19 de Septiembre de 2018

México

Pide Cardenal abrir las 'puertas' de México a refugiados

El Arzobispo Francisco Robles Ortega dijo que México debe ser solidario con quienes huyen del conflicto en el país asiático.

El Cardenal Francisco Robles Ortega pidió abrirle las puertas del país a los migrantes que huyen del conflicto en Siria. (Archivo SIPSE)
El Cardenal Francisco Robles Ortega pidió abrirle las puertas del país a los migrantes que huyen del conflicto en Siria. (Archivo SIPSE)
Compartir en Facebook Pide Cardenal abrir las 'puertas' de México a refugiadosCompartir en Twiiter Pide Cardenal abrir las 'puertas' de México a refugiados

Milenio Digital
GUADALAJARA, MÉXICO.- Luego de la petición en la que más de 51 mil 634 personas solicitan, a través de la plataforma change.org, al presidente de la república Enrique Peña Nieto y, a la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, implementar las medidas necesarias para otorgar asilo a 10 mil ciudadanos sirios, el Cardenal Francisco Robles Ortega, llama a México para que acepte la súplica y brinde su apoyo total. 

“Debemos ser solidarios, el llamado como tal Dios nos lo hace a todos, nos habla a través de los acontecimientos y necesidades de nuestros hermanos que sufren, el llamado es a  que todos seamos sensibles y seamos humanos… que en la medida de lo posible abramos nuestras puertas para que no sufran más personas”, declaró Robles Ortega. 

Manifestó que en Jalisco existen diversas Iglesias, como la Parroquia en el Cerro del 4, que realizan acciones concretas para ayudar a las personas que están de paso por el estado, tal como brindar asilo temporal, ropa, alimentos y servicios de salud, por lo que afirmó que sin duda, ofrecerán su apoyo. 

Por otro lado, dijo, que el llamado también va hacia los vecinos de las colonias Arcos Vallarta y Jardines del Bosque que se manifiestan en contra de la reubicación de la Casa del Migrante, pues aclaró que se debe de ser “sensible con quienes atraviesan una situación de desesperación”. 

“Debemos de ser capaces de oír la injusticia, pobreza y enfermedad de tantos hermanos y hermanas, que aún teniéndolos muy cerca, no somos capaces de escuchar su clamor… si no es así en nuestra vida como personas y en nuestra vida como Iglesia, pues perdonen hermanos, estamos verdaderamente sordos y estamos auténticamente mudos”, enfatizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios