17 de Octubre de 2018

México

Conoce la diferencia entre los corridos y 'narcocorridos'

Se han hecho parte de la música popular, aceptada por la población mexicana.

Ciertamente el narcocorrido es aquel que mitifica la vida del narcotraficante. (Contexto)
Ciertamente el narcocorrido es aquel que mitifica la vida del narcotraficante. (Contexto)
Compartir en Facebook Conoce la diferencia entre los corridos y 'narcocorridos'Compartir en Twiiter Conoce la diferencia entre los corridos y 'narcocorridos'

Agencia
MÉXICO.- El corrido es parte de la música popular mexicana, que tuvo su primer auge en el periodo de la revolución, por más de un siglo esas canciones han relatado hechos históricos y acciones de individuos destacando con un vehículo efectivo de comunicación que se nutre de la historia oral de los pueblos, que es parte del legado cultural y de la identidad nacional, parte del folklor y de lo popular.

Es aceptado por amplios sectores de la población  y han sido dedicados a figuras como Francisco Villa, Emiliano Zapata, los corridos de Chihuahua, de Torreón o de la toma Zacatecas, eran formas folclóricas de narrar los hechos de esa etapa histórica de México.

También te puede interesar: ¿Quiénes son las Buchonas? Conoce su lujoso estilo de vida

Uno de los corridos mexicanos más populares fue: La Adelita, quién fue interpretado por uno de los cantantes y actores de la época de oro: Jorge Negrete

Pero en la historia reciente, dentro de la llamada “música popular mexicana”, hay un “género” que ha venido a desvirtuar la tradición de los corridos: se trata del “narcocorrido”; narraciones que más que contar una historia, cuenta las acciones de personas dedicadas al narco en canciones.

Los ‘narcocorridos’, se han hecho parte de la música popular, aceptada por un amplio sector de la población, donde en las letras, parece que el tráfico y el asesinato son acciones dignas de enaltecer y festejarse.

También ha pasado a formar parte de la música popular, gran cantidad de estos son hechos por encargo, para enaltecer y festejar aventuras, hay quien dice que el narcocorrido tiene campo fértil, como música contestataria al estado, que también se ubica en el imaginario popular al ser contratado con la realidad, que es parte de la manipulación cultural, la falta de educación, la ausencia de valores.

Ciertamente el narcocorrido es aquel que mitifica la vida del narcotraficante, la describe llena de lujos y placeres que sólo pueden ser adquiridos con dinero y poder: porque con el cambio de siglo, estos fueron los nuevos ideales de una gran parte de los mexicanos. Como muestra de ello, uno de los más conocidos y sobre todo grabado es: El Katch:

Celebrando con tiros al viento
después de un negocio
la banda jalando
corridos, canciones,
mujeres, botellas,
su gente al pendiente
todo asegurado
se faja una escuadra y un siete
las cachas de oro diamantado

Armani, Dolce&Gabbana,
Land Rover para pasear
con dólares en la bolsa
Buchanan’s para tomar
las plebitas están que tientan
para el party comenzar…

Han rebasado el límite de lo nacional, los grandes grupos y agrupaciones que tocan este tema se presentan ante miles de personas en México, pero también en Los Ángeles, en Texas y en las principales ciudades de Colombia y de varios países del Cono Sur.

El grupo pionero de narcocorrido, ha sido desde su origen el grupo Los Tigres del Norte, de esta agrupación que surgiera en Rosa Morada, municipio de Mocorito, Sinaloa, a finales  de la década de 1970, y en 1968 fue fundada formalmente en la ciudad de San José, California.

Su estilo basado en la música regional del Norte de México, sus canciones van desde el género romántico, la balada norteña al narcocorrido, utilizando instrumentos como el bajo eléctrico o contrabajo, el acordeón, el bajo sexto y la batería. Sus éxitos en sus inicios fueron La Banda del Carro Rojo y Camelia La Tejana, destacan el narcocorrido muerte anunciada que dedican al jefe del narcotráfico en Colombia Pablo Escobar, el corrido Jefe de Jefes, en donde se glorifica la personalidad de Miguel Ángel Félix Gallardo, llegando a popularizar en tiempos recientes La Reyna del Sur, basada en la novela literaria de Arturo Pérez-Reverte.

Larry Hernández cantó “El encuentro con Chapo Guzmán”, en el que relata la actitud temeraria de “El Chapo” ante los militares.

Me buscan, me encuentran
pero no se animan
o será que también valoran su vida
será que sus armas no son competencia
mejor no me obliguen a usar la violencia

Los Tucanes de Tijuana narraron la fuga de “El Chapo” del penal de Puente Grande en Jalisco durante la administración de Vicente Fox. Un tema que también popularizó Larry Hernández.

La gente de Sinaloa
anota su primer gol
a la nueva presidencia
y al señor Vicente Fox
no se les hizo a los gringos
hacerle la extradición

Los grandes exponentes del narcocorrido han sido Los Tigres del Norte, Los Tucanes de Tijuana, K-Paz de la Sierra, Los Originales de San Juan, Los Huracanes del Norte y en la nueva ola, El Comander, Valentín Elizalde, El Shaka. Algunos exponentes de esta música han sido asesinados, pero el narcocorrido no se detiene.

Esa es la diferencia entre un corrido y un narcocorrido, la finalidad; el primero, cuenta hazañas, gestas heroicas, lugares, hechos históricos, la historia, el día a día; el último, el ego, la aceptación de lo ilegal y el crimen.

Con información de: La Jornada/Udlap/People en Español

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios