25 de Septiembre de 2018

México

A los niños de Casitas del Sur les esperaba 'el fin del mundo'

La aparición de Ilse Michel levanta dudas sobre las verdaderas intenciones de la Iglesia Cristiana Restaurada, administradora de la casa hogar.

Ilse Michel regresó a casa el pasado 11 de marzo tras pasar un año y medio sin salir a la calle. (Excélsior)
Ilse Michel regresó a casa el pasado 11 de marzo tras pasar un año y medio sin salir a la calle. (Excélsior)
Compartir en Facebook A los niños de Casitas del Sur les esperaba 'el fin del mundo'Compartir en Twiiter A los niños de Casitas del Sur les esperaba 'el fin del mundo'

Agencias
MÉXICO, D.F.- La aparición de una niña, que se daba por perdida desde hace seis años, ha destapado un posible caso de tráfico de menores gestionado por una secta y en cuya articulación era cómplice involuntario el propio sistema federal del país.

Ilse Michel fue separada de sus padres en noviembre del 2005 y enviada al Albergue Temporal del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), debido a los presuntos abusos que sufría en el seno de su propia familia, informa RT.

En abril del 2007 fue trasladada a la casa-hogar Casitas del Sur, donde le fue prohibido tener contacto con sus padres y en agosto del 2008, un juez otorgó su tutela a la abuela de la menor. 

No obstante, el albergue se negó alegando que ya no estaba ahí. Una posterior investigación judicial descubrió que había 22 niños desaparecidos, por lo que la PGJDF clausuró dos sedes de la organización y rescató a 126 menores. 

Los 22 casos de niños desaparecidos ocurrieron en los estados de Quintana Roo, Nuevo León y el Distrito Federal. 

Según el exdiputado local Agustín Castilla Marroquín, quien asesoró a los familiares de Ilse, la menor vivía "en la creencia de que su familia la había abandonado". 

La joven, que ahora tiene 15 años, relató que pasó año y medio sin salir a la calle. Sin embargo, como insistió hasta la saciedad en ver a su familia, la pareja que la cuidaba finalmente "la puso en un taxi con dirección al DF".

La organización

Las autoridades averiguaron que el modus operandi de esta casa-hogar administrada por la Iglesia Cristiana Restaurada y Los Prefectos era acusar a los padres de diversos delitos, principalmente violación y abusos sexuales contra menores, para que la justicia les retirara la custodia de sus hijos. Los niños eran enviados por la propia PGJDF al albergue. 

La secta tenía una red de albergues repartidos por todo el país. En algunos casos eran los propios padres quienes entregaban voluntariamente a sus hijos. 

Mientras los progenitores eran investigados por la justicia, los menores que acogían los albergues desaparecían impunemente. 

Según las autoridades, los 126 niños rescatados de dichos centros estaban adoctrinados y se resistían a los agentes de la Procuraduría porque durante su cautiverio les repetían que afuera les esperaba "el fin del mundo".

Llegó sola

A pesar de que la Procuraduría General de la República se adjudicó la localización de la menor, Mayra Martínez, madre de Ilse Michel, confirmó que la menor llegó "por su propio pie" a casa.

Martínez, quien durante cinco años no supo nada de la pequeña Ilse, aseguró que la PGR no fue la responsable de la aparición de su hija, quien ahora ya es una joven.

"Mi hija está conmigo desde el sábado", explica la madre de la menor que desapareció el 20 de agosto de 2008.

"Ilse llegó sola", asegura Martínez y sentencia que la "las autoridades, no tuvieron que ver con su aparición".

Sobre su desaparición, la madre comentó que su hija Ilse, quien ahora ya es una joven de 15 años, le explicó que "la pusieron en un taxi que la llevó a un DIF en el Estado de México".

"Estoy feliz, me siento muy feliz", dijo la madre de Ilse Michel.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios