19 de Septiembre de 2018

México

Esta empresa mexicana gana con el muro fronterizo

Tras el anuncio de Trump sobre la construcción del muro, Cemex ha comenzado a beneficiarse, ya que sus acciones subieron.

El muro entre la frontera México-EU podría costar entre 10 mil y 20 mil millones de dólares. (AP/Julie Watson)
El muro entre la frontera México-EU podría costar entre 10 mil y 20 mil millones de dólares. (AP/Julie Watson)
Compartir en Facebook Esta empresa mexicana gana con el muro fronterizoCompartir en Twiiter Esta empresa mexicana gana con el muro fronterizo

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Una emblemática empresa multinacional mexicana, el gigante Cemex, irónicamente podría ser el gran ganador en el cuestionado proyecto del presidente estadounidense Donald Trump de construir un muro en la frontera entre ambos países.

Algunos expertos creen que la llamada en México "Muralla de la Verguenza", que según Trump comenzaría en cuestión de meses, podría costar entre 10 mil y 20 mil millones de dólares, según publica ansalatina.com.

De hecho, sería la continuación de otro muro que abarca mil 100 de los tres mil 200 kilómetros de la línea limítrofe, lo que es bastante si se considera que el 60 por ciento de la frontera está limitada por el Río Bravo.

Para algunos analistas mexicanos, no es casual que el anuncio del inicio del muro coincida con la fecha en que comenzó la construcción del Muro de Berlín que dividió a las dos Alemanias durante la Segunda Guerra Mundial.

El muro paradójicamente podría convertirse en un "bálsamo" para las finanzas de Cementos Mexicanos (Cemex), con sede en la ciudad de Monterrey, cerca de la frontera con Estados Unidos, que opera en ambos países, pues hasta hace pocos años enfrentó la peor crisis de su historia reciente.

La prueba es que sus acciones aumentaron 2.6 por ciento apenas se conoció el decreto de Trump, que también informó la construcción de centros de confinamiento para inmigrantes que violan la ley.

En agosto de 2015, Cemex pagó anticipadamente el remanente de mil 937 millones de dólares de deuda, con vencimiento de febrero de 2017, a través de nuevos fondos otorgados por 17 instituciones financieras.

Se estima que el muro de Trump mediría cerca de mil 600 kilómetros de largo y el proyecto enriquecería a fabricantes de materiales de construcción

La firma, fundada en 2006 y convertida en la tercera cementera mundial, con operaciones en 50 países, sufrió una caída tras la crisis de 2008 y venía arrastrando seis años consecutivos de pérdidas hasta que, en 2015, logró finalmente sus primeras utilidades por 75 millones de dólares.

El magnate Lorenzo Zambrano, nieto del fundador de la compañía, que asumió la presidencia de Cemex en 1985, logró llevar la cementera a las grandes ligas, para competir con los jugadores mundiales, pero su estrategia de crecimiento desaforado la condujo a una profunda crisis de la que apenas está saliendo.

Para adquirir activos en Europa y Estados Unidos entre 2005 y 2007, incluyendo la guinda de la torta, la australiana Rinker en 2007, por 14 mil millones de dólares, se endeudó hasta la médula, cayó en crisis y se vio obligado a refinanciar pasivos y deshacerse de plantas en diversos países.

A la muerte de Zambrano, en mayo del 2014 en Madrid, la empresa volvía a levantar el vuelo y hoy con el muro fronterizo y la ambiciosa estrategia de obras de infraestructura que planea Trump, podría relanzarse como una de las mayores firmas mexicanas globales.

Hasta el martes, Cemex había registrado un aumento en sus acciones en los mercados bursátiles estadounidenses del 18 por ciento en lo que va del año.

Donald Trump planea gastar hasta 500 mil millones de dólares en caminos, puentes, túneles y aeropuertos, lo que es música para los oídos de los directivos de la compañía mexicana.

Se estima que el muro de Trump mediría cerca de mil 600 kilómetros de largo y de acuerdo con un informe del grupo financiero Sanford C. Bernstein difundido el año pasado, el proyecto "enriquecería a fabricantes de materiales de construcción, principalmente a aquellos ubicados en la zona fronteriza", entre ellos Cemex.

Las obras incluirían -según el reporte- la edificación de vallas y rutas a fin de acceder a zonas difíciles para trabajar en áreas desérticas, montañosa o en las márgenes de vías fluviales como el Río Bravo o Río Grande, frontera natural entre ambos países.

"Mover materiales pesados para la construcción por más de 300 kilómetros resulta poco económico, lo que deja a la compañía Cemex como la mejor ubicada para obtener los beneficios, ya que posee numerosas facilidades a través de la región de la frontera", señaló el documento.

La construcción del muro duraría alrededor de dos años y "representa una gran oportunidad para aquellas compañías involucradas en la construcción", afirmó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios