20 de Mayo de 2018

México

Matan de sed a un árbol de 180 años

La ceiba se ha convertido en un riesgo para los ciudadanos, pues puede caerse en cualquier momento.

El longevo árbol se ubica en calzada de la Cruz. Se secó debido a que se construyó el nodo vial de esa zona, se cortaron sus raíces y no le dieron agua suficiente. (nayarit.enlinea.mx)
El longevo árbol se ubica en calzada de la Cruz. Se secó debido a que se construyó el nodo vial de esa zona, se cortaron sus raíces y no le dieron agua suficiente. (nayarit.enlinea.mx)
Compartir en Facebook Matan de sed a un árbol de 180 añosCompartir en Twiiter Matan de sed a un árbol de 180 años

Agencias
TEPIC, Nayarit.- Un árbol de ceiba de 180 años, sagrado para la tradición prehispánica y que forma parte del entorno urbano, fue declarado muerto, por falta de agua, según diversas organizaciones e instituciones gubernamentales, afirmó el presidente de la Sociedad Ecológica de Nayarit A.C., José Francisco Ríos Amezcua.

El ingeniero agrónomo explicó que esta ceiba, ubicada en la calzada de la Cruz, fue objeto de la presunta negligencia de la autoridad, que construyó el nodo vial de esa zona, cortó sus raíces y dejó de darle agua suficiente, para mantenerla viva en medio del concreto al que se redujo su hábitat.

En entrevista con Notimex, Ríos Amezcua refirió que “en el sexenio de Ney González se proyectó el nodo vial, plantearon el derribo de toda la flora de la avenida de la Cruz, entonces los ecologistas “nos inconformamos, y nos pusimos en contacto con Héctor Ibarra Horta, de obras públicas del estado”.

Indicó que se mantuvo en el sitio la ceiba y el hule. Sin embargo, gran parte de la raíz del árbol fue cortada, debido a la cercanía de ésta con el túnel principal de la obra, “por lo que el árbol no iba a poder succionar gran parte del agua y los nutrientes para seguir viviendo, y se rellenó de concreto”.

Según el ecologista, luego de varias reuniones con diferentes autoridades, en ese entonces se acordó crear una infraestructura especial para la ceiba, de 12 metros de profundidad, para inyectarle agua y mantenerla viva “nunca se hizo, concluyó la obra, y terminó el sexenio”, afirmó.

De acuerdo con los ecologistas, el árbol pesa unas 50 toneladas, por lo que representa un riesgo para los ciudadanos

“El árbol se estresó, desde hace cinco años estuvo luchando por sobrevivir pero no lo logró; debió retoñar en febrero, echar hojas y dar muestras de vida, a estas alturas no tiene remedio, “mucha gente se ha enojado diciendo que los ecologistas somos irresponsables, pero la ceiba es de toda la ciudad” resaltó.

Expresó que el dictamen sobre la muerte de este árbol, lo realizó un experto en taxonomía, a partir de un muestreo de todas las ramas de la copa del árbol, de los lados y del tallo, “es una víctima más del desarrollo de la ciudad e irresponsabilidad de gobierno y ciudadanos, porque cuatro o cinco personas no podemos solos”.

Según el especialista, el árbol de alrededor de 50 toneladas, debe ser talado, ya que se ha convertido en un riesgo y ocasionar un accidente, además indicó que para ello ha acordado participar diversas dependencias locales y federales.

Por último, declaró que al hacer peticiones sobre el resguardo del árbol de ceiba, autoridades federales como Semarnat indicaron que por ubicarse en una zona urbana dentro de la ciudad de Tepic, el asunto correspondía a la dirección de Ecología del ayuntamiento local.

En esa dependencia señalaron que “no existe un registro del árbol y por ende, que lo conocían”. Según tradiciones prehispánicas mesoamericanas, nahuas y mayas, en México consideraban que el Universo estaba dividido en tres planos, que se comunicaban a través de la ceiba, por lo que era un árbol sagrado.

Mientras tanto, el director de Protección Civil de Tepic, Humberto Figueroa Esquivel declaró que su dependencia está a la espera del documento físico que avala el diagnóstico emitido por el taxónomo, en el que se da a conocer la situación actual del árbol.

Gran parte de la raíz del árbol fue cortada para poder realizar una obra de infraestructura, lo ocasionó que le árbol se secara

"Estamos esperando el resultado del análisis, en papel, porque ya hubo una revisión que nosotros apoyamos, pero es necesario contar con el documento, para saber cómo actuar, si se tala o no, ese árbol" afirmó.

Por su parte, el arqueólogo Francisco Samaniega, asociado al Centro Nayarit del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dio a conocer que esta ceiba se encuentra ubicada en lo que fue una ruta de peregrinación, que tiene por referencia el culto a la Santa Cruz de Zacate, un acto religioso que data de fines del siglo XVI e inicios del XVII.

Toda la tradición, explicó, está documentada desde 1610 y supone la preexistencia de una roca con petrograbados, presumiblemente prehispánicos.

“En el siglo XVI fue interpretada como una roca en la que estarían grabados los pies de Jesucristo; la roca fue extraída, partida en dos. Una mitad se colocó en el convento de Jalisco y otra en un templo de Guadalupe, Zacatecas, en los extremos de la Nueva Galicia”, expuso.

Samaniega refirió que “en ese lugar, a inicios del siglo XVII aparece una cruz de pasto, milagrosa, en el piso, que no necesita ser resguardada, para mantener su forma, y el culto fue creciendo hasta ser el más importante de la región noroccidental de la Nueva Galicia, y el pueblo de Tepic estableció entonces una ruta de peregrinación”.

Desde la plaza principal hasta el santuario se veneraba a la Santa Cruz de Tepic, “esa ruta corre por la calle de Veracruz y gradualmente se convierte en la calzada de la Cruz.

"Hay referencias de finales del siglo XIX de que ya se encontraban presentes estas ceibas, protegiendo el paso de peregrinos”, al crear una suerte de ermitas naturales, resaltó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios