21 de Septiembre de 2018

México

Analizan cómo solucionar falta de consejero del IFE

El problema es que se requieren los votos de las dos terceras partes de los diputados para hacer la designación: Luis Carlos Ugalde.

Sergio García Ramírez renunció al IFE el 1 de febrero del presente. (Notimex/Archivo)
Sergio García Ramírez renunció al IFE el 1 de febrero del presente. (Notimex/Archivo)
Compartir en Facebook Analizan cómo solucionar falta de consejero del IFECompartir en Twiiter Analizan cómo solucionar falta de consejero del IFE

Agencias
MÉXICO, D.F.- La crisis político-jurídica generada por la falta del nombramiento del consejero electoral del Instituto Federal Electoral (IFE), tiene al menos dos posibilidades de solución: una inmediata, si los partidos renuncian al "cuotismo" y otra a futuro, con una reforma legal que prevea casos como este.

En caso contrario, continuará el conflicto o tendrá una salida "indeseable" para todos los involucrados, de acuerdo con el análisis de los especialistas en asuntos electorales, Luis Carlos Ugalde, exconsejero presidente del IFE, y Eduardo Huchim, periodista, escritor y exconsejero del IEDF.

La pugna proviene de la omisión de la Cámara de Diputados para nombrar al consejero del IFE que debe ocupar el lugar que dejó vacante Sergio García Ramírez, al renunciar en febrero pasado, dio a conocer Notimex.

Diputados del PRI recurrieron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para denunciar la omisión, lo que provocó que el tribunal emitiera una sentencia en la que ordenó a la Cámara de Diputados convocar a un período extraordinario para culminar la elección del consejero faltante.

Consenso forzoso

El problema, señaló Luis Carlos Ugalde es que, de acuerdo con la Constitución, se requieren los votos de las dos terceras partes de los diputados para hacer la designación y si no se logra el consenso, pues no habrá nombramiento.

Los diputados tienen que acatar la sentencia del tribunal, pero no están obligados a lo imposible, ante la falta de consenso y si no se logran los votos necesarios, no hay salida posible con el actual marco regulatorio, subrayó el exconsejero Presidente del IFE.

Ante la imposibilidad material y política de que el Congreso alcance los votos que exige la Constitución, una salida posible, es reformar las normas jurídicas, para prever escenarios y como este, y establecer, por ejemplo, que ante la falta de consenso de los Diputados, la decisión del nombramiento pase a otra instancia, dijo Luis Carlos Ugalde.

Ciertamente es una posibilidad de elección para evitar en el futuro escenarios de indefinición, porque en las condiciones actuales no hay manera de asegurar que el Congreso cumpla con oportunidad con el mandato legal de hacer designaciones como la de los consejeros del IFE.

Sin embargo, para Eduardo Huchim si hay otra salidas reales e inmediatas para conjurar una crisis como esta: bastaría con que los partidos políticos renuncien expresamente y en los hechos al "cuotismo" para la designación de los consejeros.

En el fondo, explicó, el problema es que el PRI quiere tener la capacidad de nombrar a un consejero identificado con el partido, considerando que se trata de sustituir una vacante que les pertenece, pues se trata de sustituir a un consejero que era parte de su cuota.

Agregó que los otros partidos, el PAN y el PRD, jamás aceptarán esa pretensión, porque en este arreglo al PRI le correspondería nombrar también a otros dos consejeros de los cuatro que se renovarán también en el próximo mes de octubre.

"Entonces, si el PRI nombra al actual consejero para la vacante que dejó Sergio García Ramírez, más los dos que le tocarían en octubre, más los que ya tiene, tendrían la mayoría absoluta de consejeros en el seno del IFE, lo que jamás permitirán los otros partidos", señaló.

Aclaró que si usa este tipo de lenguaje, para hablar de la pertenencia de los consejeros a los partidos, es porque es el mismo lenguaje que utilizan los propios partidos en sus negociaciones.

Distribución

En este contexto, dijo que si se mantiene el actual arreglo, lo más sensato es que los partidos negocien en octubre la distribución conjunta de las cinco posiciones que estarán vacantes para entonces, la actual y las cuatro que se producirán en octubre.

Si hubiera una renuncia expresa al "cuotismo" y se eligiera a consejeros independientes de los partidos, sería posible nombrar ahora de inmediato al consejero faltante para cumplir la sentencia del tribunal electoral, lo que además facilitaría nombrar a otros cuatro consejeros, también independientes de los partidos, en octubre próximo, explicó Eduardo Huchim.

La posibilidad de que ante la falta de consenso en la Cámara de Diputados, el Tribunal Electoral nombrara al consejero faltante, como lo han sugerido algunos priistas, es un escenario "indeseable" para todos los involucrados, la Cámara de Diputados, los partidos políticos y para el propio tribunal.

Señaló que teóricamente es posible, pues ya hay antecedentes en ese sentido, aunque se trata de nombramientos para órganos electorales estatales, y luego de reiterados y sistemáticos incumplimientos de resoluciones emitidas por tribunales; tratándose de la autoridad federal electoral el asunto es más delicado, pues se sentaría un precedente indeseable, reiteró.

Por ello, consideró que en este caso el TEPJF se excedió al ordenar la celebración de una sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados, sin valorar que el órgano legislativo se encuentra en receso y no se puede garantizar la votación requerida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios