23 de Febrero de 2018

México

Aprovechó su don de imitar para extorsionar a su patrón

Tras conocer la situación económica de su patrón, Enrique Alvarado Vázquez realizó un plan para sacarle dinero a si jefe.

Imagen de la Procuraduría del DF que muestra a Erick Alfonso Carmona Morales, Enrique Alvarado Vázquez y Claudia Bautista Garfias, acusados de extorsión agravada en pandilla. (Pgjdf)
Imagen de la Procuraduría del DF que muestra a Erick Alfonso Carmona Morales, Enrique Alvarado Vázquez y Claudia Bautista Garfias, acusados de extorsión agravada en pandilla. (Pgjdf)
Compartir en Facebook Aprovechó su don de imitar para extorsionar a su patrónCompartir en Twiiter Aprovechó su don de imitar para extorsionar a su patrón

Jesús Badillo/Milenio
MÉXICO, D.F.- Fue en 2013 cuando Carlos decidió darle una oportunidad a Enrique al darle trabajo en el salón de fiestas de su propiedad, pero nunca imaginó lo que esa decisión le provocaría.

Enrique Alvarado Vázquez tenía la habilidad para imitar voces de cantantes y la aprovechó para extorsionar al dueño del salón de fiestas donde presentaba su show en la Ciudad de México.

En 2013 Enrique llegó a pedir trabajo al salón de fiestas ubicado en la zona de Tlalpan. Sabía imitar a cantantes y su show podía entretener a los invitados a eventos como bodas, XV años, y otros. Carlos, nombre que se usa para cubrir la identidad del dueño del negocio, lo contrató.

El tiempo que trabajó en ese lugar le permitió conocer que el dueño tenía una buena situación económica... y comenzó a fabricar un plan para extorsionarlo. En febrero de 2014 lo ejecutó, según información de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (Pgjdf).

Enrique usó su habilidad de fingir voces. Llamó a su patrón, engrosó la voz para que no lo reconociera y le exigió dinero con el chantaje de que conocía dónde estaba su negocio, quiénes eran sus familiares, dónde vivían y lo que hacían. Si no le daba el dinero, amenazó, lo iba a atacar.

Enrique Alvarado Vázquez fue detenido junto con sus dos cómplices Erick Alfonso Carmona Morales y Claudia Bautista Garfias

Carlos no reconoció la voz, incluso en su declaración dijo que comenzó a recibir llamadas telefónicas de "individuos exigiéndole dinero".

El dueño del salón entregó el dinero para no ser víctima de algún atentado, hizo depósitos a las cuentas bancarias que le decían los extorsionadores. No sabía que algunas cuentas eran de su imitador de voces en el salón. No fue una ni dos veces que lo chantajeó. Fueron más de 10, dijo una fuente de la Procuraduría capitalina.

Algunas otras cuentas bancarias donde se depositó el dinero estaban a nombre de Claudia Bautista Garfias, de quien la Procuraduría presume es cómplice.

En una ocasión el extorsionador citó a su víctima en un centro comercial. Su cómplice Erick Alfonso Carmona Morales recogió personalmente el dinero sin saber que Carlos ya había denunciado y que había en marcha un operativo de seguridad y vigilancia para detenerlo.

La Procuraduría capitalina capturó en flagrancia a Erick. Según la dependencia, él aceptó que participó en la extorsión y el 16 de marzo fue consignado ante un juez Penal del Reclusorio Preventivo Norte.

Claudia Bautista fue detenida en calles de la colonia San Rafael Azcapotzalco y la autoridad detectó que su cuenta bancaria recibió varios depósitos de la extorsión, en febrero y marzo de 2014, por lo que fue encarcelada en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla.

Enrique fue arrestado en avenida Insurgentes Sur. La Procuraduría lo acusó de simular varias voces e intimidar a su jefe para sacarle dinero, por lo que fue consignado ante un juez del Reclusorio Preventivo Oriente. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios