22 de Febrero de 2018

México

El bullying se prepara para el regreso a clases

El ciclo escolar pasado la SEP anunció un programa piloto contra el acoso escolar, pero a la fecha, no se han visto resultados contundente.

Durante el 2014, se determinó que casi 19 millones de alumnos de primaria y secundaria fueron víctimas de algún tipo de violencia escolar. (Archivo/Notimex)
Durante el 2014, se determinó que casi 19 millones de alumnos de primaria y secundaria fueron víctimas de algún tipo de violencia escolar. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook El <i>bullying</i> se prepara para el regreso a clasesCompartir en Twiiter El <i>bullying</i> se prepara para el regreso a clases

Maricuz Pineda Sánchez/Milenio
MÉXICO, D.F.- El bullying en México no parece haber dado ni medio paso atrás. Al contrario, los niveles crecientes de violencia que vivimos en el día a día y la falta de campañas eficaces, no dan señales de que nuestro país haya descendido del primer lugar de acoso escolar que ostenta a nivel internacional.

Tal dato se desprende de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). Según un estudio que realizó en el 2014, se determinó que casi 19 millones de alumnos de primaria y secundaria fueron víctimas de algún tipo de violencia escolar. Es decir, resultaron buleados de forma física, verbal o a través de las redes sociales, por sus compañeros de colegio.

Y pese a la gravedad del problema, que a veces ha llegado a expresiones tan dolorosas como el suicidio, las vidas destrozadas o la franca criminalidad, son insuficientes los esfuerzos que se hacen para atenuarlo.

Al inicio del anterior ciclo escolar, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció que lanzaría un plan piloto para abatir el acoso en las escuelas. Por su parte, en la Cámara de Diputados se intentó propulsar una campaña nacional antibullying. Pero a la fecha, no se han visto resultados contundentes.

Un problema en común

Leticia Mondragón es asesora en pedagogía para varias instituciones privadas y comenta que en muchos de los lugares en donde trabaja, se han instrumentado programas internos para detectar el fenómeno y acabar con él. 

“Algunos han sido más exitosos que otros”, afirma la experta. “Pero la verdadera solución sólo la dará un abordaje en conjunto donde los padres, las escuelas y el gobierno hagan cada quien su parte”.

Uno de los aspectos que hacen del bullying una cuestión muy compleja, es justamente la dupla bully-buleado sin la cual esto no tendría razón de ser. Y es que pocas veces se considera que los dos son parte del problema raíz. Tanto el que va fanfarroneando  y aterrorizando a los demás, secundado por su pandilla o a solas frente a su computadora, como el “cabeza de turco” que sufre esos ataques sin saber qué hacer, a quién acudir, ni cómo defenderse. Ambos, deben recibir la atención adecuada.

Y el sitio ideal para ello, en primera instancia, es la casa. La experta afirma que es ahí donde pueden obtener el mejor de los blindajes para no convertirse ni en acosador, ni en acosado. El ámbito familiar es el punto de arranque.

“Si ahí los chicos no se sienten fuertes, apoyados y protegidos o si son hostilizados con agresiones, humillaciones o indiferencia, saldrán a reproducir en la escuela primero y luego en la comunidad adulta, exactamente el mismo rol y los aprendizajes adquiridos”, dice la experta.

Iniciativas contra el bullying

¿Cómo logró Finlandia abatir el acoso y reducirlo de 79 por ciento a 18 por ciento en 90 por ciento de sus escuelas? El éxito se lo deben a un programa cuidadosamente elaborado llamado KiVa que ya está siendo adoptado en otras partes del mundo. 

En este, se involucra a toda la comunidad para que tome conciencia y ejecute acciones que limiten el bullying. 

Maestros, testigos, compañeros, víctimas y victimarios asisten a clases especiales y obligatorias en donde aprenden lo nocivo de tal conducta, sus consecuencias, las causas y sobre todo, se propicia la creación de una red de prevención y solución en donde todos participan.

Pide ayuda

Si todas las señales apuntan a que tu hijo está metido en problemas ya sea porque es víctima o victimario, lo que sigue es:

Solicitar ayuda en la escuela. Ahí deben dar una respuesta ya sea a través de sus protocolos, con servicios personalizados, o canalizándonos con la instancia adecuada.

Si las cosas se complican. Se debe considerar alejar a nuestro hijo del entorno, pero no sin antes acudir a terapia o a apoyo profesional ya que el riesgo de llevarnos el problema a cuestas, es muy alto.

También podemos investigar la ayuda que nos puedan prestar los diversos organismos gubernamentales. Las comisiones de derechos humanos y las procuradurías son los sitios idóneos para buscar. Aquí, algunas alternativas:

  • Cariva (Pgjdf): Proporciona atención a víctimas de bulliyng. Tel. 53455598
  • CNDH: Orientación y apoyo para temas de acoso escolar. Lada gratuita 01 800 715 2000 Tel. 56818125 Ext. 1127 y 1129

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios