13 de Diciembre de 2018

México

Saca el cobre desastre de Grupo México en Sonora

Los habitantes de la zona presentan severas afecciones en la piel y se quejan de la falta de soluciones y la suspensión de apoyos por la veda electoral.

Comunidades del río Sonora están indignadas por la falta de atención hacia sus enfermedades. (Excélsior)
Comunidades del río Sonora están indignadas por la falta de atención hacia sus enfermedades. (Excélsior)
Compartir en Facebook Saca el cobre desastre de Grupo México en SonoraCompartir en Twiiter Saca el cobre desastre de Grupo México en Sonora

Agencias
HERMOSILLO, Sonora.- En agosto pasado se gestó una tragedia ambiental en el estado de Sonora: una mina perteneciente a Grupo México derramó miles de litros de sustancias tóxicas en los cauces del río que lleva el mismo nombre de la entidad: miles de personas resultaron afectadas, ya sea intoxicadas, por pérdidas de ganado o de cultivos. La información es de Excélsior. 

A ocho meses del desastre, habitantes de Aconchi, Baviácora, Cananea, Ures y Hermosillo, organizados en el frente ciudadano “Todos unidos contra Grupo México”, expresaron su indignación y hartazgo por incumplimiento y abandono.

Incluso, dijeron estar dispuestos a impedir las próximas elecciones para exigir justicia.

Los testimonios recabados dan cuenta de habitantes con problemas en la piel, caída de cabello, cejas y sangrados frecuentes. Además de la falta de atención, de la perforación de pozos que no dan agua y la quiebra de negocios familiares, acusan la suspensión de apoyos económicos por la “veda electoral”.

Pobladores señalan la falta de atención médica, la interrupción de la entrega de apoyos y nula transparencia en resultados sobre los niveles de contaminación.

El riesgo de un estallido social en comunidades del río Sonora crece ante la indignación y el hartazgo de la gente que se siente engañada por la falta de atención a sus enfermedades, la suspensión en la entrega de apoyos y la nula transparencia en los resultados sobre los niveles de contaminación del agua.

La situación es ya es en un foco rojo para las elecciones del próximo 7 de junio en el estado, donde están en disputa la gubernatura, 72 alcaldías y 33 diputaciones locales.

Indemnizaciones suspendidas

De manera unilateral se decidió suspender los pagos del Fideicomiso río Sonora para habitantes de siete municipios, creado con dos mil millones de pesos aportados por Grupo México, con el argumento de que hay “veda electoral”, cuando el dinero que se entrega proviene de una empresa privada.

“En mi calidad de presidente del Fideicomiso río Sonora, me permito informar que la Comisión Ejecutiva del Comité del Fideicomiso, en sesión celebrada el día 4 de marzo del presente año, acordó el aplazamiento de los pagos por concepto de resarcimiento de daños a la población, ocasionados directamente por el derrame, con motivo de las campañas electorales”, indicó Rodolfo Lacy Tamayo, subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Semarnat.

Alcaldes de la región criticaron el anuncio porque consideran que cuando se trata de recursos privados no aplica esta restricción. No descartaron la posibilidad de acudir a tribunales federales.

“Nosotros vamos a buscar la forma de protestar y si hay que buscar al Instituto Nacional Electoral (INE), lo vamos a hacer, si hay que impedir elecciones, lo vamos a hacer; nosotros no nos vamos a quedar cruzados de brazos”, advirtió el presidente municipal de Aconchi, Pedro Armando Lugo López.

Miembros de organizaciones criticaron estategias como la perforación de 18 pozos para obtener agua para el consumo humano en la zona, pues la mayoría de estas tomas no tienen agua, con todo y que el Organismo de la Cuenca Noroeste de la Conagua las equipó, lo que parece un gasto infructuoso.

“Fuera de la cuenca del río es muy difícil encontrar agua, entonces la mayoría de los pozos que se han perforado no tienen”, expuso Martín Peña Molina, presidente de la Asociación de Usuarios de la Unidad de Riego de Banámichi.

Detalles

  • Un año reservó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) la información sobre el padrón de beneficiarios del Fideicomiso río Sonora.
  • La minera Grupo México prevé triplicar su producción este año, con una inversión de tres mil 400 millones de dólares.
  • Su nueva presa de jales (para residuos) medirá 130 mil 486 hectáreas.
  • En la página electrónica del Fideicomiso río Sonora aparecen como pagadas dos estrategias de comunicación, una local (Foro Sonorense de Periodistas) por un monto de cuatro millones 280 mil 400 pesos y una nacional (Ambiente Acuavita) por 16 millones 533 mil 182 pesos, sin que se brinden mayores detalles al respecto.
  • Desde que ocurrió el derrame principal de la mina han pasado ocho meses.

Escurrimientos peligrosos

Los metales pesados que se derramaron desde el 6 de agosto de la mina Buenavista del Cobre se encuentran depositados a escasos 26 kilómetros de la zona urbana de Hermosillo, en la presa Rodolfo Félix Valdés, El Molinito, donde ya se registran algunas filtraciones que escurren peligrosamente hacia la capital de Sonora.

Durante un recorrido por la zona, periodistas de Excélsior constataron que el agua que escapa por debajo de la cortina, que es donde se concentran los contaminantes, lleva alrededor de siete kilómetros de avance sobre el cauce natural del río Sonora.

El Molinito, cerrado seis días después de la tragedia ambiental, tiene actualmente almacenados 79.3 millones de metros cúbicos de agua, que representa 60.9% de su capacidad.

Habitantes del ejido Molino de Camou, ubicado en la zona rural de Hermosillo, a dos kilómetros de la presa, reclaman desde hace tres meses afectaciones serias a la salud.

Nadia Gómez Moraga, de 32 años, tiene la mayor parte del cuerpo cubierto de manchas color cobrizo, desde el cuello hasta los pies: “Mi problema comenzó en el mes septiembre, cuando me empezaron a salir ronchitas en el abdomen”.

“Por mis propios medios acudí al centro de salud y me mandaron al Hospital General, pero el medicamento no me hizo, así que fui a una farmacia de similares, donde me pusieron una inyección, que fue la que empezó a quitarme unas escamas”, contó.

Vergüenza mundial

El miedo que provoca tener de vecino a una de las mineras con mayor producción de cobre en el mundo genera que cada vez sean más las voces que exigen el retiro de la concesión a Grupo México o, por lo menos, la reubicación de sus instalaciones, ante la intención de la empresa de triplicar su producción.

Patricio Estévez Nenninger, especialista en desarrollo sustentable, aseguró que la minera no puede seguir asentada en el sitio, porque es una vergüenza mundial.

“Según el artículo 27 constitucional, no se pueden concesionar las aguas de la nación a una empresa privada por más importante que sea y por más influencias que tenga en el ámbito económico”, advirtió.

Dijo que ya “han tocado las campanas” para rescatar al río Sonora.

Grupo México trabaja actualmente en la construcción de una nueva presa de jales (para residuos) al sureste de Cananea para seguir acumulando desechos tóxicos, en una extensión de 130 mil 486 hectáreas.

Enfermos de hígado y riñón

Pobladores señalan incumplimiento de monitoreo por parte de instancias federales.

Martha Patricia Velarde Ortega es una habitante del municipio que sufre de frecuentes sangrados en la nariz. Tiene dos nietos con problemas en hígado y riñones, a consecuencia de la tragedia ecológica.

El esposo de la señora está en quiebra, porque ya casi nadie compra pinole, que ofrece en casas. “Lo que antes colocaba en cinco horas, ahora lo distribuye en cinco días”, lamentó.

Días antes de que entrara en vigor la llamada “veda electoral”, Martha Patricia y sus familiares recibieron una indemnización de 15 mil 350 pesos, que considera “una burla”.

“Esos 15 mil pesos ya nos los acabamos tres o cuatro veces en el agua para beber, cocinar y para que los niños se lleven a la escuela, porque ni modo de arriesgarnos, cuando ya estamos sufriendo en nuestros cuerpos los estragos de la contaminación”, dijo.

El caso más grave que enfrenta la familia es el de la pequeña Nicole, de seis años, a quien le detectaron cadmio y cobre en la sangre y orina.

Velarde Ortega, integrante del frente ciudadano Todos Unidos Contra Grupo México –una alianza de habitantes del río Sonora y extrabajadores de la Sección 65 del Sindicato Minero–, indicó que la menor también sufre de caída de cabello y piel inflamada.

“A mi nuera le dijo el toxicólogo que el problema de la alopecia es por arsénico, pero ningún médico, ninguno, describe que el problema que tú tienes se relaciona con el derrame, porque hay un protocolo muy preciso para proteger a la minera”, acusó.

Al ser cuestionada sobre el ánimo de los vecinos ante las elecciones, consideró que hay una idea generalizada de impedir que se instalen las casillas en las comunidades ribereñas.

Duro golpe económico

El derrame en Buenavista del Cobre cambió la vida de los habitantes del río Sonora, quienes hablan de un antes y un después para sus comunidades. Un duro golpe en los bolsillos y en el ánimo de la gente que hoy tiene temor de saciar su sed con un trago de agua, quienes, sin saberlo, podría provocarles daños.

Arizpe, Banámichi, Huépac, San Felipe de Jesús, Aconchi, Baviácora y Ures son los municipios que viven bajo el estigma de la contaminación por metales pesados.

El río Sonora dejó de ser un lugar de esparcimiento para familias y un aliado en las actividades productivas y convertirse en el centro de las disputas y el encono.

Martín Peña, presidente de la Asociación de Usuarios de la Unidad de Riego de Banámichi, explicó que cuando hubo reparto de dinero para resarcir los daños “fue como una piñata, que había que echarle de palos y el que ganó, ganó”.

Cosas negativas

La quema de una lona con la imagen de Germán Larrea dio el cerrojazo final a una marcha que congregó a cientos de habitantes del río Sonora y mineros de la Sección 65 que partieron del Mausoleo Mártires de 1906, en el Centro Histórico de Cananea, a la planta de rebombeo Los Patos, propiedad de la mina Buenavista del Cobre y que está en poder del frente ciudadano Todos Unidos contra Grupo México, desde el 16 de marzo.

Las consignas de los manifestantes que recorrieron cinco kilómetros a pie y a caballo fueron la atención a los enfermos por la contaminación, remediación inmediata del río Sonora y respeto al contrato colectivo de trabajo de los integrantes del sindicato minero en resistencia desde hace ocho años.

Sergio Tolano, dirigente de la Sección 65, dijo que “nos pueden tachar de muchas cosas negativas, pero ésta lucha es justa, porque queremos buscarnos un futuro, porque el futuro de todos nosotros, de los sonorenses, nos los viene matando Germán Larrea”.

Falta de atención

En cercanías a Molino de Camou los niños toman agua de la llave y las madres de familia se dicen desesperadas ante la falta de atención para los menores y adultos mayores que tienen enfermedades gastrointestinales y en la piel.

Además de encargarse de un negocio de dulces, botanas y refrescos, Sofía Luna Cruz ostenta el cargo de delegada municipal en la comunidad de mil 200 habitantes desde septiembre de 2012.

La representante del alcalde de Hermosillo, Alejandro López Caballero –quien concluye su gestión en cinco meses– explica que tras el derrame en la mina “tenemos 28 personas enfermas, son dos niños nada más y los demás son adultos”.

Expuso que en el monitoreo al agua realizado por Conagua y Cofepris, “según ellos, el agua no está contaminada”. Aunque aceptó que nunca vio documentación oficial al respecto, pese a que se solicitó.

Pese a que es delegada en ese sitio por parte del ayuntamiento de Hermosillo, descartó tener contacto con alguna autoridad municipal, incluso comentó que al alcalde hermosillense Alejandro López Caballero “lo hemos ido a buscar para esto del agua, pero nunca lo encontramos”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios