21 de Septiembre de 2018

México

Causa grave daño ecológico el gas 'shale': ONG

Exigen a los legisladores prohibir la explotación de ese hidrocarburo, por sus elevados costos sociales, ambientales y económicos.

No toman en cuenta los problemas de salud y los altos índices de contaminación con la explotación del gas shale. (Milenio)
No toman en cuenta los problemas de salud y los altos índices de contaminación con la explotación del gas shale. (Milenio)
Compartir en Facebook Causa grave daño ecológico el gas 'shale': ONGCompartir en Twiiter Causa grave daño ecológico el gas 'shale': ONG

Nayeli González/Milenio
MÉXICO, D.F.-  La propuesta de reforma energética del gobierno federal que busca impulsar la explotación masiva de gas shale no toma en cuenta los problemas de salud y los altos índices de contaminación que generan estas prácticas, denunciaron organizaciones ambientalistas

Según los activistas, el único objetivo que ha tomando en cuenta el documento de Enrique Peña Nieto son los beneficios económicos que esta industria generará para la iniciativa privada; sin embargo, dejan de lado otros sectores, como agricultura, ganadería y turismo, pues serán los principales afectados con la contaminación que genera la extracción de gas shale en los mantos acuíferos.

En conferencia, representantes de Alianza Mexicana contra el Fracking pidieron a los legisladores “que apliquen el principio precautorio en el tema del gas shale y prohíban su explotación, debido a que numerosas investigaciones alertan sobre los elevados costos sociales, ambientales y económicos como consecuencia de la extracción del hidrocarburo”.

Nathalie Seguin, representante de Red de Acción por el Agua e integrante de la alianza, mencionó que desde hace 10 años se realizan trabajos importantes en esta materia, lo cual ya ha causado la contaminación del agua y ha dañado la salud de la población que vive en las zonas cercanas a los pozos.

Entre los principales problemas que generan estos desarrollos está la disminución en la disponibilidad de agua para los seres humanos y ecosistemas, ya que se requieren de 9 a 29 millones de litros para la fractura de un solo pozo.

La técnica para explotar dicho hidrocarburo requiere una perforación vertical que a los 2 mil 400 metros se hace horizontal, para después introducir un recubrimiento de concreto.

Posteriormente se inyecta una importante cantidad de agua, que se mezcla con diferentes químicos y arena, con lo cual se fracturan las rocas que contienen el combustible, lo que genera riesgos de contaminación a los mantos acuíferos.

“El flujo del gas disminuye muy pronto, por lo cual, para mantener la producción, es necesario realizar continuamente el procedimiento de fractura hidráulica en un mismo pozo”, explicaron los ambientalistas.

El plan de explotar 20 mil pozos anuales requerirá agua equivalente al consumo hasta de 15.9 millones de personas

Es por ello que pidieron al gobierno federal prohibir la explotación de este gas, toda vez que consideran que “violenta el derecho de acceso al agua”.

De acuerdo con un documento presentado por los ambientalistas, “la explotación de los 20 mil pozos anuales que se plantea desde diversos sectores, supondrá un volumen de agua equivalente al necesario para cubrir el consumo doméstico de entre 4.9 y 15.9 millones de personas en un año. En Coahuila, una de las regiones donde esta actividad se está realizando, la disponibilidad de agua es ya limitada”.

Por otro lado, mencionaron que en EU ya existen más de mil casos documentados de contaminación de
fuentes de agua cerca de pozos de gas de esquisto, ya que en total se han identificado más de 2 mil 500 productos y 750 tipos de químicos en el fluido de perforación.

Sobre el tema, Claudia Campero, representante de Blue Planet Project, señaló que más de 25 por ciento de estas sustancias causa cáncer y mutaciones; 37 por ciento afecta al sistema endocrino; 50 por ciento daña el sistema nervioso y 40 por ciento provoca alergias.

Los representantes de la alianza, conformada por Greenpeace México, Fundar y El Poder del Consumidor, entre otras organizaciones, dijeron que la seguridad energética del país no debe acotarse al aumento en la explotación de los hidrocarburos, sino dar un mayor impulso a las energías limpias y renovables.

De acuerdo con la propuesta de reforma energética del gobierno federal, el año pasado en Estados Unidos se otorgaron 9 mil 100 permisos para la perforación de pozos, con la participación de 170 empresas e inversiones de entre 50 mil 400 y 63 mil millones de dólares.

En México se dieron apenas tres autorizaciones para perforaciones exploratorias. El costo para los trabajos en lutitas oscila de 8 a 10 millones de dólares por perforación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios