15 de Agosto de 2018

México

Eso que comes no es mexicano

En todo el mundo se han popularizado recetas que ni siquiera existen en el país.

Los tacos más famosos en EU, los de Taco Bell, ni siquiera son mexicanos. (Taco Bell/Facebook)
Los tacos más famosos en EU, los de Taco Bell, ni siquiera son mexicanos. (Taco Bell/Facebook)
Compartir en Facebook Eso que comes no es mexicano Compartir en Twiiter Eso que comes no es mexicano

Mónica Cruz/Verne-El País
CIUDAD DE MÉXICO.- La comida mexicana es reconocida internacionalmente, tanto que la Unesco la ha nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad. La gran variedad de platillos, ingredientes y sabores que se encuentran en el país es reflejo de su diversidad y herencia multicultural. 

Esto también se nota en la gran cantidad de restaurantes de comida mexicana que han surgido en prácticamente todos los continentes. Sin embargo, las versiones de tacos, quesadillas, burritos, enchiladas y otros platillos en algunos de estos no son muy auténticos que digamos.

Aunque el gusto por la gastronomía nacional en otros países es motivo de orgullo, sentimos la necesidad de mostrar 13 ejemplos de comida que se etiqueta como mexicana, pero que los visitantes y turistas difícilmente encontrarán en los restaurantes, fondas o puestos callejeros de este país.

1. Papas con salsa, crema y chiles jalapeños (Pakistán)

A los mexicanos les encantan las papas fritas: a la francesa y las tipo saratoga. ¿Quién no se ha devorado una bolsa de estas últimas con mucha salsa Valentina, limón y sal?, pero nunca encontrarás un puesto que las sirva con crema, salsa roja y chiles jalapeños.

2. Ensalada con pepino, frijoles y totopos (Irlanda)

No hay muchas ensaladas en la comida tradicional mexicana, más que la ensalada de nopales, aunque muchos simplemente la llaman nopalitos. Sí, un chef de Tijuana inventó la famosa Ensalada César, pero sus ingredientes tienen poco de mexicanos. En pocas palabras: en México no existe una ensalada típica, así que cualquiera que veas en un menú de comida mexicana es una creación del chef y no una receta tradicional.

3. Enchiladas con tortilla de harina (Argentina)

Hay muchos tipos de enchiladas: verdes, rojas, de mole, potosinas e incluso suizas (se llaman así porque llevan queso, no porque sean de Zúrich). Lo que todas tienen en común es que se preparan con tortillas de maíz fritas, nunca de harina. La enchilada gorda de harina y cubierta de queso, como la de este restaurante en Argentina, proviene de la comida Tex-mex, y es más tex que mex.

4. Tacos de tostada doblada (Estados Unidos)

En México existen los tacos blandos y los dorados, pero no los que se sirven con una tortilla/tostada curva como la ya la famosa variedad de la cadena Taco Bell. Este tipo de taco también es una creación de la comida Tex-mex. Sus ingredientes (carne molida, queso rallado y crema) tampoco son típicos de los tacos mexicanos, pero estos se consideran como tales en muchas partes de Estados Unidos y otros países. Esta ha sido una de las invenciones más polémicas para los mexicanos, por lo que ha nacido un meme sobre la diferencia entre ambos tipos de taco, por decirlo de forma amable.

5. El taco hecho cazuela (Canadá)

Desde hace un par de décadas, la deconstrucción de platillos se volvió una tendencia en la alta cocina. Esto consiste en modificar completamente una receta pero mantener el mismo sabor de la original. Un ejemplo de esto es el taco bowl o taco en cazuela: una canasta o tazón hecho a base de tortillas que contiene los ingredientes de un taco (a veces de un burrito). La deconstrucción aún no ha llegado a las fondas mexicanas y no estamos seguros de que lo hará muy pronto. Además, los ingredientes que usualmente componen el taco bowl no son típicos de los tacos mexicanos, sino de los que se encuentran en Estados Unidos.

6. Los nachos mayas (España)

A diferencia de la creencia popular, los nachos sí nacieron en México. Son una invención improvisada de un cocinero de Piedras Negras (Coahuila) para alimentar a una pareja proveniente de la ciudad vecina de Eagle Pass (Texas), según un artículo de Time. Sin embargo, esta botana siempre ha sido considerada como fronteriza, más que mexicana. 

Son comunes en las ciudades del norte de México, pero definitivamente no lo son en Yucatán. En este estado, cuna de la civilización maya y la cochinita pibil, nunca se han visto los nachos de cerdo deshebrado con queso gratinado, cebolla morada y guacamole. No hemos consultado al INAH, pero estamos seguros de que esta combinación tampoco la preparaban en Chichen Itza.

7. El burrito-rollo primavera (Francia)

Nadie puede visitar Ciudad Juárez y no disfrutar de un delicioso burrito: un guisado, como machaca, chile relleno o carne con frijoles envuelto en una tortilla de harina de muy buen tamaño. Cuando el burrito lleva más de dos ingredientes, probablemente no es mexicano, sino del país vecino en el norte. El que lleva arroz, guacamole, frijoles, carne, salsa, crema y queso se ha popularizado por restaurantes estadounidenses como Taco Bell y Chipotle. 

En algunos países como Francia, algunos establecimientos de comida de influencia mexicana los cortan de forma diagonal como si fueran rollos primavera. Tal vez sea más práctico servirlos así, pero en México embarrarse los dedos es parte del placer de comer.

8. El gazpacho con aguacate (Tokio)

México ha heredado muchos aspectos de la cultura española, pero el gazpacho no es una de ellas, al menos no el que se come allá. El gazpacho de Morelia es una especie de ensalada de frutas con queso rallado encima. Es muy rico, pero muy distinto del que se disfruta en Andalucía. No sabemos cómo reaccionarían los puristas de la gastronomía española al ver que en Japón no solo consideran el gazpacho una sopa mexicana, también le echan aguacate.

9. La otra tortilla (Polonia)

Notamos un patrón de confusiones entre la comida mexicana y española en algunos países. Este restaurante de Varsovia ofrece tortillas, pero las que están hechas de huevo, papas y cebolla. No es que no la puedas encontrar en México, pero para eso hay que ir a un restaurante español. Lo único en común entre la tortilla de papas y la de maíz es el nombre. Tal vez de ahí surge tanta confusión.

10. La ensalada de chorizo (Australia)

Un producto de origen español que sí se encuentra en la comida mexicana es el chorizo, pero claro, con un toque particular. Toluca es famoso por su chorizo verde y las papas con chorizo son uno de los guisados más populares en la taquizas. Pero una ensalada hecha con este embutido, elote y chiles jalapeños definitivamente no forma parte de estos ejemplos. Por otro lado, es probable que a los mexicanos antiensaladas (que hay muchos) les guste la idea de una a base de chorizo.

11. La salchicha con tequila (Rusia)

Si a algo le tendríamos que llamar salchicha mexicana, sería la de hot dog aderezada con limón y salsa Maggi. Cualquier otra variedad será difícil de encontrar en alguna región de México. La que sirven en este restaurante en San Petersburgo es una butifarra, una salchicha típica de Cataluña. No es lo primero que nos viene a la mente para acompañar un caballito de tequila.

12. El quiche con pico de gallo (Corea del Sur)

No estamos en contra de la comida fusión, pero vemos muy pocos elementos mexicanos en un quiche francés con chorizo español y con queso cheddar inglés. Sí, este lleva salsa pico de gallo encima, pero eso no lo vuelve automáticamente mexicano. Si la idea es desayunar como los mexicanos, los mejor es preparar unos huevos divorciados: los estrellados bañados en salsa roja y verde sobre dos tortillas de maíz. Si lo piensas, es como una especie de quiche picante.

13. Tacos de venado y mermelada de arándanos (Suiza)

Es cierto que en México tendemos a taquear casi todos nuestros alimentos, pero no hay que exagerar. La carne de venado en México se considera una carne exótica que se consigue en Mercado de San Juan, junto con la de jabalí y la de avestruz. Más estrafalario sería para un mexicano un taco que además de venado llevara mermelada de arándanos con chipotle y camotes asados. Tal vez convencerían a unos cuantos a probarlo si le agregaran un poco de limón y guacamole. Todo sabe bien con esos dos ingredientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios