22 de Febrero de 2018

México

'Cada rebozo se lleva parte de mi imaginación y de mis ojos'

Rosario Núñez, una artesana del Estado de México, recibió orgullosa el Galardón Presidencial 'Gran Premio de Arte Popular 2016'.

El presidente Enrique Peña Nieto bromea con la artesana Rosario Núñez Flores, en Los Pinos. Atrás, el rebozo que le valió ganar el Galardón Presidencial, la categoría más importante del Concurso Nacional, Gran Premio de Arte Popular 2016. (Fotos: presidencia.gob.mx)
El presidente Enrique Peña Nieto bromea con la artesana Rosario Núñez Flores, en Los Pinos. Atrás, el rebozo que le valió ganar el Galardón Presidencial, la categoría más importante del Concurso Nacional, Gran Premio de Arte Popular 2016. (Fotos: presidencia.gob.mx)
Compartir en Facebook 'Cada rebozo se lleva parte de mi imaginación y de mis ojos'Compartir en Twiiter 'Cada rebozo se lleva parte de mi imaginación y de mis ojos'

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- "A la edad de 10 años, mi mamá empezó a enseñarme a empuntar los rebozos. Hoy, tengo 42 años, y tejo rebozos y hago puntas o rapacejos, como quieran llamarlas. Eso es lo que más me gusta hacer".

Esto dijo Rosario Núñez Flores tras recibir de manos del presidente Enrique Peña Nieto el Galardón Presidencial, la categoría más importante del Concurso Nacional, Gran Premio de Arte Popular en su edición 2016.

"Cada punta que hago, sencilla o difícil, como la del rebozo que ganó, que está hecho de cordón partido, se lleva parte de mi imaginación y de mis ojos. Ahora, ya no puedo entorchar chaquira en el rapacejo, porque el brillo me deslumbra. Pero ya me dijeron en Fonart que me van a ayudar, con lentes y una lupa, porque cuando pongo la chaquira, me da gusto y puedo obtener muchos colores".

Rosario, quien el pasado miércoles recibió su premio de manos del presidente Enrique Peña Nieto, dijo sentirse “feliz y orgullosa de esa distinción” y que no sabe si llegó tarde o temprano el galardón, “lo significativo es que llegó”.

En entrevista telefónica con Notimex, la artesana, originaria de Tenancingo, Estado de México, afirmó con gran efusividad: “Estoy muy contenta porque me felicitó el Presidente. Me dijo que siguiera, que no lo dejara (su actividad artesanal). Por eso estoy con toda mi familia festejando, pues ellos no pudieron asistir a la premiación”.

Vehemente, aseguró que sus conocimientos son una herencia familiar porque ella aprendió el arte de entrelazar el algodón de su madre y ésta, a su vez, de la suya. Hoy, Rosario Núñez enseña su técnica a su hija para que también ella continúe con la tradición familiar y por qué qué no, que algún día puedan reconocer su destreza.

No obstante, dijo que le gustaría que así como ella, otras mujeres se dedicaran al arte popular para no dejar perder las costumbres y tradiciones mexicanas.

Y es que, expuso, “las niñas ya no quieren hacer rebozos, ya no quieren saber de esta labor porque, dicen, es un trabajo muy matado”.

El rebozo de Rosario fue elegido como el mejor de entre 2,200 piezas que participaron en el certamen y fue exhibido durante la ceremonia en Los Pinos

Núñez Flores sostuvo que su trabajo es pesado, pues luego de cinco horas diarias de estar agachada haciendo rebozos, le duele la espalda; además tarda de tres a cuatro meses en terminar una pieza para después poder venderla.

“No hago muchos rebozos al año, entre dos y tres”, dijo la artesana y admitió que ésta no es su principal fuente de ingresos, ya que “me dedico a vender y a hacer otras cosas para ayudar con los gastos de la casa”.

Al preguntarle a qué edad aprendió el arte de entrelazar el algodón, la recién galardonada señaló que a la edad de 10 años aprendió a plasmar en sus rebozos su vida sencilla.

Relató que su inspiración le viene del campo, “es muy bonito porque hay muchas flores, muchos árboles. Encuentra uno la guía perfecta de inspiración. Es ahí (en el campo) donde uno encuentra más que nada imaginación para ver lo que uno va a plasmar en un lienzo y además lo hago con gran entusiasmo”.

El miércoles, la artesana mexiquense recibió de manos del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el Galardón Presidencial, la categoría más importante del Concurso Nacional, Gran Premio de Arte Popular. 

Rosario habló en la ceremonia a nombre de los artesanos ganadores. Dijo que "con el dinero de mi premio podré comprar un lote en donde fincar poco a poco a una casita en donde viva con mi esposo y con mis hijos", y agradeció al Presidente "que nos haya recibido aquí, en su casa". 

 

Su trabajo sobre algodón fue elegido como el mejor de entre 2 mil 200 piezas que participaron en el certamen y fue exhibido durante la ceremonia en la residencia oficial de Los Pinos, junto con 44 piezas que también resultaron ganadoras pero en otras categorías.

El premio

  • Con el galardón que reconoce la maestría de su trabajo artesanal, Rosario Núñez, recibirá a través del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), un premio de 125 mil pesos que, dijo, compartirá con su familia.

El Presidente de México en la foto oficial con los artesanos ganadores del Concurso Nacional, Gran Premio de Arte Popular 2016.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios