18 de Octubre de 2018

México

Cupido, 'sin puntería' en México

El Inegi señala que hay un aumento de la población que vive en unión libre y hay una disminución de matrimonios en México.

Según datos del Inegi, los matrimonios en México han disminuido con el paso de los años,mientras que la unión libre va aumentando de gran manera.(Foto tomada de Excélsior)
Según datos del Inegi, los matrimonios en México han disminuido con el paso de los años,mientras que la unión libre va aumentando de gran manera.(Foto tomada de Excélsior)
Compartir en Facebook Cupido, 'sin puntería' en MéxicoCompartir en Twiiter Cupido, 'sin puntería' en México

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- En México, el amor se transforma: los divorcios han aumentado y los matrimonios cada vez son menos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre el año 2000 y 2013 el número de separaciones legales aumentó 107.6 por ciento, mientras que la cifra de matrimonios se redujo 17.7 por ciento.  En promedio, la duración de una unión conyugal es de 13.5 años.

Durante 2013 se tuvo un registro de 108 mil 727 divorcios; además, por cada cien enlaces matrimoniales hubo 18.7 divorcios, “esta relación muestra una tendencia creciente en los últimos años, cuyo punto más bajo se registró en 1993 (4.9 por cada cien).

“A partir de este año se observa un aumento paulatino que se debe a un efecto doble: por una parte, hay un incremento de los divorcios y, por otra, una disminución de los matrimonios pues el número de parejas que viven en unión libre tiende a aumentar”, señaló el Instituto.

Los registros muestran que 42.3 por ciento de los mexicanos está casado; 16.4 por ciento vive en unión libre, lo cual significa que 58.7 por ciento de la población mayor a 15 años se mantiene con una pareja sentimental; además el 12.3 por ciento es divorciado y, finalmente, 29 por ciento prefiere estar soltero.

“La proporción de hombres solteros (32.4%), casados (43.8%) y que viven en unión libre (16.6%) son ligeramente mayores al de las mujeres. En las mujeres prevalece una mayor proporción de separadas, divorciadas o viudas (16.9%), es decir, una de cada seis se encuentra en esta situación conyugal y dicho porcentaje es dos veces mayor respecto al de los hombres (7.2 por ciento)”, explicó.

La edad, lo de menos

Inegi muestra que la mayoría de los hombres de edades entre 15 a 29 años son solteros pues representan 70.7 por ciento, sólo 27.4 están casados o viven en un unión libre, cuando avanza la edad de las personas la proporción de solteros disminuye y predominan los legalmente unidos.

“En los hombres de 30 a 59 años y aquellos de 60 años y más, dicha proporción es de 79.9% y 76.4%, respectivamente. Cabe señalar, que entre los varones de 60 años y más, uno de cada cinco está divorciado, separado o viudo y cuatro de cada 100 se mantiene soltero”, refirió.

Sin embargo, en el caso de las mujeres ellas se unen a una edad más temprana. La proporción de mexicanas de 15 a 29 que continúan solteras es de 56.2 por ciento, en consecuencia, el porcentaje de mujeres en vida de pareja es mayor respecto a los hombres de la misma edad (representándose con 38.9 por ciento).

“La diferencia es de más de diez puntos porcentuales. Esta situación cambia en la población de 30 a 59 años, cuya proporción de mujeres unidas es menor a la de los hombres, dando paso a un gran contingente de mujeres que se encuentran separadas, divorciadas o viudas: una de cada seis (15.6%) se encuentra en esta situación conyugal y llega a ser de 46.2% entre las que tienen 60 años y más”, expuso.

La emoción dura 3 años

La dopamina es la sustancia química responsable del enamoramiento, un proceso transitorio, conductual y neuroquímico que dura sólo tres años, aseguró el neurofisiólogo, Eduardo Calixto González.

La finalización del enamoramiento se debe a la disminución gradual de la dopamina, proceso en el que el cerebro desensibiliza las emociones, explicó el especialista .

El enamoramiento es una liberación masiva de dopamina en el núcleo accumbens, detalló el también investigador del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. “Después de tres años el cerebro se adapta a la persona y da paso al amor real.”

(con información de Excélsior)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios