11 de Diciembre de 2017

México

¿Cómo hacerle para que te rinda la quincena?

Apuntar todos los gastos que realices, incluso comprar chicles, puede ayudarte a detectar 'fugas' de dinero.

Muchos 'godínez' tienen que ingeniárselas para 'estirar' la quincena. (Archivo/SIPSE)
Muchos 'godínez' tienen que ingeniárselas para 'estirar' la quincena. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Cómo hacerle para que te rinda la quincena?Compartir en Twiiter ¿Cómo hacerle para que te rinda la quincena?

Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- Ser 'godínez' no es fácil. De acuerdo con el Inegi, el 25 por ciento de los mexicanos trabaja más de 50 horas a la semana; el 45.7 por ciento pasa entre 35 y 48 horas semanalmente en la oficina y 45 por ciento trabajan seis días de la semana.

Para quienes todos los días recorren largas distancias con el gafete de una empresa bien puesto, la oficina se ha convertido en un segundo hogar y gran parte su quincena se queda ahí.

El café y el sándwich del desayuno, la fondita de la tarde, el cigarro suelto, la boleada, los dulces, los pagos al de los catálogos y la salida quincenal con los cuates del trabajo son algunos de los gastos que la plataforma de ahorro Piggo ha identificado como los culpables de ‘no llegar a fin de quincena’.

¿Quieres poner fin al martirio de estar contando pesos y centavos días antes de que llegue tu próximo pago?, lo primero que debes hacer, de acuerdo con Piggo, es poner orden a tu caos financiero y descubrir a dónde se está yendo tu dinero.

Paso 1. Identifica

Anota todos los gastos que sueles hacer en tu horario de trabajo. Realiza una tabla donde apuntes de lunes a viernes todos tus gastos de oficina. No omitas nada. Debes apuntar desde el café, hasta los chicles y por su puesto las alitas de los viernes o la visita al cine de los miércoles.

Haz este ejercicio durante una quincena para que puedas observar cómo estás gastando. Después de hacer esto, la idea de que tu sueldo no te alcanza, seguramente cambiará.

Paso 2. Clasifica

A partir de tu registro comienza a clasificar tus gastos en dos categorías:

Indispensable: Los necesito para sobrevivir (comida, por ejemplo)

No indispensables: ¡Ah! Nadie se ha muerto por abandonar esto (chicles, por ejemplo)

Paso 3. Elimina

Ahora, trata de eliminar de tu día a día los gastos no indispensables o sustitúyelos con alternativas más económicas como preparar el almuerzo en tu casa, comprar tu propia bolsa de dulces, llevar el café desde tu casa o armar la coperacha para la cafetera comunitaria.

El trabajo es parte de nuestra vida, pero dejar que sea y absorba todo nuestro esfuerzo y dinero no es sano. ¡Suerte!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios