Así operaron para que Trump no abordara muro frente a AMLO

El equipo de la Secretaría de Relaciones Exteriores estaba preparado para los problemas que pudieran haberse dado en la Casa Blanca.

|
Foto: Reforma
Foto: Reforma

Isabella González

Ante el Presidente Andrés Manuel López Obrador, empresarios mexicanos y estadounidenses, el Mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, bromeó sobre el muro que busca terminar de construir entre ambos países, de acuerdo con fuentes diplomáticas.

"Quiero decir que no hablé del muro, me porté muy bien", habría dicho el Presidente estadounidense durante la cena de ayer en Casa Blanca.

La broma provocó la risa de todos los presentes.

El formato de la visita de López Obrador fue operado y acordado para que precisamente Trump no se saliera del tema comercial y del T-MEC.

Los funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) estaban preparados para los problemas que podrían haber, indicó en conferencia de prensa, Roberto Velasco, director para América del Norte de la dependencia.

"Siempre obviamente estábamos anticipados o preparados para todos los problemas que pueda haber como Cancillería, pero nosotros siempre dijimos que esta era una visita sobre el tratado y sobre la cooperación por la pandemia, y creo que todo lo que estuvimos diciendo se cumplió", señaló.

Cancillería negoció todo el programa del encuentro en la Casa Blanca

Para garantizar que no se tocaran temas incómodos como el muro fronterizo, migración o incluso seguridad y narcotráfico, se negociaron todos los aspectos del programa de la visita.

"El Presidente López Obrador fue muy claro, de que iba a ser una visita breve y se planeó por ello un formato de comunicación que permitiera a los dos Presidentes decir lo que tenían que decir", afirmó.

"No es que no quisiéramos tomar preguntas, pero hay espacio para cada cosa".

Explicó que a lo largo de casi dos años de Gobierno de López Obrador, que han coincidido con Trump como Presidente de Estados Unidos, los funcionarios han encontrado los puntos de entendimiento.

"Hemos visto de qué cosas sí podemos hablar".

La Embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, destacó que los dos Mandatarios dejaron muy claro que el propósito de la reunión fue el T-MEC a pesar de la ausencia de Canadá.

A diferencia de otras visitas de Mandatarios federales a la Casa Blanca, por ejemplo, la más reciente del Presidente de Polonia, Andrzej Duda el pasado 24 de junio, no se contestaron preguntas.

"La reunión se cortó para ir al Jardín de las Rosas. Este esquema fue negociado con mucho detenimiento. Fue muy sobrio, con la intervención de los dos Presidentes", mencionó.

Luego de la visita de López Obrador a Washington, los funcionarios de la SRE y de la Embajada de México parecían tranquilos, al menos por un momento.

"Estoy sonriendo aunque no se me vea la boca", dijo a través del cubrebocas el Jefe de Cancillería en la representación diplomática de México en el país vecino del norte, Alfredo Miranda.