ver cómo las personas no tenían para pagar su deuda, por lo que se debe recordar que “una oferta que no se necesita, no es una oferta, es un gasto”, aseguró el directivo de la reparadora de deuda, en entrevista con MILENIO.

Gasto responsable
  • Scotiabank recomienda al consumidor cuidar su gasto, de tal forma que éste pueda ser cubierto sin que haya un desbalance en el presupuesto familiar.
  • Es importante hacer énfasis entre los usuarios sobre el gasto responsable con tarjeta de crédito, pues ese dinero nunca debe considerarse un ingreso adicional.
  • Resuelve tu Deuda sugiere que antes de pensar en las compras, primero se debe hacer conciencia de si se cuenta con un fondo de emergencia que permita subsistir en caso de eventualidades, como la pérdida de empleo o sufrir un percance que implique hospitalización.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios