17 de Diciembre de 2018

México

Decomisa Profepa 37 toneladas de acumuladores usados

Los artefactos, considerados residuos peligrosos, estaban almacenados sin las precauciones necesarias para su manejo.

El lugar no contaba con las medidas mínimas de seguridad. (profepa.gob.mx)
El lugar no contaba con las medidas mínimas de seguridad. (profepa.gob.mx)
Compartir en Facebook Decomisa Profepa 37 toneladas de acumuladores usadosCompartir en Twiiter Decomisa Profepa 37 toneladas de acumuladores usados

Agencias
MÉXICO, D.F.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que aseguró dos mil 182 acumuladores usados de autos, considerados como residuos peligrosos, con un peso aproximado de 37 toneladas, que un particular tenía almacenados ilegal e inadecuadamente en Chihuahua.

De acuerdo con el personal de la delegación de la Profepa en la entidad que actuó en esta diligencia, el sitio de acopio, localizado en un predio del Fraccionamiento La Cuesta, en Ciudad Juárez, no contaba con la autorización para funcionar como tal.

Debido a que la misma se debió tramitar previamente ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), informó el delegado de la institución en esa entidad, Sergio Zepeda Rodríguez, según dio a conocer Notimex.

En un comunicado, la dependencia explicó que en el lugar inspeccionado se compraban, vendían y almacenaban acumuladores usados de automóviles, piezas que, por el uso de un metal peligroso, como lo es el plomo, exigen un manejo apropiado para su acopio, almacenamiento, transporte y disposición final.

Como lo dispone la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos, la cual impone una serie de requisitos que, en el caso que se reporta, no se cumplían y entre los que destacan los siguientes: no se contaba con sistemas y equipos de extinción de incendios.

No había equipos para la atención de emergencias, no existían pasillos que permitan el libre tránsito del personal, y había acumuladores fuera del área del almacenamiento, sin envasar, ni identificar adecuadamente, lo que ocasionaba una situación altamente riesgosa para la salud y el medio ambiente.

No obstante lo anterior, el responsable del lugar acreditó, mediante los manifiestos de entrega, transporte y recepción que exhibió, que pretendía darles un destino final a esos residuos peligrosos, llevándolos a empresas debidamente autorizadas y que se ubican en el estado de Nuevo León.

Zepeda Rodríguez indicó que la Profepa ante esa situación continuará con la investigación correspondiente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios