21 de Septiembre de 2018

México

Ciudad Juárez se pone coqueta para el Papa

La llegada del Pontífice ha provocado que las calles por donde pasará luzcan limpias, sin baches y hasta con plantas.

En 'El Punto', los grupos de voluntarios ensayan para que todo quede perfecto durante la visita del Papa Francisco en Ciudad Juárez. (Notimex)
En 'El Punto', los grupos de voluntarios ensayan para que todo quede perfecto durante la visita del Papa Francisco en Ciudad Juárez. (Notimex)
Compartir en Facebook Ciudad Juárez se pone <i>coqueta</i> para el PapaCompartir en Twiiter Ciudad Juárez se pone <i>coqueta</i> para el Papa

Agencias
CIUDAD JUÁREZ, Chih.- La avenida Tecnológico luce distinta, los juarenses bromean, dicen que ha ocurrido el primer milagro y la calle luce como nueva con motivo de la visita del Papa Francisco a Ciudad Juárez.

Y es que el gobierno de la ciudad le ha dado una “mano de gato” a una de sus avenidas más importantes que la atraviesan y por donde este miércoles el papamóvil transportará al líder de la Iglesia católica, donde además habrá una valla de aproximadamente 45 mil voluntarios que salvaguardarán el trayecto, según publica Notimex.

Se han tapado los baches, los camellones lucen plantas que sobreviven al estrepitoso clima del desierto, por las noches las luminarias parecen completas e iluminan el pavimento gris de la avenida.

Por los más de 20 kilómetros de la ruta, los pendones con la imagen del Pontífice adornan los postes de luz, decenas de espectaculares y bardas le dan un mensaje de bienvenida al primer Papa que visita la ciudad fronteriza en la historia.

En los hoteles la gente ha empezado a llegar poco a poco desde el fin de semana, encontrar una habitación resulta imposible, las reservaciones se han agotado desde hace semanas con las miles de personas que vendrán de otras partes de la República Mexicana y de los Estados Unidos, así como cientos de reporteros nacionales e internacionales.

La categoría no importa, lo mismo da hoteles pertenecientes a grandes cadenas o pequeños establecimientos donde el amor encuentra su paso, todos están agotados.

En el caso de la seguridad, esta se ha reforzado, por las calles de Ciudad Juárez las caravanas de policías federales o miembros del ejército ha ido en aumento, se postran fuera de los hoteles, comercios y de los lugares donde estará presente el Papa Francisco.

Los elementos vigilan celosamente desde sus camionetas o de pie soportando el clima del desierto la cotidianidad de la ciudad fronteriza que se verá interrumpida el miércoles por la visita del Papa con su mensaje antes de partir de regreso a Roma y despedirse de los mexicanos tras seis días de visita.

Ultiman detalles en 'El Punto'

Las maquinarias se han ido, como el campo que renace tras el invierno, “El Punto” tiene un nuevo rostro, atrás quedó el terreno agreste que albergaba la Feria de Ciudad Juárez y en su lugar se ha erigido el altar donde el Papa Francisco oficiará una misa multitudinaria de cara a la frontera con Estados Unidos.

En los alrededores, decenas de policías federales y elementos del Ejército vigilan con celo el andar de los curiosos; en el lugar el tránsito se vuelve lento, los conductores en sus autos se detienen para atisbar por el lugar aunque sea por unos segundos; la gente se asoma entre la malla de alambre y toma fotos como recuerdos previos del santo encuentro.

Sobre un campo terroso de fútbol, los arcos de seguridad se erigen solitarios bajo una enorme lona blanca, en lo que será el paso de la gente que se reunirá el próximo 17 de febrero en “El Punto”.

En el templete, la Virgen de Guadalupe flanquea el último escenario que visitará el Papa antes de regresar a Roma; es un altar de piedras del Cerro de la Bola donde el Pontífice dará su homilía ante más de 200 mil personas de diversos puntos del país y provenientes de Estados Unidos.

En “El Punto” se ultiman los detalles; decenas de trabajadores colocan la estructura donde se montarán las luces y bocinas, pegan de forma meticulosa las alfombras de los escalones por donde caminará Francisco para dar su mensaje a los fieles que ya lo esperan.

Los grupos de voluntarios ensayan, distinguidos entre sí por los colores de sus playeras; reciben órdenes de cómo ordenar y auxiliar a la gente de cada una de las secciones en que se ha dividido el terreno.

Ya está listo también el pasillo y la rampa donde el Papa Francisco rezará por los migrantes, a escasos metros del Río Bravo, frontera con el país más poderoso del mundo, y donde miles de personas cada año cruzan en busca del llamado “sueño americano”, donde la montaña Franklin y los edificios del El Paso significan para muchos la esperanza de una vida mejor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios