24 de Septiembre de 2018

México

Autodefensas se 'rinden' ante Caballeros Templarios

Los grupos de civiles armados abandonan la lucha contra la organización delictiva porque el gobierno prometió expulsarlos de ahí.

En zonas rurales aún hay puntos de control de las autodefensas. (Agencias)
En zonas rurales aún hay puntos de control de las autodefensas. (Agencias)
Compartir en Facebook Autodefensas se 'rinden' ante Caballeros TemplariosCompartir en Twiiter Autodefensas se 'rinden' ante Caballeros Templarios

Agencias
LA RUANA,  Michoacán.- Dos líderes de los principales grupos de vigilancia del estado de Michoacán dijeron que están dando marcha atrás en su lucha con el cártel de los Caballeros Templarios porque el gobierno federal les ha prometido expulsar a los narcotraficantes de la zona.

A finales del mes pasado, las llamadas autodefensas hicieron una audaz marcha hasta la ciudad agrícola de Apatzingán, el bastión central del cártel seudorreligioso que desde hace años ha dominado en Michoacán, un estado que envía un flujo constante de aguacates y migrantes a Estados Unidos, de acuerdo con AP.

La ofensiva desató enfrentamientos que dejaron al menos cinco muertos y cientos de miles de personas sin electricidad.

Hipólito Mora, jefe de las autodefensas en el caserío de La Ruana, dice que él se está coordinando con otros grupos de vigilancia y que han decidido esperar antes de realizar más movimientos hacia Apatzingán, a la luz de la llegada de las fuerzas de seguridad federal, tanto a esa ciudad como la de Lázaro Cárdenas, uno de los mayores puertos marítimos del país, como parte de un esfuerzo para controlar la actividad de los cárteles en Michoacán.

Agregó que los grupos de autodefensa confían en que el gobierno tome el control en Apatzingán.

"No creo que lo logremos nosotros ahora. Si entramos con todas las armas, todavía los Caballeros Templarios están en Apatzingán. Va a ser un 'desmadre'. Mujeres y niños muertos. No le conviene a nadie", afirmó.

El gobierno anunció el lunes que las tropas patrullarán Lázaro Cárdenas, el puerto más grande del país en términos de volumen de carga y donde ha habido varias grandes incautaciones de precursores químicos utilizados para fabricar metanfetaminas.

Luis Antonio Torres González, líder de un grupo de vigilancia civil en el poblado de Buenavista, dijo estar dispuesto a darle al gobierno una semana para que cumpla sus promesas de frenar el cártel, de acuerdo con AP.

"Espero que ellos hagan lo que hicieron en Lázaro Cárdenas", dijo Torres González, quien advirtió que si los Caballeros Templarios prosiguen con sus extorsiones, robos y secuestros, su grupo de autodefensa abandonará el acuerdo que hizo con el gobierno federal.

Se cansaron del cártel

Desde que se rebelaron en febrero contra la extorsión sistemática de parte de los Caballeros Templarios, los residentes de una media decena de pueblos que formaron patrullas de autodefensa habían vivido sin tener acceso a Apatzingán, un centro comercial y de carreteras donde están los principales hospitales y mercados de la región.

Los líderes de los grupos de autodefensa dijeron que se cansaron de que el cártel les bloqueara los servicios y el comercio, en un intento por estrangular su levantamiento, por lo que finalmente se presentaron el 25 de octubre en las afueras de Apatzingán, armados y listos para "liberar" la ciudad.

Ellos fueron rechazados por los soldados, que dijeron que no podían entrar con armas.

Cientos de miembros de las patrullas de autodefensa, desarmados, volvieron al día siguiente en caravana y entraron exitosamente en la ciudad, pero fueron recibidos a disparos, presumiblemente de parte de los Caballeros Templarios.

Ataques coordinados

Adicionalmente, presuntos miembros del cártel montaron ataques coordinados contra instalaciones públicas de electricidad, entre ellas plantas de distribución de energía y subestaciones eléctricas, en 14 pueblos y ciudades de todo Michoacán.

El martes, la atmósfera en Apatzingán era pacífica pero tensa, con residentes caminando por las calles y camiones llenos de limones entrando y saliendo de la ciudad. En la ciudad había barricadas a cargo de los militares y en las zonas rurales de los alrededores había puntos de control vigilados por grupos armados de autodefensa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios