17 de Octubre de 2018

México

'Mamá me llevé a Joan; vamos a estar bien'

Con una nota una mujer le decía a sus padres que se iba junto con su hijo, pero cuatro días después el menor fue encontrado muerto.

Compartir en Facebook 'Mamá me llevé a Joan; vamos a estar bien'Compartir en Twiiter 'Mamá me llevé a Joan; vamos a estar bien'

Ignacio Alzaga/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- Joan, de 6 años, murió el lunes pasado. Durante cuatro días, nadie se dio cuenta que su cuerpo yacía debajo de la cama de sus abuelos, en un modesto departamento de la colonia Doctores de la Ciudad de México.

Conmovido ante la escena, uno de los investigadores no dudó en recordar el caso Paulette. “¡Qué terribles secretos podemos encontrar debajo de las camas!”, comentó.

Johana, madre del niño, salió de la casa de sus padres el lunes 20 de febrero. Para tranquilizarlos dejó un recado escrito a mano, en el que aseguró que Joan estaba con ella.

Ninguno de los dos regresó.

“Mamá me llevé a Joan; vamos a estar bien no te preocupes. En la tarde voy a ir para explicarte y para llevarme nuestras cosas, de verdad no te preocupes. Te veo mañana en la tarde noche. Ok.

“Atentamente: Johana”.

Desde entonces la madre está ausente y su hijo yacía sin vida en el departamento de la calle Doctor Arce, cerca de Doctor Andrade, en la zona centro de la capital del país.

Este viernes, el hermano de Johana llegó al inmueble. El olor que emanaba de la habitación de sus padres lo alarmó.

Entró, revisó y el impacto fue terrible. Encontró al pequeño Joan debajo de la cama, envuelto en una cobija con manchas de sangre.

Enseguida una llamada al 911 y el departamento se llenó de policías, peritos e investigadores. Vecinos y curiosos fueron retirados del inmueble de un solo nivel y portón negro.

En el departamento, se halló el recado que supuestamente escribió Johana. Tinta azul, letra molde sobre una hoja de cuadrícula arrancada de un cuaderno.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México envió especialistas a la escena del crimen.

Tratan de determinar si realmente la carta fue escrita por la madre del niño; interrogaron a parientes y amigos para saber qué fue lo que sucedió.

El cuerpo de Joan fue trasladado al Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) para la necropsia que revelará la causa de su fallecimiento.

“La verdad qué tristeza por el niño y por toda su familia, acá vemos de todo, pero hay asuntos que conmueven más que otros, este me recordó el caso Paulette”, comenta, voz baja, un policía.

Se refiere a uno de los casos más controvertidos en la historia policial y judicial de México.

Marzo de 2010. “Ayúdame a regresar a mi casa. Me llamo Paulette y tengo 4 años. Tengo discapacidad motriz y del lenguaje, presento una cicatriz en la espalda del lado izquierdo, no puedo valerme por mí misma, necesito a mis papás”, se leía en varios anuncios de gran tamaño que mandó colocar el matrimonio Gebara Farah para pedir la colaboración de la gente a fin de hallar a la niña.

La desaparición de la menor conmocionó a la sociedad.

Entre el 22 y 30 de marzo a la recámara de Paulette entraron investigadores, policías, peritos, funcionarios, perros adiestrados y los propios padres. Nadie se percató, según la versión oficial, de que el cadáver de la niña estaba atorado al pie de su cama.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios