21 de Septiembre de 2018

México

Asesinos de Christopher son sus primos

Tania Mora pidió que los jóvenes involucrados no salgan de prisión con el argumento de su minoría de edad.

Dos de los asesinos de Christopher ayudaron a la madre a localizarlo; además, los jóvenes mantenían aterrorizada a la colonia por sus constantes amenazas. (noticiasnet.mx)
Dos de los asesinos de Christopher ayudaron a la madre a localizarlo; además, los jóvenes mantenían aterrorizada a la colonia por sus constantes amenazas. (noticiasnet.mx)
Compartir en Facebook Asesinos de Christopher son sus primosCompartir en Twiiter Asesinos de Christopher son sus primos

Agencias
CHIHUAHUA, México.- Con el inmenso dolor que la aflige, la madre de Christopher, asesinado durante un juego al 'secuestro', exigió a las autoridades un castigo ejemplar para los menores de edad involucrados en el crimen

En conferencia de prensa, Tania Mora dijo que si alguno de los adolescentes que mataron a su hijo sale en libertad, seguramente cometerán otro homicidio similar o peor.

Narró que cuando ella pidió ayuda a sus vecinos para buscar a Christopher, luego que no regresó a su casa el pasado jueves, los homicidas del niño, entre ellos dos de sus primos, se ofrecieron a ayudarle en la búsqueda y anduvieron con ella durante varias horas del jueves y viernes.

La abuela del niño, Claudia Alvarado Martínez, respaldó a su hija explicando que el crimen lo cometieron a sabiendas de lo que estaban haciendo, no como un juego, por eso no deben quedar en libertad.

Elegantes para robar

Los cinco adolescentes acusados de matar a Christopher 'deambulaban por las noches' y tenían aterrorizada a la colonia, ya que aunque los denunciaban, las autoridades "no hicieron nada", expresaron varios vecinos.

Entre los testimonios de los colonos, quienes solicitaron el anonimato por temor a represalias, está el de una de las vecinas de los adolescentes.

La mujer indica que los jóvenes eran conocidos por robar, los vieron apedrear casas y eran los responsables de incendiar de tres a cinco inmuebles: “Se ponían muy guapos para robar en la noche, se ponían camisa de vestir, zapato de vestir, muy limpios. En la casa enseguida de ellos, la mujer murió de cáncer, y ellos al poco tiempo empezaron a vaciarla”.

No obstante, la testigo comparte que lo más atemorizante fue cuando uno de los jóvenes, de 15 años, amenazó de muerte a su pequeña hija.

"Cuando yo tenía poco aquí, andaban mis niñas afuera, pasaron con un cuchillo cebollero y les dijeron: ‘te vamos a cortar la cabeza’”, relata la mujer, quien llamó a la Policía, pero no le levantaron ningún reporte.

Otro de los vecinos refirió que los jóvenes le apedreaban la casa y que uno de ellos, el mayor de 15 años, trató de herirlo con un machete cuando él lo denunció ante la Policía por robo: “Ellos pasaban, veían que no había gente y entraban a robar; yo los denuncié el martes que me di cuenta, pero ni un acta me levantaron en la Policía”.

Patrón violento

En tanto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) se mantendrá vigilante del curso que tome el caso de Christopher.

"Recordemos que hay una legislación especializada para menores de edad, que ellos lo que cometieron fue una infracción y que la ley prevé que pueda dárseles tratamiento y pueda haber internación a partir de los 14 a los 18 años, pero eso sólo lo podrán decidir las autoridades correspondientes", dijo el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez.

Cuestionado sobre el hecho ocurrido el pasado fin de semana, el ombudsman nacional advirtió que éste no es más que el reflejo de un clima de reproducción de la violencia que urge erradicar.

Para el defensor de los derechos humanos las niñas, niños y adolescentes no pueden crecer en un ambiente donde el patrón cultural que se imponga sea el de la violencia

Al contrario, dijo, tienen que crecer en un ambiente de condiciones que les permitan dedicarse al desarrollo de su personalidad, a la educación, a la recreación.

***

La audiencia de vinculación de los menores, está programada para el próximo jueves 21, en las salas de juicio oral del CERESO número 1, justo a un costado de la colonia donde vivía Christopher, su madre y sus dos hermanitos.

(Con información de Excélsior)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios