24 de Junio de 2018

México

Ebrard niega aumento de costos en Línea 12 del Metro

El “monto adicional” fue por cambio de trazo, según Mario Delgado, ex titular de Finanzas de Marcelo.

Marcelo Ebrard afirma que es una “Campaña de calumnias” por L-12. (Agencias)
Marcelo Ebrard afirma que es una “Campaña de calumnias” por L-12. (Agencias)
Compartir en Facebook Ebrard niega aumento de costos en Línea 12 del MetroCompartir en Twiiter Ebrard niega aumento de costos en Línea 12 del Metro

Agencias
MEXICO, D.F.- En respuesta a los señalamientos de que durante su administración como jefe de Gobierno del Distrito Federal la Línea 12 del Metro costó mil 59 millones de pesos más, Marcelo Ebrard dijo que “se trata de una campaña de calumnias en mi contra”, según Notimex.

En su cuenta de Twitter, el presidente de la Comisión de Ciudades Seguras de la ONU consideró que esa información obedece más a una campaña con “cifras fantasiosas”.

Marcelo Ebrard consideró que la “campaña de calumnias” tiene como fondo criticar al Pacto por México y la línea política que sigue la dirigencia nacional del PRD, que encabeza Jesús Zambrano.

Por ello, desde las redes sociales el ex jefe del gobierno retó a quienes aseguran que hubo dicho incremento a que procedan ante las instancias correspondientes.

En tanto, el ex secretario de Finanzas del gobierno de Marcelo Ebrard (2006 a 2010), Mario Delgado, rechazó que en la construcción de la Línea 12 se haya registrado un sobreprecio del proyecto original, y afirmó que fueron costos adicionales de mil 59 millones de pesos por el cambio de trazo y procedimientos constructivos.

En conferencia de prensa acompañado de legisladores federales del PRD, el senador explicó que el monto adicional ha sido reconocido por el Gobierno del Distrito Federal y se derivó, en su mayoría, por la negativa de diversos pobladores de vender sus terrenos por donde se diseñó el trazo original de la obra.

Precisó que hablar de sobreprecio significa que se adquirieron o contrataron productos o servicios por arriba del valor del mercado, por lo que el aumento en el costo del proyecto por las consideraciones antes expuestas no puede ser definido de esa forma.

Esta semana, la fracción del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal pidió la comparecencia de funcionarios del gobierno local para que expliquen un supuesto sobreprecio en las obras de la Línea 12.

Todo esta situación se debe a que el consorcio ICA-Carso-Alstom, encargado de construir de la Línea 12 del Metro, realizó trabajos no incluidos en el programa de obra original que generaron sobrecostos por mil 59 millones de pesos, algo que reconoció el gobierno capitalino en conferencia de prensa ofrecida por el director del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas.

Esa cantidad se suma a los 17 mil 583 millones que el Gobierno del Distrito Federal pagó por el contrato de la Línea Dorada. Los sobrecostos se deben principalmente a obras en las estaciones elevadas que están en el tramo de Tláhuac a Iztapalapa.

Aunado a eso, la Línea 12 se quedó sin 34 escaleras eléctricas que el consorcio constructor no pondrá hasta que le paguen 86 millones de pesos adicionales, también como sobrecosto.

Esa acción provocó una controversia ante la Contraloría Interna del Proyecto Metro, que deberá definir la segunda semana de abril si se le debe pagar a las empresas constructoras por las escaleras eléctricas.

Además, hay una demanda por 3 mil 969 millones de pesos que interpuso el consorcio contra el GDF por trabajos que no estaban establecidos en el contrato pero que tuvo que hacer, ya que si no la Línea 12 no hubiera entrado en operaciones en la fecha señalada.

En tanto, el diputado Vidal Llerenas Morales, vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, señaló que los contratos con dichas empresas tuvieron un costo total de 17 mil 583 millones de pesos, en los que se incluía la terminación de las obras en las zonas de intertramos y en estaciones subterráneas.

“Los costos adicionales que ha reconocido el GDF ascienden a mil 59 millones de pesos derivados de circunstancias no atribuibles a las empresas constructoras, como el cambio de trazo y de procedimientos constructivos, así como mayores costos de importación derivados de la crisis de 2008”, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios