17 de Agosto de 2018

México

Mexicanos se vuelven más productivos

De acuerdo con el Inegi, el indicador se ubicó en 102.7 puntos, la cifra más alta desde que inició su medición en 2005.

La producción por hora trabajada de la mano de obra en el país creció 2.2 por ciento en el segundo trimestre del año, en comparación al mismo lapso del año previo. (Archivo/Notimex)
La producción por hora trabajada de la mano de obra en el país creció 2.2 por ciento en el segundo trimestre del año, en comparación al mismo lapso del año previo. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Mexicanos se vuelven más productivosCompartir en Twiiter Mexicanos se vuelven más productivos

Agencias
MÉXICO, D.F.- La productividad de los trabajadores del país creció 2.2 por ciento en el segundo trimestre del año, en comparación con el mismo periodo del año previo, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A nivel trimestral, el indicador llegó a 102.7 puntos, cifra superior al 101.1 registrado en el lapso enero-marzo de este año.

Las actividades económicas que presentaron mejor desempeño fueron los servicios, con un crecimiento anual de 3.8 por ciento en el segundo trimestre, seguidas de las agropecuarias, con 2.4 por ciento, mientras que las actividades industriales tuvieron un resultado negativo al  decrecer 1.2 por ciento.

Para Viridiana Ríos, directora general del Observatorio Económico México ¿Cómo vamos?, el resultado del segundo trimestre es el mejor en lo que va del sexenio en materia de productividad: “Este puntaje de 102.7 es el más alto que hemos tenido desde que se mide el indicador en 2005”.

De acuerdo con el sitio web excelsior.com.mx, añadió que un aspecto importante fue que hubo un aumento en la productividad, cuando en trimestres previos venía cayendo, lo que indica que el país está saliendo del bache.

Productividad, en récord

La producción por hora trabajada de la mano de obra en el país creció 2.2 por ciento en el segundo trimestre del año, en comparación al mismo lapso del año previo, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En su comparación trimestral (cifras desestacionalizadas), la productividad laboral creció 1.59 por ciento, frente a enero-marzo.  Así, la productividad se ubicó en a 102.7 puntos.

Para Viridiana Ríos, directora general del Observatorio Económico México ¿Cómo vamos?, el resultado del segundo trimestre “es el mejor a nivel en lo que va del sexenio en materia de productividad. Este 102.7 puntos es el mas alto que hemos tenido desde que se mide el indicador desde 2005”.

Añadió que estos un aspecto importante a resaltar fue que hubo un aumento en la productividad, lo que indica que el país está saliendo del bache en el que se encontraba. “Veníamos bajando en productividad pero ahora ya subimos; empezamos el sexenio en 101.4 puntos, y 2014 lo comenzamos en 101.1”. La especialista sostuvo que si bien la anterior situación indica que hubo una pequeña disminución entre los niveles de 2013 y 2014, “con este 102.7 si estamos en cifras históricas”.

Mayor impulso

Sobre los datos sectoriales, las cifras del Inegi señalan que las actividades económicas que presentaron mejor desempeño fueron los servicios, con un crecimiento anual de 3.8 por ciento en el segundo trimestre, mientras que las actividades agropecuarias vieron crecer su productividad en 2.4 por ciento, mientras que las actividades industriales vieron decrecer 1.2 por ciento.

Respecto al tema, César Castro, consultor master del grupo Darsi, “el hecho que las constructoras y las empresas manufactureras hayan crecido en productividad, implica que las restantes industrias, es decir la minería y la electricidad, tuvieron caídas más fuertes que el alza de las dos primeras”.

Productividad y salarios

En lo que tiene que ver en la relación de las remuneraciones y la productividad laboral, los datos del Inegi señalan que sólo en las empresas constructoras se presentó una disminución de las primeras (0.6 por ciento) y un aumento de las segundas (1.5 por ciento), lo que dio como resultado que el costo unitario de la mano de obra en dichas empresas bajara dos por ciento.

Pero en las manufacturas, en el comercio al por mayor y al por menor creció el índice del costo unitario de la mano de obra (remuneraciones entre productividad) en 0.9, 1.6 y 0.7 por ciento, respectivamente.

Sobre este tema, la directora de México ¿Cómo vamos? dijo que en el país existen fallas de mercado que hacen que las dos variables no se muevan en la misma dirección.

“La principal razón por la cual en el país la productividad y las remuneraciones no van de la mano, se debe a que tenemos altas tasas de subempleo (personas con necesidad de trabajar más horas), y altas tasas de desocupación medida por los desertores en la búsqueda de empleo que aún están dispuestos a trabajar, es decir los inactivos disponibles”

Dijo que mientras en el país subsistan una alta población inactiva disponible, y también de subempleados “los crecimientos en la productividad no necesariamente se van a ver reflejados en las remuneraciones, debido a que siempre va a haber más personas que estén dispuestas a trabajar por menos salario”.

Construcción y comercio

Sobre los datos de productividad en la construcción, César Castro dijo que la contracción de las empresas del sector causó una sobreoferta de mano de obra, “lo que flexibilizó a la baja los salarios”. Según el especialista, esto fue lo que hizo que en dicho sector las remuneraciones decayeran en el primer semestre del año, en contraste con el aumento de la productividad.

Por el lado del comercio, Castro dijo que la caída en su productividad está relacionada con la informalidad en el país, ya que es el sector que más emplea gente.

De igual manera, el experto recalcó que otro factor importante “es que las ventas al por menor están más relacionadas con el mercado interno, que todavía en México anda bastante castigado, entonces las cifras del comercio reflejan esa situación”.

El país va mejorando

Las cifras de productividad laboral en el segundo trimestre son positivas, pero aún al país le falta mejorar en la materia, aseguró Viridiana Ríos, directora general del observatorio México ¿Cómo vamos?

Sostuvo que si bien los datos muestran que se llegó a niveles históricos en el indicador, “en el panorama completo se observa que todavía somos un país improductivo. Aunque vamos mejorando, lo cierto es que tenemos tasas de productividad muy bajas”.

Lo anterior lo argumentó debido a que para que la economía pueda crecer a 6% (meta propuesta por el observatorio), la productividad debería crecer a tasas anuales de 4.8 por ciento.

“Cuando uno calcula los cuatro últimos trimestres contra los previos, lo que se ve es un crecimiento de la productividad de 0.2 por ciento”. La investigadora recalcó que lo anterior muestra que el país todavía está lejos de los niveles que requerimos para que la economía crezca a tasas más elevadas.

Sin embargo, sostuvo que la tendencia del indicador es al alza, por lo que el semáforo del observatorio todavía sigue en color rojo, pero ahora está con la flecha hacia arriba. Añadió que el repunte de la productividad señala que el país está saliendo del bache.

Aumentan empleadores por beneficios fiscales

Durante el último año más de seis mil patrones se han registrado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De acuerdo con estadísticas públicas del organismo, el número de empleadores pasó de 844 mil 137 en agosto de 2013 a 850 mil 202 en el mismo mes del presente año.

De acuerdo con especialistas consultados por Excélsior, la afiliación de empleadores al IMSS continuará en ascenso debido a los beneficios fiscales que el gobierno federal ha decidido otorgar a partir de este año.

“Ser formal costaba mucho, por eso el gobierno decidió bajar esos costos y generar incentivos que permitieran a la gente legalizar sus negocios, medidas con las que a final del sexenio vamos a tener un mayor número de empresas formales, que significa tener un mayor número de empresas productivas pues son las que generan 75 por ciento del PIB”, indicó Enrique Jacob Rocha, presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

El primero de enero de este año entró en vigor el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), el cual ofrece 10 años para migrar al Régimen General de Ley, lo que permitirá a las empresas, en su mayoría de micro y pequeño tamaño, implementar una estrategia de planeación tributaria.

Adicionalmente, los contribuyentes pueden beneficiarse del Régimen de Incorporación a la Seguridad Social (RISS), el cual tiene por objeto otorgar subsidio, hasta por 10 años, para el pago de las cuotas obrero patronales al Seguro Social.

Beneficios

El apoyo consiste en un porcentaje de descuento que oscila entre 50 y 10 por ciento durante una década, además de que otorga facilidades para el pago de las cuotas de Seguridad Social, modificando los plazos de pago mensual a bimestral.

De acuerdo con el documento público Beneficios para el Régimen de Incorporación a la Seguridad Social (RISS), el apoyo se cancelará si se deja de tributar, se incumple con los pagos en las fechas establecidas, o se realizan ajustes al salario de los trabajadores a la baja.

La herramienta incorporada al programa Crezcamos Juntos tiene como objetivo “garantizar el derecho a la salud, asistencia médica, protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de una pensión que, en su caso y previo cumplimiento de los requisitos legales, será garantizada por el Estado”.

Mónica Flores, directora general de ManpowerGroup en Latinoamérica, consideró que este apoyo para incrementar la formalización es positivo, pero en su opinión se requieren de mayores herramientas debido al tamaño de la informalidad.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indica que de los 49 millones 545 mil mexicanos ocupados hasta el segundo trimestre de 2014, 57.8 por ciento trabaja en condiciones de informalidad y aunque es la tasa más baja registrada desde 2005,”el reto es monumental”, apuntó Luis González, consultor independiente.

Razón por la que consideró que la estrategia del gobierno federal para reducir la informalidad dará resultados “contundentes” en el largo plazo.

Sin presiones

De acuerdo con el director del IMSS, José Antonio González Anaya, los subsidios que se otorgarán a quienes se afilien al RIF no presionarán las finanzas del organismo debido a que serán cubiertas por el gobierno.

El directivo aclaró que se podrá enfrentar el incremento de la demanda de servicios de salud debido a que el IMSS recibirá el pago completo de cuotas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios