22 de Septiembre de 2018

México

A los 93 años, concluye la primaria y quiere más

A sus 93 años Guadalupe Palacios García terminó la primaria y ha logrado uno de sus sueños más anhelados: poder leer y escribir.

Guadalupe Palacios García, de 93 años, por fin aprendió a leer, pero lamenta no haberlo hecho antes para contarle cuentos a sus nietos y bisnietos. (noticiasnet.mx)
Guadalupe Palacios García, de 93 años, por fin aprendió a leer, pero lamenta no haberlo hecho antes para contarle cuentos a sus nietos y bisnietos. (noticiasnet.mx)
Compartir en Facebook A los 93 años, concluye la primaria y quiere másCompartir en Twiiter A los 93 años, concluye la primaria y quiere más

Agencias
MÉXICO, D.F.- Su nombre es Guadalupe Palacios García, tiene 93 años y hace unos días culminó su primaria a través del Instituto Chiapaneco de Educación para los Jóvenes y Adultos (Icheja) lo que la convierte en la estudiante más longeva en culminar sus estudios en toda la historia del Instituto de Educación para Adultos de la entidad.

Doña Lupita, como le dicen de cariño sus hijos, es descendiente de la etnia zoque, oriunda del poblado de Vicente Guerrero municipio de Ocozocoautla de Espinosa, desde hace más de 50 años radica en una de las colonias populares de la capital chiapaneca.

Hoy a sus 93 años, que cumplió el pasado 28 de enero, ha logrado uno de sus sueños más anhelados desde que era joven; poder aprender a leer y escribir.

“Como no sabía leer ni escribir, yo me siento contenta, alegre, de que me esté yo desenvolviendo, mis hijos me decían que las letras me enseñarían mucho, yo solo decía que era un pedazo de papel; hoy veo que sí es cierto y me siento muy contenta.”

Desde hace un año y medio a doña Lupita la visita don David Velázquez Juárez, un asesor del Instituto Chiapaneco de Educación para Jóvenes y Adultos que se ha encargado de enseñarle a leer y escribir, también a sumar, restar y multiplicar.

“Me he sentido muy bien, porque lo he sabido aprovechar mi cuaderno, mi lápiz, mi libro y lo que me dicen mis profesores.” dice doña lupita mientras hojea su libro.

Doña Lupita dice que sus padres la casaron a los 13 años, cuatro años después nació la primera de sus seis hijos, ella con gran lucidez recuerda que sus padres no le dieron la oportunidad de estudiar.

Antes todo era trabajar

“Los padres en aquel entonces no se preocupaba porque uno estudiara, siempre lo tuvieron a uno trabajando: a sembrar milpa, calabaza, frijol, chipilín, lo que fuera.”

Sus deseos por aprender a leer y escribir  fue por decisión propia, hoy lamenta que no lo hiciera más joven para poderle contar cuentos a sus nietos, bisnietos y tataranietos que en total suman 160 descendientes.

“Como no fui más joven, por qué no hice yo un propósito de querer estudiar, por qué me dedique exclusivamente al trabajo, tal vez por la necesidad.”

A su edad avanzada doña lupita no ve límites, sabe que ha culminado con éxito la primaria y sus deseos por seguir estudiando siguen firmes; dice que si Dios le presta vida culminará la secundaria y la preparatoria.

“Ojalá y pueda yo, porque en la misma escuela va ser, allí hay secundaria.”

Orgullo familiar

“Es un verdadero ejemplo para todos nosotros como hijos, tener esa motivación por parte de mi madre. Acaba de terminar la primaria y pues tiene el deseo ella de continuar con sus estudios de secundaria, esperamos en Dios que lo logre.” dice Enrique uno de sus seis hijos.

En Chiapas el 10 por ciento de los estudiantes del Instituto Chiapaneco para la Educación de los Jóvenes y Adultos está en edad de Adulto Mayor; doña Lupita es un ejemplo claro de que nunca es tarde para aprender a leer y escribir.

Según datos del Icheja doña Lupita es la estudiante más grande que ha completado su primaria revela Miguel Prado, Director Instituto Chiapaneco de Educación para los Jóvenes y Adultos.

“Es la mujer o podemos decir la chiapaneca más longeva que se ha graduado y que terminado la primaria en la historia del Instituto de Chiapas, es una mujer de 93 años que quiso ir por un sueño, un anhelo.”

Actualmente Chiapas ocupa el primer lugar a nivel nacional en cumplimientos de meta en la Campaña Nacional para la Alfabetización de los Adultos, en el 2014 se graduaron 41 mil personas gracias a la inversión de 400 millones de pesos destinados para la educación en las zonas rurales y marginadas de la entidad, de los cuales 70 millones son destinados por el Estado.

(Con información de sie7edechiapas.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios