20 de Mayo de 2018

México

Hijos de militares, traumados por la guerra contra el narco

Los menores sufren la secuela de la llamada 'guerra antidrogas': depresión, intentos de suicidio, hiperactividad y consumo de drogas.

La guerra contra las drogas que lanzó en 2006 el presidente Felipe Calderón cobró la vida de 31 militares. (SIPSE.com)
La guerra contra las drogas que lanzó en 2006 el presidente Felipe Calderón cobró la vida de 31 militares. (SIPSE.com)
Compartir en Facebook Hijos de militares, traumados por la guerra contra el narcoCompartir en Twiiter Hijos de militares, traumados por la guerra contra el narco

Marcos Romero/Ansa Latina
MÉXICO, DF.- Los hijos de militares también sufren la secuela de la llamada "guerra antidrogas" que lanzó en 2007 por el Gobierno mexicano, con trastornos que incluyen depresión, intentos de suicidio, hiperactividad y consumo de drogas.

Para atender esos estragos, el Ejército mexicano creó la Clínica de Paidopsiquiatría que busca afrontar casos de depresión, ideación suicida, trastorno por déficit de atención, ansiedad y consumo de sustancias que afectan a estos niños.

"Los más afectados por la lucha contra el narcotráfico están siendo los menores, debido a que también se han visto involucrados en balaceras entre bandas y policías, o por ser hijos de militares o policías", afirmó la presidenta de la comisión de atención a Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados, Yolanda Montalvo.

Ello "ha derivado en que un gran número de ellos se han quedado sin sus padres y con daños físicos y mentales, por lo cual es necesario que reciban apoyo con el objeto de que superen esa situación y logren reintegrarse a la sociedad", dijo la legisladora, del Partido Acción Nacional (PAN).

La Clínica de Paidopsiquiatría es parte del Centro de Rehabilitación Infantil que otorga atención a niños hijos de militares con algún padecimiento.

El Mayor Aurelio Santiago, encargado de ese centro, señaló que "en algún momento" el alto mando de las Fuerzas Armadas se dio cuenta que esos niños que "temen perder al papá, al militar", o lo ven llegar sin una pierna o un brazo, con quemaduras, "podían quedar en vulnerabilidad".

El Ejército reporta que de 2007 a 2012 hubo 503 agresiones contra su personal en las acciones contra la delincuencia, con un balance de 31 militares muertos y 181 heridos.

La clínica especializada en traumas para hijos de militares en la guerra contra el narco atienede actualmente a 9,100 pacientes

"Fue necesario captar a esos niños (hijos de militares) para atenderlos y apoyarlos para que sean personas de bien", indicó Santiago.

La clínica busca "disminuir el estigma sobre la atención en materia de salud mental infantil" hacia los hijos de militar y "lograr un enfoque integral en materia de reinserción", entre otros.

También se propone abordar problemas como delincuencia juvenil, obesidad y embarazo en adolescentes.

La clínica incluye un Centro de Atención Familiar, cuya misión es "captar a familiares de militares fallecidos en zonas de alta incidencia delictiva, de militares heridos en operaciones sensibles y el seguimiento de familiares en vulnerabilidad debido a operaciones de alto impacto".

La Clínica de Paidopsiquiatría es parte del Centro de Rehabilitación Infantil (CRI), construido en 2008, que otorga atención a niños con algún padecimiento mental o físico y atiende actualmente a nueve mil 100 pacientes.

Su equipo terapéutico incluye la equinoterapia, ludoteca, una clínica de espasticidad, un gabinete de audiología, laboratorios de órtosis y prótesis, rehabilitación virtual, rehabilitación pulmonar, terapia neuromuscular, hidroterapia y alojamiento para pacientes foráneos.

A un año de su creación, la clínica de Paidosiquiatría ha otorgado más de 10 mil consultas y han sido hospitalizados 189 menores en este periodo.

El Mayor Aurelio Santiago, que es médico cirujano, dijo que la clínica busca prevenir que los hijos de militares "sufran trastornos -como el estrés- resultado de la labor que desempeñan sus padres en el combate a la delincuencia o por vivir en lugares en los que predomina la delincuencia".

El militar agregó que además de atender padecimientos de ese tipo, los menores son atendidos de enfermedades neurofisiológicas, así como depresión, fobias, hiperactividad e incluso casos de bullying.

La mitad de los pacientes son jóvenes adolescentes y entre las conductas atendidas figuran intentos de suicidio, que en ocasiones exigen que el paciente sea internado en tanto pasa la crisis.

La guerra contra las drogas lanzada por el entonces presidente Felipe Calderón hace siete años ha arrojado más de 100 mil muertos, 27 mil desaparecidos y 250 mil desplazados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios