Giran orden de captura contra exprocurador de Chiapas por desaparición forzada

La fiscalía del estado dio a conocer que fueron detenidos seis exmandos y agentes investigadores por la desaparición de dos eperristas.

|
Esta es la segunda vez en 12 años que la FGR intenta acusar a funcionarios implicados en la desaparición de los eperristas. (Agencia Reforma)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Abel Barajas                                     

Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República capturó ayer a 6 ex mandos y agentes de la Policía Ministerial de Oaxaca por la desaparición de dos líderes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) en 2007, y busca detener a Evencio Nicolás Martínez, exprocurador de Justicia del Gobierno de Ulises Ruiz, confirmaron fuentes federales.

Un juez federal de Jalisco giró un total de 10 órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio y desaparición forzada, en agravio de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, dirigentes del grupo armado que supuestamente fueron detenidos el 27 de mayo de 2007 en Oaxaca y desde entonces se desconoce su paradero.

De acuerdo con fuentes jurídicas consultadas en Oaxaca, los detenidos fueron trasladados anoche desde la capital oaxaqueña a la Comisaría de Prisión Preventiva de Jalisco, en Puente Grande, donde este viernes comparecerán ante el juez de la causa para la diligencia de declaración preparatoria.

Este caso, por el que hubo detenidos en 2008 pero no se ejerció la acción penal, fue llevado esta vez ante la justicia federal por la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la FGR, a cargo de Abel Galván Gallardo.

La FGR capturó ayer sobre la Calle de Libres y Abasolo, cerca del centro de la ciudad, a Daniel Camarena Flores, quien se desempeñaba como director de la Policía Ministerial en 2007, cuando ocurrió la desaparición de los guerrilleros, informaron fuentes jurídicas vinculadas al caso. En ese lugar tiene su domicilio y una zapatería.

Los otros cinco fueron detenidos en la sede de la Agencia Estatal de Investigación -antes Policía Ministerial-, en San Antonio de la Cal, Oaxaca, donde se señala que en ese año presuntamente fueron llevados los miembros del EPR.

Ejecutan las órdenes

"Ayer por la tarde fueron citados en estas oficinas y allí les ejecutaron las órdenes de aprehensión", dijo uno de los informantes consultados.

De acuerdo con el informante, en estas oficinas fueron detenidos el comandante Juan José Hernández Ramírez López "El Yakult", integrante del Grupo de Alto Impacto de Valles Centrales y la Cañada, y Abel Adán Morales López, "El Kiko", comandante Regional en la Zona Mixteca.

También Francisco Pascual Cervantes, "El Garapiñado", jefe de grupo de la corporación, y los elementos Samuel Alonso Lechuga Graniel y Ernesto Herrera Hernández.

Otro sujeto con orden de aprehensión en este asunto es el comandante Albino Sánchez Osorio o Albino Sánchez Osorno, "El Babalucas", quien está preso desde hace varios años en el Penal Federa de Villa Aldama, Veracruz, cumpliendo una condena por sus vínculos con Los Zetas.

Se espera que el mandato de captura le sea cumplimentado en reclusión en las próximas horas.

Los que se encuentran prófugos de la justicia son Evencio Nicolás Martínez Ramírez, quien fuera Procurador de Justicia de Oaxaca en el Gobierno de Ulises Ruiz; Pedro Hernández Hernández, ex subdirector Operativo de la Policía Ministerial, y el agente Dámaso Santiago Peralta.

En caso de ser procesados, ninguno de los acusados tendrá la posibilidad de llevar el proceso en libertad, debido a que tanto en el anterior como en el nuevo sistema de justicia penal los delitos que les imputan son graves o con prisión preventiva oficiosa.

Esta es la segunda vez en 12 años que la FGR intenta acusar a funcionarios implicados en la desaparición de los eperristas, ya que el 27 de abril de 2008 fueron detenidos el ya referido Pedro Hernández y el agente Ángel Reyes Cruz "El Chicharrín".

En ese entonces, mediante orden judicial, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada arraigó a los dos sospechosos por 90 días, pero concluido el plazo no tuvo elementos para consignarlos ante un juez y el 26 de julio siguiente los dejó en libertad.

Poco después de la desaparición de los eperristas Reyes Amaya y Cruz Sánchez, una de las primeras versiones señaló que habían sido detenidos en el hotel El Árbol de Oaxaca, el 24 de mayo de 2007, tres días antes de que se denunciara la desaparición.

Sin embargo, informes de la Sección Primera de la 28 Zona Militar, con sede en Ixcotel, Oaxaca, revelan que en realidad el Ejército envió una fuerza de reacción al hotel para verificar una denuncia anónima que señalaba la presencia de personas armadas.

Cargando siguiente noticia