16 de Diciembre de 2017

México

ASA perdió 1,734 mdp por crisis de aerolíneas

La quiebra de Mexicana de Aviación, Aviacsa y Aerocalifornia, entre otras, generó una afectación en el patrimonio de la paraestatal: experto.

Adeudo de aerolíneas. (Milenio)
Adeudo de aerolíneas. (Milenio)
Compartir en Facebook ASA perdió 1,734 mdp por crisis de aerolíneasCompartir en Twiiter ASA perdió 1,734 mdp por crisis de aerolíneas

Agencias
MÉXICO, DF.- Las quiebras de aerolíneas registradas en los últimos 12 años en México y Estados Unidos causaron graves afectaciones al sector aéreo y enormes pérdidas económicas a las arcas del erario.

Uno de las líneas de negocio de la paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) es la venta de combustible a las empresas de la industria, las cuales, al cesar operaciones por sus problemas financieros, han dejado deudas difíciles de cobrar por más de mil 734 millones de pesos, según informa Milenio.

Las aerolíneas que más pasivos tienen con el gobierno por este concepto son Compañía Mexicana de Aviación (mil 303 millones de pesos), Consorcio Aviacsa (257 millones de pesos) y Aerocalifornia (160 millones de pesos), de acuerdo con información de ASA.

“Es un detrimento patrimonial bastante considerable. No solo a la paraestatal (ASA), sino a la cadena financiera que existe detrás de ella, además de la cantidad de impuestos que dejan de pagar por el combustible”, afirmó Alejandro Zendejas, académico del Tecnológico de Monterrey (TEC).

El especialista explicó que el perjuicio fiscal es porque cuando ASA vende el combustible lleva una proporción de IVA y ese impuesto deja de entrar.

Las otras aerolíneas que han causado pérdidas económicas al gobierno son Líneas Aéreas Azteca ( 6 millones 430 mil pesos), Aerolíneas Mesoamericanas (5 millones 57 mil pesos) y la estadunidense ATA Airlines (un millón 965 mil pesos).

Otra de las consecuencias que generan estas deudas tan altas, es que el gobierno tiene mayor dificultad para invertir en el sector aéreo, pues “con este peso administrativo al interior de la paraestatal tiene que buscar recursos que le permitan cubrir ese hueco, porque ASA tiene que seguir operando”, explicó Alejandro Zendejas.

El especialista del TEC señaló que el escenario es más grave, porque el gobierno, a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), puede evitar estos adeudos, ya que cuenta con la facultad revisar los estados financieros de las aerolíneas y darse cuenta que una empresa del sector está a punto de la quiebra.

“La quiebra de Mexicana de Aviación no fue de la noche a la mañana, tuvo que pasar toda una seria de procesos escalonados. Fue algo paulatino, la DGAC debe estar informada y para eso se le ordena que haga verificaciones a las compañías. Es el mismo gobierno el que se puso la soga al cuello al no desempeñar adecuadamente su labor”, indicó el catedrático.

Asimismo, mencionó que de poco sirve que ASA pida garantías ante eventuales quiebras en las aerolíneas, ya que los activos de las empresas en ese momento son mínimos.

“No son de gran utilidad por la serie de acreedores formados; los primeros en cobrar son el fisco federal y luego los trabajadores. Yo quiero ver cuál de las empresas en quiebra han tenido el suficiente patrimonio para pagar sus deudas”, señaló el especialista.

Perjuicio al turismo

Por su parte, Jorge Hernández, presidente de la Confederación Nacional Turística (CNT), señaló que la afectación económica no solamente es para el gobierno, sino también para algunas entidades del sector turismo.

Con el quebranto de Mexicana de Aviación las agencias de viaje no pudieron cobrar 300 millones de pesos y los hoteleros otros 200 millones; en el caso de Aviacsa, sus adeudos suman 50 millones de pesos para estos sectores.

Otra de las aerolíneas que ocasionó grandes pérdidas fue Aerocalifornia, con una cifra superior a 100 millones de pesos, señaló.

El dirigente indicó que aunado a este problema, la salida de una aerolínea ocasiona la pérdida de conectividad para el país, como el caso Mexicana, que dejó muchos destinos con pocos vuelos, mencionó.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), la llegada de visitantes extranjeros por vía aérea registró una caída de 0.9 por ciento en 2012 (solo hubo 7 millones 491 mil de enero a agosto de 2012), en comparación con el mismo periodo de 2008, el mejor año para el turismo.

La información del INM mostró que en cuanto a los connacionales que vinieron al país por este medio se dio una baja de 2.3 por ciento, con 2 millones 838 mil.

En suma, a México llegaron 10 millones 329 mil viajeros por vía aérea, con lo cual se dio una disminución de 1.3 por ciento en comparación con los mismos meses de 2008, indicó el INM.

El presidente de la CNT indicó que la falta de conectividad ocasiona que la mayoría de los vuelos tengan que pasar por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), lo que ocasiona saturación en esta terminal, cuando con mayores vuelos se podría ir directamente a un estado desde otro.

Jorge Hernández mencionó que las aerolíneas que quebraron, como Aerocalifornia y Aerolíneas Mesoamericanas, cumplían la función de tener vuelos que no pasaban por el DF para llegar a cierta entidad.

Por qué el quebranto

Cada aerolínea tiene su propia historia sobre las razones de su crisis económica, pero en todas surgen situaciones similares de malos manejos financieros o poco conocimiento del sector.

La noticia más reciente fue la de Mexicana de Aviación, que a raíz de sus altos pasivos, en agosto de 2010 sumaban 14 mil 292 millones de pesos, tuvo que dejar de operar y desde esa fecha se encuentra en concurso mercantil.

Actualmente el administrador de la aerolínea, Gerardo Badín, logró disminuir la deuda a 4 mil 63 millones de pesos a través de acuerdos; sin embargo, ningún inversionista de los más de 12 que han mostrado interés ha logrado rescatarla.

Otro caso es el de Líneas Aéreas Azteca, que nació en el 2000 como una empresa de bajo costo; sin embargo, su actuar en el espació aéreo mexicano solamente duró siete años.

En 2007 las autoridades ordenaron a la empresa suspender vuelos, al no cumplir con los estándares de seguridad requeridos.

La empresa realizaba 19 vuelos en México y tres a Estados Unidos. Algunos de los destinos que operaba eran Acapulco, Aguascalientes, Cancún, Chihuahua, Ciudad de México, Ciudad Juárez, Culiacán, Guadalajara, Hermosillo, Mexicali y Monterrey, entre otros.

ATA Airlines, empresa de origen estadunidense, fue otra de las que dejó de competir en el mercado aéreo. La suspensión de la firma se dio principalmente porque el gobierno de Estados Unidos le retiró el contrato para transportar militares a Irak. Sus últimas operaciones las hizo en abril de 2008.

La historia de Aerocalifornia se remonta hacia el año de 1960, cuando inició como servicio de taxi aéreo hasta evolucionar a línea aérea de bajo costo, donde llegó a operar más de 130 vuelos diarios a 28 destinos del país y uno en EU.

El 24 de julio de 2008 fue el día que esta empresa nacional suspendió sus operaciones debido a problemas de pagos de derechos por el uso del servicio al gobierno, además de que los trabajadores en agosto de ese mismo año, iniciaron una huelga.

De la historias recientes destaca la de Aviacsa, que por problemas de altos pasivos dejó de operar en 2009. En 2011, después de un difícil concurso mercantil, logró diversos acuerdos que apuntaban a su regreso; sin embargo, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) exigió el pago total del adeudo.

Desde ese año la aerolínea ha buscado regresar al aire sin tener suerte, además de que al problema de pasivos se suma un conflicto entre inversionistas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios