13 de Diciembre de 2018

México

Dos de los 'levantados' de la Zona Rosa, hijos de narcos

Las madres de los desaparecidos aseguran que el hecho de residir en Tepito no los convierte en criminales.

Autoridades no descartan ninguna línea de investigación. (Agencias)
Autoridades no descartan ninguna línea de investigación. (Agencias)
Compartir en Facebook Dos de los 'levantados' de la Zona Rosa, hijos de narcosCompartir en Twiiter Dos de los 'levantados' de la Zona Rosa, hijos de narcos

Agencias
MÉXICO, D.F.- Las madres de dos de los jóvenes secuestrados a plena luz del día en un bar del centro de la Ciudad de México reconocieron que sus padres fueron sentenciados por crímenes relacionados con el narcotráfico.

Las autoridades informaron el viernes que continúan en la investigación de motivos detrás de la impactante agresión del domingo en un bar a pocos metros de la avenida Reforma, en la Zona Rosa del DF.

Personas que trabajan en la misma calle del bar que presta servicio a deshoras en la Zona Rosa de la capital sospechaban que el lugar tenía nexos con bandas de narcotráfico o criminales por los vehículos de lujo que estacionaban afuera y las disputas afuera de la calle.

Las madres de las víctimas expresaron enojo porque dicen que las autoridades, como en muchos casos de secuestros y homicidios, se empeñan en buscar conexiones con narcotráficantes. Agregaron que su lugar de origen, el barrio de Tepito, conocido por el contrabando, no los convierte en criminales.

Las mamás de dos de los desaparecidos, Josefina García y Leticia Ponce, reconocieron que sus esposos tienen un pasado criminal conocido. Fueron arrestados en 2003 con cargos de homicidio, robo y venta de droga. Aunque las autoridades no revelaron el viernes de qué crímenes se les condenó, los dos conocidos jefes criminales de Tepito fueron sentenciados y continúan en prisiones de máxima seguridad.

El barrio de Tepito “está enardecido porque no han aparecido los jóvenes”

Ponce, madre de Jerzy Ortiz de 16 años, dijo que no consideran que la desaparición sea por venganza por los crímenes de su padre ya que han pasado 10 años desde su arresto. Ponce dijo que Jerzy Ortiz es el hijo de Jorge Ortiz Reyes, también conocido como "El Tanque".

"El papá tiene 10 años en la cárcel. Si nos querían hacer algo a nosotros, ya nos habrían desaparecido", dijo Ponce.

La familiar angustiada agregó que en vez de enfocarse en los antecedentes de los jóvenes las autoridades deben reconocer que hay secuestros masivos, que han sido cometidos por los cárteles de drogas en los últimos años en otras partes del país pero que generalmente no han ocurrido en la capital.

"Pónganse en nuestro lugar. Hoy somos nosotros. Mañana, ¿quién va a ser?" dijo Ponce. "Estamos en la ciudad y ya se empezó a ver esto".

Josefina García, la mama de Said Sánchez, otro joven desaparecido de 19 años, también reconoció que su padre era Alejandro Sánchez, quién lleva en prisión más de 10 años por crímenes relacionados a la venta y distribución de droga. García añadió que los crímenes del padre no guardan relación con la agresión contra su hijo y sus amigos.

"Mi marido ya tiene muchos años preso", dijo García. "No tiene problema con nadie. No se mete con nadie. Ya son muchos años presos, no?"

El secuestro de los seis hombres jóvenes, cuatro mujeres y el adolescente de 16 años ocurrió el domingo entre las 10 de la mañana y el mediodía. 

Un testigo dijo a familiares que hombres con la cara cubierta se llevaron a las víctimas en camionetas blancas después de que personal del bar los alertó sobre un operativo policial. Las autoridades catearon el bar y dicen que estudian las imágenes que capturaron las cámaras de vigilancia de la zona.

El secuestro ha aterrorizado a México porque ocurrió a menos de dos cuadras de la embajada de Estados Unidos y a metros del Paseo de la Reforma, la principal avenida de la ciudad donde miles de familias se paseaban en bicicleta o participaban en una carrera el domingo.

Algunos residentes de Tepito, un barrio violento de 150 cuadras en el corazón de la capital, dicen tener miedo de que los secuestros sean parte de un intento de uno de los poderosos cárteles de infiltrar la Ciudad de México. 

Las autoridades dicen que los cárteles usan a la capital solo como trasiego de drogas y no como base para sus operaciones, en parte porque el tráfico y la alta vigilancia policiaca presentan obstáculos.

Pero en el barrio de Tepito, no es así. Las calles angostas llenas de basura cortan el acceso a automóviles para que ahí las personas sólo se puedan transportar en bicicletas. Hay bodegas llenas de partes de carros usadas. 

Los vecinos dicen que muchos de los homicidios en Tepito son cometidos por jóvenes en motocicletas con pistolas de mano.

Mostrarán videos

Rodolfo Ríos, procurador del Distrito Federal se comprometió con los familiares de los  tepiteños ‘levantados’ a mostrarles los videos que registraron las cámaras del C4, así como las grabaciones realizadas por las cámaras de seguridad de los establecimientos circundantes al bar Heavens After.

“No han visto los videos, les comentamos el contenido de ellos y con el compromiso de que van a verlos”, dijo el procurador. Ríos se reunió con las familias de los jóvenes para informarles los avances en la investigación y acordó una nueva entrevista para el día martes.

El procurador indicó que la dependencia a su cargo informó a los denunciantes los resultados del cateo al inmueble, los objetos que encontraron en el lugar y los análisis realizados a las cámaras de vigilancia, tanto en funcionamiento como en contenido registrado.

Rodolfo Ríos aseguró que la procuraduría capitalina trabaja en colaboración con la Procuraduría General de la República (PGR), las autoridades federales y todas las entidades federativas para resolver el caso. “Nunca quedarán satisfechos, sino hasta que les digamos aquí están tus familiares”, dijo.

Aseguró que no existen elementos para afirmar que el ‘levantón’ de 11 comerciantes de Tepito en el bar de la Zona Rosa esté relacionado con una venganza del crimen organizado, aunque no descartó ninguna línea de investigación.

Indicó que no se debe criminalizar a nadie, luego que se hiciera público que dos de los desaparecidos son hijos de exintegrantes del cártel de Tepito: Jerzey Ortiz Ponce es hijo de Jorge Ortiz Reyes “El Tanque”, exlíder del cártel; Said Sánchez García es hijo de Alejandro Sánchez Zamudio “El Papis”, colaborador de “El Tanque”.

Ortiz Reyes está preso en Hermosillo desde hace cuatro años, mientras que Sánchez Zamudio se encuentra interno en el Penal de Santa Martha.

Intentarán contener "al Barrio"

Luego de la reunión con el procurador capitalino, Eugenia Ponce, tía de Jerzey Ortiz, dijo que están satisfechos ya que Rodolfo Ríos Garza está comprometido con los familiares. Se congratuló de que la PGJ y la PGJDF trabajen de manera conjunta e indicó que ya existe una denuncia penal en la PGR.

Agregó que intentarán contener “al Barrio” porque “está enardecido porque no han aparecido los jóvenes” y buscarán que ya no se hagan más protestas y bloqueos.

“Hay que hablar con ellos y decirles que se está siguiendo una línea de investigación”, explicó.

En la reunión estuvieron presentes el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Edmundo Garrido; la subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad, Sulma Campos; el jefe general de la Policía Judicial, Mario Alberto Izazola y el subprocurador Jurídico de Planeación, Coordinación Interinstitucional y de Derechos Humanos, Jorge Antonio Mirón.

(Con información de AP y Milenio)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios