21 de Octubre de 2018

México

Es momento de dejar la zona de confort e ir más allá: SRE

Claudia Ruiz Massieu indicó que el país debe 'pensar en qué va a suceder después del TLC o más bien qué hacemos después del TLC'.

La canciller Claudia Ruiz Massieu participó en el U.S.-México CEO Dialogue celebrado en la Ciudad de México, donde se abordó la importancia de facilitar el comercio a través de la frontera que comparten México y EU. (Notimex)
La canciller Claudia Ruiz Massieu participó en el U.S.-México CEO Dialogue celebrado en la Ciudad de México, donde se abordó la importancia de facilitar el comercio a través de la frontera que comparten México y EU. (Notimex)
Compartir en Facebook Es momento de dejar la zona de confort e ir más allá: SRECompartir en Twiiter Es momento de dejar la zona de confort e ir más allá: SRE

Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- La secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, aseguró que pese al beneficio que se ha alcanzado con el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLC) es momento de dejar la zona de confort y explorar nuevos caminos.

“Ha llegado al momento en que tenemos que ir más allá y tenemos que pensar en qué va a suceder después del TLC o más bien qué hacemos después del TLC, porque si no vamos a seguir en una zona de confort”, dijo

Al participar en el US-México CEO Dialogue, Ruiz Massieu aseguró que es momento de pasar de la movilidad de bienes a la de trabajo; así como de la circulación a la inversión en cerebros y de talentos.

La secretaria de Relaciones Exteriores destacó que México está dispuesto a trabajar con la nueva administración sobre la base del respeto mutuo, confianza y entendimiento, como se ha hecho con los diferentes gobiernos.

Claudia Ruiz Massieu aseguró que es momento de pasar de la movilidad de bienes a la de trabajo

En este sentido, la canciller invitó al sector empresarial de México y Estados Unidos a convertirse en un aliado y amigo de nuestro país para que defiendan y promuevan la relación que se ha construido, pero que también realicen un trabajo conjunto para construir cosas nuevas juntos.

“En estos tiempos de cambio y realineación, el diálogo entre los gobiernos y los actores privados es esencial, solamente juntos podemos llegar a un futuro de prosperidad que llegue a todos y cada uno de los ciudadanos a ambos lados de la frontera”, señaló.

Ante empresarios de ambos países, la canciller Ruiz Massieu afirmó que la relación entre los dos países “va más allá de gobiernos, trasciende coyunturas políticas” al fundamentarse en constantes intercambios, iniciativas comunes y visiones compartidas.

El US-México CEO Dialogue fue creado en 2013 por la Cámara de Comercio de Estados Unidos y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), principal consejo de negocios del sector privado de México, para fortalecer los lazos económicos y comerciales entre ambos países.

El grupo convoca a empresas estadounidenses y mexicanas que están comprometiendo recursos e invirtiendo en ambos mercados para abogar por el comercio bilateral y la relación comercial.

En el acto estuvieron presentes empresarios y autoridades de ambos gobiernos, como el subsecretario para América del Norte, Paulo Carreño; la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson; el presidente del Consejo de Administración de Alfa, Armando Garza, y el vicepresidente del Consejo de General Electric, John G. Rice, entre otros.

Un cuarto de datos

En conferencia de prensa para dar a conocer los resultados del US-México CEO Dialogue, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, explicó que en materia de información, la iniciativa privada de ambos países generará e intercambiará información relevante y estratégica de la relación comercial.

“El acuerdo es compartir un cuarto de datos e inteligencia para el mapeo de las áreas de la economía en que tiene más influencia el comercio bilateral, hemos acordado compartir la información”, subrayó.

Acompañado por dirigentes empresariales de otras cúpulas, Castañón agregó que también se conformó un consejo de diálogo para el sector energético, en el que el objetivo es que trabajen en conjunto empresas de ambos países para incrementar la inversión en cadenas de valor.

También trabajarán en la conformación de la infraestructura que se requiere para la extracción petrolera y la producción de energía eléctrica, y la generación de cadenas de valor con alto interés de empresas de Estados Unidos.

Indicó que hay un alto interés en el mercado de la refinación, que es un área de oportunidad en la que se puede llegar a una cooperación, así como en la apertura de la distribución de combustibles y logística.

Explicó que también se acordó dar seguimiento al intercambio educacional para que haya personal mexicano que pueda llegar a empresas en Estados Unidos y viceversa.

Al respecto de los anuncios proteccionistas que ha dado Trump, como el de incrementar los aranceles a productos mexicanos, Castañón indicó que los empresarios actuarán con prudencia, estrategia y unidad para evitar que se afecte al comercio bilateral que ha generado alrededor de 14 millones de empleos desde su implementación. 

Anticipan fricciones por red compartida con EU

El despliegue de la red compartida en la frontera norte corre el riesgo de generar fricciones con Estados Unidos, debido a que el estándar que México adoptó para ese espectro es el de Asia-Pacífico y no el del vecino país, lo que implica que haya segmentos que éste utiliza para seguridad nacional y acá se usan para servicios de comunicaciones móviles.

En conferencia, Enrique Melrouse, académico especialista en telecomunicaciones y quien fuera comisionado en la extinta Cofetel, destacó que puede representar un problema en cuanto a las negociaciones que ya se tenían en esa banda con Estados Unidos.

“No solo eso, sino que ahora resulta que en la red compartida uno de los capitales es chino, y olviden el muro, el problema que ellos van a tener es un equipo chino, muy sofisticado, justo en la frontera, porque no creo que haya quien no quiera llegar a la frontera con esa red, ahí el mercado debe ser muy grande”, dijo Melrouse.

Destacó que habrá radiobases chinas, y esa había sido una de las principales objeciones de los estadounidenses al inicio de las negociaciones, así como el cuestionamiento de por qué se había adoptado el estándar Asia-Pacífico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios