19 de Septiembre de 2018

México

Las mieles del poder pueden 'endulzar' a cardenales

Expertos indican que los llamados 'príncipes de la Iglesia' deben fungir como interlocutores de todos los sectores sociales.

México cuenta actualmente con tres cardenales electores, entre ellos Norberto Rivera. (Archivo/Notimex)
México cuenta actualmente con tres cardenales electores, entre ellos Norberto Rivera. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Las mieles del poder pueden 'endulzar' a cardenalesCompartir en Twiiter Las mieles del poder pueden 'endulzar' a cardenales

Agencias
MÉXICO, D.F.- La palabra cardenal proviene de “cardo” -bisagra donde gira una realidad- y hoy en día, los cardenales tienen un peso social por su dimensión política, y muchas veces son interlocutores, afirma el historiador de la UNAM, Jorge Traslosheros.

Su misión, que es la de asesorar al papa en su gobierno, es una responsabilidad impregnada de política y "tentación", afirma.

Y es que la relación entre un cardenal y la política es inevitable, no por nada se les llama “príncipes de la iglesia”; son parte de la sociedad y guías de muchos, por lo que deben tener interlocución con todos los actores, entre ellos, los políticos, sin que les gane la miel del poder, señaló en entrevista con Notimex.

A propósito del Consistorio para la creación de nuevos cardenales que se realizó en Roma el pasado 14 y 15 de febrero, los nombrados, entre ellos el arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, adquirieron en apariencia pocos derechos, pero con la estructura actual de la iglesia, lo que si adquieren es poder, refirió Traslosheros.

En entrevista por separado, el secretario general del Episcopado Mexicano, Eugenio Lira, resaltó que los cardenales son personas a las que el papa distingue por su fidelidad a Dios en su Iglesia y por el servicio que prestan a la sociedad en la que viven.

“La mayoría de los cardenales son arzobispos u obispos, por lo que son cercanos a sus comunidades; conocen su realidad y contribuyen, con el aporte propio de la Iglesia Católica, al reconocimiento, respeto, promoción y defensa de la vida, dignidad, derechos y deberes de todas las personas”.

Traslosheros refirió que después en el siglo XI se hizo una gran reforma para evitar que los emperadores escogieran a los papas, se hizo el Colegio de Cardenales como un colegio electoral, y estos jerarcas eran los encargados de elegir al papa y hasta la fecha.

Más fuerza

Los cardenales, que desde 1150 constituyen un Colegio, asisten al papa tanto colegialmente cuando son convocados a Consistorio, como personalmente, cuando se les confía algún oficio. A ellos compete, desde el año 1059, proveer a la elección del Romano Pontífice, destaca Lira.

A dos semanas de que el Arzobispo de Morelia, Alberto Suárez inda, primer cardenal mexicano nombrado por el papa Francisco asumiera esta nueva misión, Traslosheros recuerda que el líder religioso, una año atrás, dijo: “ya me voy” porque llegaba a los 75 años, la edad de retiro para un obispo.

En el contexto del papa Francisco, el nombramiento adquiere gran significado, porque por el tipo de nombramiento, es que el papa quiere un contacto muy directo, ya no son cardenalatos de oficio, son elecciones directas que quiere una interlocución directa con ellos, afirma el experto.

De hecho, “en los últimos 10 años, hemos visto como los cardenales de la periferia empiezan a ganar mucha más fuerza”, que los que incluso están hablándole al oído; es decir, “no porque estén en el Vaticano y en Roma van a estar a lado del papa, o no solamente ellos”.

Más de 200

Pablo Pedrazzi, secretario ejecutivo de las Relaciones Institucionales de la CEM, detalló que con los nuevos 20 cardenales, actualmente, la iglesia cuenta con 238, los cuales se dividen en electores y no electores, los primeros, son los que tienen menos de 80 años al momento de iniciar un cónclave cuando se elige a un papa.

Mientras que los no electores, son los que superan esa edad; sin embargo, aunque no es común, un cardenal de más de 80 años si puede ser elegible como papa y además, es un título, por lo que nunca dejan de ser cardenales.

Tiene que haber como un mínimo 120 cardenales electores, cuando ya la cifra es menor a ese número, normalmente el papa va proveyendo y va convocando a nuevos cardenales, así que depende de la necesidad.

En México hay tres cardenales electores, con derecho a voto, Norberto Rivera, de la Arquidiócesis Primada de México; Francisco Robles Ortega, de Guadalajara; y el nuevo cardenal, Suárez Inda, de Morelia; y los no electores, aquellos de más de 80 años, Juan Sandoval Iñíguez, arzobispo emérito de Guadalajara, y Javier Lozano Barragán, en su momento del pontificio consejo para la salud, quien actualmente vive en Roma.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios