17 de Julio de 2018

México

Diez consejos para no llegar tarde al trabajo

No existen fórmulas mágicas para llegar puntual a cada lugar, pero sí una fórmula basada en hábitos que te presentaremos a continuación.

Configura la alarma de tu reloj con un sonido fuerte para que no te vuelvas a quedar dormido. (Archivo/Notimex)
Configura la alarma de tu reloj con un sonido fuerte para que no te vuelvas a quedar dormido. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Diez consejos para no llegar tarde al trabajoCompartir en Twiiter Diez consejos para no llegar tarde al trabajo

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Cuántas veces a la semana se te hace tarde para llegar a tiempo al trabajo? ¿Te consideras impuntual?

Es normal que existan contratiempos que te provoquen serios episodios de estrés porque se te volvió a hacer tarde, pero hay casos en los que tu falta de formalidad con el tiempo recae absolutamente en ti. 

No existen fórmulas mágicas para llegar puntual a cada lugar, pero sí una fórmula basada en hábitos que te presentaremos a continuación (puedes realizar todos o elegir los que mejor te acomoden): 

1. Admite que eres impuntual

Para que funcione, lo primero es aceptar que es tu culpa llegar tarde; quizá no siempre, pero al menos sí debes ser consciente de que la mayoría de las veces depende de ti. 

2. Duerme lo más temprano que puedas

No corras a emborracharte con tus amigos entre semana, deja de ver películas hasta la madrugada, evita las pláticas telefónicas nocturnas o la sobremesa con tu familia hasta altas horas de la noche.

Todo lo anterior provocará que al día siguiente no escuches la alarma y te despiertes cansado.

3. Aleja el celular

Trata de no usar el celular al llegar a casa o de revisarlo antes de acostarte. Deja de jugar Candy Crush. De estar en Facebook. De revisar Twitter. Lo ideal sería reducir su uso en general, pero empecemos por hacerlo minutos antes de irnos a dormir.... 

Además, recuerda que el celular puede ser el responsable de tu sobrepeso.

4. Prepara tu desayuno una noche antes

Pierdes gran parte de tus minutos matutinos en ver qué vas a desayunar, en la preparación y en ingerirlos, aunque en el peor de los casos ni tiempo te da de eso. 

Alista tu comida por las noches y refrigérala. También sirve comprar barritas energéticas, yogurt y cereal para el camino. 

5. Agiliza el proceso de "¿Qué me voy a poner?"

Otra actividad en la que pierdes demasiado tiempo. La vida se te va en decidir qué ponerte, ver si está "decente" y, si no, plancharlo o coser ese botón que "está volando" o terminar quitándotelo porque notaste que lo guardaste sucio o que está roto. 

Es mejor dejar lista la ropa desde un día antes. 

6. Haz un cronograma

Escribe una lista con todos tus pendientes matutinos y anota cuánto te tardarás en hacer cada cosa. Modifica la lista durante la semana, suma los tiempos de cada actividad y ubica la hora exacta en la que es adecuado levantarte.

7. Adelanta tu reloj

A algunas personas les funciona. Con cinco o diez minutos bastarán para que tu cerebro capte la señal, en ese momento sabrás que se te está haciendo tarde. Ojalá seas de los que no se burla de sí mismo por andar haciendo este tipo de trampitas.

8. Configura tu alarma

Coloca un sonido fuerte, que te sacuda y no algo que te relaje y termine arrullándote para volver a caer en los brazos de Morfeo. Quita el sonido de pajaritos y coloca el de unos gallos de pelea. 

También sería bueno indicarle a tu alarma que suene cada cinco minutos. Así será imposible que vuelvas a quedarte dormido.

9. Sal de tu casa media hora antes de lo normal 

Además de todo lo anterior, sería realmente inteligente sumarle 30 minutos al tiempo de cada trayecto que realizas al moverte en la ciudad de México.

¿Cuánto ha sido el tiempo máximo que has usado para llegar de tu casa al trabajo? Quizá media hora te suene exagerado, pero sabes que hasta cinco minutos hacen la diferencia. Y si hay lluvia o es hora pico, ni te contamos. 

10. Ten las llaves y el dinero a la mano 

Puede leerse tonto pero hay muchas personas que no llegan a tiempo a sus citas porque no encuentran sus llaves, porque se les olvidó retirar efectivo o porque no encuentran su cartera. Si te vuelves previsor y dejas esos objetos en un punto específico una noche antes, no tendrás de qué preocuparte.

(Con información de garuyo.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios