23 de Septiembre de 2018

México

La 'amenaza Trump' sobre México ya es una realidad

Legisladores creen que, después de la Ford, más empresas retirarán de México su dinero.

Legisladores urgen al gobierno federal a buscar la manera de retener las inversiones estadounidenses. La imagen cumple funciones estrictamente refrenciales. (Archivo/SIPSE)
Legisladores urgen al gobierno federal a buscar la manera de retener las inversiones estadounidenses. La imagen cumple funciones estrictamente refrenciales. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook La 'amenaza Trump' sobre México ya es una realidadCompartir en Twiiter La 'amenaza Trump' sobre México ya es una realidad

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Diputados federales del PAN y del PRD urgieron al gobierno federal a emprender acciones políticas y diplomáticas para contrarrestar el retiro de inversiones de empresas norteamericanas, presuntamente por la presión del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Censuraron asimismo la inacción del gobierno mexicano ante las amenazas cumplidas de Trump, después de que Ford suspendió la inversión de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí.

El coordinador de la bancada perredista en el Palacio de San Lázaro, Francisco Martínez Neri, reconoció que el anuncio de la empresa automotriz representa un llamado de alerta e incluso pronosticó el retiro de más inversionistas estadounidenses.

“Por lo que se refiere a la cancelación de las inversiones en San Luis Potosí, yo creo que se va a venir no solo una cancelación de esa naturaleza, sino otras cancelaciones más que van a poner en un predicamento a la economía nacional y este es un asunto que requiere de la utilización de la diplomacia y también de la instrumentación de políticas serias”, puntualizó.

Peso en picada

El vicecoordinador perredista Jesús Zambrano instó a su vez a poner en marcha un plan de acción para enfrentar la “amenaza Trump”, ya como una realidad.

“Hacer un plan de acción también junto con los empresarios para que tomemos acciones diplomáticas, acciones legales, acciones política de manera conjunta, porque no es simplemente hipótesis o, como se dice coloquialmente, una jalada, lo que se ha empezado ya a avizorar y vaticinar de que esta depreciación del peso frente al dólar va a continuar”, remarcó.

¿Inquieta el silencio de la Cancillería, del gobierno de México, ante estas amenazas cumplidas de Donald Trump? se le inquirió.

Pues es muy lamentable y condenable; no tenemos una política exterior activa, valiente, decidida en defensa de nuestra soberanía, reviró el legislador.

Asustados

La vicecoordinadora panista Cecilia Romero coincidió en la urgencia de que el gobierno federal tome acciones y, por la vía de la política y de la negociación, busque la forma de retener las inversiones norteamericanas en México.

“Lo fundamental es que el gobierno de la República busque la forma de traer nuevamente a la empresa y no que sigamos asustados por lo que puede hacer el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump; aquí se trata de lo que México puede hacer”, dijo.

Amenaza a GM

El presidente electo Donald Trump volvió a sacudir al mundo empresarial estadounidense este martes, enviando por Twitter una amenaza de represalia económica a la General Motors, la mayor firma automotriz de su país. La razón de la nueva disputa: un auto fabricado en México, el Chevrolet Cruze.

El magnate que se dispone a asumir la presidencia estadounidense este 20 de enero, advirtió en su cuenta de Twitter que "General Motors está enviando un modelo hecho en México del Chevrolet Cruze, a concesionarios de autos estadounidenses sin pagar impuestos a través de la frontera".

"¡Fabríquenlo en Estados Unidos o paguen un alto impuesto en la frontera!", dijo.

Trump advirtió repetidamente en su campaña que emprendería acciones contra firmas estadounidenses que fabrican productos en México aprovechando los salarios más bajos y la existencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

La industria automotriz emplea a miles de personas en México, que se ha convertido en una potencia global de fabricación de autos.

Por Twitter

El tuit sobre el Chevrolet Cruze parece ser la primera indicación concreta de la política tributaria punitiva que Trump quiere aplicar con la esperanza de hacer regresar a Estados Unidos los empleos industriales que se han ido a México.

Sin embargo, al anunciar las acciones gubernamentales contra una empresa específica, y usando el mecanismo de las redes sociales, el mandatario electo insiste en una táctica que le ha valido críticas en semanas anteriores.

En diciembre, Trump había tuiteado críticas contra la firma aeronaútica Boeing por lo que consideraba el alto costo de un contrato para reponer el avión presidencial Air Force One.

Sus críticos advierten que el controvertido gobernante electo está saltando los procedimientos oficiales establecidos para lidiar con estos asuntos, volviendo el manejo de la política económica un asunto personal e informal.

Su anterior andanada en redes contra Boeing resultó en una caída en el precio de la bolsa de las acciones de esa compañía.

Todavía está por verse cuál será la reacción de los mercados al más reciente ataque de Trump contra General Motors.

El Cruze

La firma General Motors ha movido parte de la producción de su modelo Chevy Cruze a México debido a la alta demanda que hay por ese producto.

Su fábrica actual en Lordstown, Ohio, no consigue hacer suficientes vehículos pese a estar trabajando tres turnos diarios.

En junio pasado, General Motors anunció en un comunicado que empezaría a importar modelos Cruze fabricados en Ramos Arizpe, Coahuila, México, para suplir esa demanda.

(Con información de Milenio y BBC Mundo)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios