23 de Septiembre de 2018

México

Así se han comportado los políticos ante el Papa (fotos)

Besos en la mano y hasta selfies son algunos de los momentos que ha vivido en Pontífice junto a la élite política mexicana.

Imagen de la visita del Papa Francisco a Palacion Nacional, junto al presidente Enrique Peña Nieto y la primera dama Angélica Rivera. (facebook.com/EnriquePN)
Imagen de la visita del Papa Francisco a Palacion Nacional, junto al presidente Enrique Peña Nieto y la primera dama Angélica Rivera. (facebook.com/EnriquePN)
Compartir en Facebook Así se han comportado los políticos ante el Papa (fotos)Compartir en Twiiter Así se han comportado los políticos ante el Papa (fotos)

Alejandro Domínguez/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- Algunos políticos mexicanos han hecho pública su devoción por el Papa Francisco y sus creencias católicas en este primer viaje que realiza a México.

El presidente Enrique Peña Nieto no solo encabezó en Palacio Nacional el acto protocolario de recepción a un jefe de Estado, como lo es el Papa del Vaticano, sino que asistió a la misa que ofreció Francisco en la Basílica de Guadalupe donde, junto con su familia, Peña Nieto comulgó.

En Palacio Nacional, el Presidente dijo al Papa que “en las calles, en los estadios y plazas que visitará, se encontrará con un pueblo generoso y hospitalario; con un pueblo orgullosamente guadalupano”.

El comportamiento de los miembros del gabinete, que fueron presentados dos veces al Papa, fue protocolario. Lo saludaron de mano a su llegada al Hangar Presidencial y en Palacio Nacional, donde solo el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, tuvo el atrevimiento de pedirle una foto con su esposa.

En el Hangar Presidencial las que tuvieron una mayor interacción con él fueron la procuradora Arely Gómez y la secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, ex perredista.

En Palacio Nacional estuvieron los presidentes del Senado, Roberto Gil, y de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, quienes saludaron conforme al protocolo al líder de la Iglesia Católica.

También asistieron los coordinadores y vicecoordinadores parlamentarios de algunos partidos, entre ellos el diputado panista, Marko Cortés, el priista César Camacho, y el coordinador del PVEM en San Lázaro, Jesús Sesma.

La vicecoordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Cecilia Romero, fue la única legisladora que mostró su devoción al Papa al besar su mano cuando lo saludó.

Romero, quien fue comisionada del Instituto Nacional de Migración en la administración de Felipe Calderón, es abiertamente católica. En un Interrogatorio Milenio en abril de 2014 cuando era presidenta interina del PAN dijo que su frase preferida es “a Dios rogando y con el mazo dando” y que el ritual que nunca falta en su día es rezar.

Al evento en Palacio Nacional asistieron los presidentes de casi todos los partidos. Estuvo Manlio Fabio Beltrones del PRI, Ricardo Anaya del PAN, Agustín Basave del PRD, Luis Castro de Nueva Alianza, Alberto Anaya del PT, Hugo Erik Flores de Encuentro Social y el vocero del PVEM Carlos Puente. Solo faltaron el presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y el de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.

De los líderes partidarios el que tuvo una mayor interacción con el Papa fue Agustín Basave, quien le comentó que una de las frases de su primer mensaje en México, que acaba de dar ahí, sobre la necesidad de construir  "la civilización del amor", era justo el título del último libro de su papá, el jurista y filósofo Agustín Basave Fernández del Valle, que se publicó después de haber fallecido en 2006. De acuerdo con Basave, el Papa comentó con él que esa frase la había dicho otro Papa previamente, a lo que Basave le recordó que efectivamente había sido Benedicto XVI.

En Palacio Nacional el Papa conoció a los gobernadores del país. La mayoría lo saludó conforme al protocolo excepto la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, quienes besaron la mano del Papa.

Pavlovich, quien como su esposo y sus hijas practica la religión católica, escribió en Twitter que el Papa le dijo que sabe “que los sonorenses son mujeres y hombres muy valientes”, por lo que le agradeció “por tener a Sonora y a México en sus oraciones”.

El gobernador chiapaneco es también abiertamente católico, incluso acudió al Vaticano en diciembre con su esposa Anahí y en la Plaza de San Pedro agradeció al Papa Francisco su próxima visita a San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez.

También la esposa del gobernador de Chihuahua, César Duarte, besó la mano del Pontífice.

Otros gobernadores llevaban artículos como monedas o imágenes para que el Papa las bendijera. Ese fue el caso del gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes; el de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; y el de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre.

El gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, quiso volver a ver al Papa y el domingo por la tarde lo esperó en primera fila frente a la Nunciatura Apostólica, a pesar de que saludó al Papa el sábado en Palacio Nacional y en junio de 2015 fue a verlo al Vaticano.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, entregó al Papa Francisco la llave de la Ciudad y la Medalla y Pergamino que lo acreditan como Huésped Distinguido. En la ceremonia que se realizó en el Zócalo Mancera actuó conforme al protocolo, pero minutos después del acto Mancera publicó una selfie con el Papa en la red social Instagram.

 

Un honor platicar con el Papa Francisco tras nombrarlo Huésped Distinguido #PapaEnCDMX #mm

Una foto publicada por manceramiguelmx (@manceramiguelmx) el


El sábado por la tarde, en la misa que ofreció en la Basílica de Guadalupe estuvieron presentes el ex presidente Felipe Calderón y Margarita Zavala junto con otros panistas como José Luis Luege.

Zavala ya había estado previamente con el Papa, pues un día antes acudió a la Nunciatura Apostólica para ver cómo llegaba el Papa desde el aeropuerto capitalino.

Felipe Calderón y su esposa también estuvieron en la misa que dio el Papa en Michoacán, estado natal del ex presidente. A la misma misa, pero por separado, asistió la ex candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota.

El domingo en Ecatepec, Estado de México, el Papa fue recibido por el gobernador Eruviel Ávila quien atestiguó la entrega de las llaves de la ciudad y del nombramiento como visitante distinguido, a cargo del alcalde de ese municipio Indalecio Ríos. Eruviel Ávila le entregó un Árbol de la Vida en miniatura, hecho en barro por manos mexiquenses.

En enero de 2014 Eruviel Ávila reconoció que es “católico, apostólico, guadalupano y mexiquense”.

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, volvió a encontrarse con el Papa al recibirlo en el aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez el lunes. Sin embargo, en esa ocasión ya no besó su mano.

Velasco asistió a los dos eventos que el Papa encabezó en San Cristóbal de las Casas y en Tuxtla Gutiérrez.

En Michoacán el gobernador perredista, Silvano Aureoles, lo recibió en el aeropuerto de Morelia conforme al protocolo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios