22 de Septiembre de 2018

México

Sacaba a pasear a su tigre como si fuera un perro

Los habitantes de la colonia El Pipila, en BC, dieron aviso a las autoridades.

La Profepa aseguró al felino por no contar con las medidas de seguridad adecuadas. (Excélsior)
La Profepa aseguró al felino por no contar con las medidas de seguridad adecuadas. (Excélsior)
Compartir en Facebook Sacaba a pasear a su tigre como si fuera un perroCompartir en Twiiter Sacaba a pasear a su tigre como si fuera un perro

Agencias
TIJUANA, Baja California.- Un tigre de Bengala que había sido comprado para tenerlo como mascota, por un habitante de Tijuana, Baja California, fue asegurado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en coordinación con la Policía Municipal de esa localidad.

El organismo informó que un llamado al 911 reportó que una persona estaba paseando a la especie por el cruce de las calles León y avenida de Las Torres, en la colonia El Pipila, en la delegación de La Presa.

Al lugar se presentó personal de la Profepa, que confirmó el ingreso del felino a un domicilio, en donde se solicitó a los habitantes información sobre el mismo, por lo que mostraron una nota de venta foliada y con fecha 20 de diciembre de 2016, expedida por el establecimiento “Planet Exótico”.

El documento detallaba que se trata de un “Panthera tigris”, macho, nacido el 25 de agosto de 2015, marcado con un microchip, por lo que el personal de la Profepa solicitó inspeccionar las condiciones del lugar asignado al tigre de Bengala.

De esa forma, se confirmó que el felino se encontraba conviviendo con los habitantes de la casa habitación, entre ellos algunos menores de edad, poniendo en riesgo a los moradores.

Los habitantes argumentaron que, debido a que acababan de comprar el ejemplar, se estaba en planes de construir una jaula para tenerlo en otro predio.

Mascota sin registro

La Profepa comprobó también que el tigre era sacado a pasear por calles de esa colonia, atado únicamente con una correa para perros, ante la posibilidad de que el animal se soltara y escapara, poniendo en riesgo a la población.

Los inspectores del organismo confirmaron que los propietarios del tigre no contaban con el registro de mascota que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para este tipo de especies, ni con un responsable técnico para su manejo.

Ante estas condiciones, se resolvió el aseguramiento de la especie, por lo que se solicitó la presencia de personal del Zoológico de Tijuana, para hacer una valoración del tigre, que resultó en buenas condiciones de salud, sin garras y con tarjeta de vacunas.

Debido a que la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento, ordenan una calidad de vida digna, instalaciones para su confinamiento con el espacio adecuado, atención médica-veterinaria constante y una dieta o alimentación balanceada, para este tipo de especies, se ordenó su traslado al Zoológico de la ciudad fronteriza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios