18 de Octubre de 2018

México

El Chapo Guzmán, más famoso que Al Capone

El capo mexicano tiene un largo historial de delitos en Estados Unidos.

Joaquín Guzmán Loera, detenido ayer en Mazatlán, fue considerado uno de los hombres más ricos del mundo por la revista Forbes. Imagen de su traslado del DF al penal de Altiplano. (Agencias)
Joaquín Guzmán Loera, detenido ayer en Mazatlán, fue considerado uno de los hombres más ricos del mundo por la revista Forbes. Imagen de su traslado del DF al penal de Altiplano. (Agencias)
Compartir en Facebook El Chapo Guzmán, más famoso que Al CaponeCompartir en Twiiter El Chapo Guzmán, más famoso que Al Capone

Agencias
MÉXICO, DF.- Joaquín El Chapo Guzmán, jefe del poderoso y temido Cártel de Sinaloa, era un prófugo legendario y el capo más poderoso y escurridizo, finalmente fue capturado después de más de una década de huir de la justicia.

Guzmán, de 56 años, fue detenido ayer por la mañana, en un hotel de Mazatlán.

Su captura es una victoria inesperada para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, quien al asumir el cargo prometió reducir la violencia por la guerra contra el narcotráfico.

La captura de Guzmán puso fin a una búsqueda de muchos años; se dijo que vivía en todas partes, desde Argentina hasta Guatemala, desde que en 2001 escapara de una prisión, oculto en un vehículo de lavandería, un hecho que alimentó su fama.

En vista de que empleados de la propia prisión lo ayudaron a fugarse, por años circularon rumores de que fue ayudado y protegido por el gobierno. Años después se dijo que el gobierno del ahora expresidente Felipe Calderón pareció enfocarse en atacar a los cárteles rivales del Cártel de Sinaloa.

En más de una década de estar huyendo de la justicia, Guzmán llegó a ser de un capo de medio rango a ser el traficante de drogas más poderoso del mundo. Acumuló una fortuna superior a los  mil millones de dólares, de acuerdo con la revista Forbes, que lo incluyó en su lista de las "Personas más Poderosas del Mundo", y lo colocó arriba de los presidentes de Francia y Venezuela.

Su Cártel de Sinaloa se volvió más sangriento y poderoso, con el control de gran parte de las lucrativas rutas de tráfico a lo largo de la frontera con Estados Unidos, incluidas ciudades estratégicas como Tijuana y Ciudad Juárez.

La lucha de poder de Guzmán contra cárteles locales causó baños de sangre en Tijuana e hizo de Juárez una de las ciudades más peligrosas del mundo.

Un capo 'mundial'

Los tentáculos de su cártel se extienden desde Argentina hasta Australia gracias a un sofisticado sistema de distribución internacional de cocaína y metanfetaminas.

Guzmán hizo todo eso con una recompensa de siete millones de dólares sobre su cabeza y mientras evadía a miles de policías en Estados Unidos y otros países dedicados a su captura.

Una imputación judicial estadounidense presentada en San Diego en 1995 acusa a Guzmán y 22 integrantes de su organización de asociación delictuosa para importar más de ocho toneladas de cocaína y de lavado de dinero.

Se emitió una orden provisional de arresto tras la formulación de los cargos, de acuerdo con el Departamento de Estado norteamericano.

El Chapo era vanagloriado en los corridos, y se dice que había disfrutado de la protección de todo tipo de personas, desde humildes pobladores en los escarpados cerros y montañas de Sinaloa.

También se cree que tenía contactos dentro de los organismos de seguridad que lo ayudaban a evadir su captura, incluido un escape que hizo en febrero de 2002 en el destino turístico de Cabo San Lucas, en el estado de Baja California Sur, justo después de una cumbre internacional de ministros del exterior.

Él estaba de vacaciones en Los Cabos durante una visita de la entonces secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton.

"No hay organización del narcotráfico en México con el alcance, habilidad y capacidad operativa, experiencia y conocimiento como el del Cártel de Sinaloa", dijo un exfuncionario de seguridad estadounidense que habló en anonimato por nombre por razones de seguridad.

La detención, 'simbólica'

"Uno podría decir que se trata de los Yanquis de Nueva York en el mundo de las drogas".

Más de 70 mil personas han muerto por la guerra contra las drogas desde que el entonces presidente Felipe Calderón desplegó a miles de soldados en los lugares más "calientes" desde que asumió el cargo el 1 de diciembre de 2006.

Aunque su captura tiene importancia simbólica, muchos, incluso el socio del cártel de Guzmán, Ismael El Mayo Zambada, sostienen que no pondrá fin a la violencia ni el flujo de drogas a Estados Unidos vía México.

"En lo que respecta a los capos, encarcelados, muertos o extraditados, sus reemplazos están listos", dijo Zambada en una entrevista publicada en la revista Proceso en abril del 2010.

El éxito de Guzmán en su negocio superó al del colombiano Pablo Escobar, que fue acribillado por la policía en 1993 después de desencadenar un reino de terror de una década en su país con el asesinato de cientos de policías, jueces, periodistas y políticos.

Al igual que Escobar, Guzmán figuró en la lista de la revista Forbes sobre las personas más ricas del mundo. También fue considerado como una de las personas más poderosas del mundo por la misma revista en 2009.

De hogar pobre, Guzmán se vio atraído al dinero del negocio ilícito de las drogas en su estado de Sinaloa.

Se incorporó al cartel de Guadalajara, dirigido por el mexicano Miguel Angel Gallardo, y ascendió rápidamente en las filas como un empresario inescrupuloso y hábil negociador que estableció contactos vitales con políticos y policías para asegurarse de que sus embarques circularan sin problemas.

Después que Gallardo fue arrestado en 1989 la banda se dividió y Guzmán tomó control de las operaciones de Sinaloa.

El Chapo se escapó, en 2001, del penal de Puente Grande; cumplía sentencia por soborno y asociación delictuosa

El cártel se apoderó violentamente de rutas lucrativas de sus rivales y excavó túneles debajo de la frontera estadounidense para filtrar sus cargamentos.

En 1993, pistoleros vinculados al cartel de Félix Arellano en Tijuana intentaron asesinar a Guzmán en el aeropuerto de Guadalajara pero en cambio mataron al cardenal Juan Jesús Posada Ocampo.

La policía arrestó a Guzmán semanas después. Pero se escapó de la prisión de Puente Grande, un centro penitenciario considerado de máxima seguridad, en el estado de Jalisco, en un camión de lavandería en el 2001, supuestamente con la ayuda del director de la prisión y más de dos docenas de guardias. En ese momento, Guzmán cumplía una sentencia a 20 años por soborno y asociación delictiva.

Su vida estaba rodeada de rumores. Se dijo que una vez fue a cenar a un restaurante de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, donde sus esbirros confiscaron los teléfonos celulares de todos los comensales para que su jefe pudiera comer sin temor a una emboscada.

También se dijo que organizó una suntuosa boda pública en 2007 para una novia de 18 años de edad a la que asistieron muchos funcionarios y policías locales.

La policía federal dijo que ese día llegó a la ciudad pero que aquel ya se había esfumado horas antes.

Se dijo durante mucho tiempo que Guzmán se desplazaba con frecuencia en aviones privados, camionetas blindadas y vehículos todoterreno.

Su paradero era parte del folclor mexicano ya que circulaban versiones de que lo hubiesen visto desde Guatemala hasta casi todos los rincones de México, especialmente en el llamado "Triángulo Dorado", una región montañosa con cultivos de marihuana que abarca los estados norteños de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

Un arzobispo en el estado norteño de Durango dijo en abril del 2009 que Guzmán vivía en una ciudad cercana. Días después, los investigadores hallaron los cadáveres de dos tenientes del ejército asesinados con una nota que decía: "Ni el gobierno ni los sacerdotes pueden lidiar con El Chapo".

Lista de delitos

Joaquín El Chapo Guzmán enfrenta decenas de cargos en EU., el mayor mercado del cartel de Sinaloa, y su perfil es tan notorio que las autoridades de Chicago lo consideran el "enemigo público número uno".

El Chapo es, para Chicago, un criminal aún peor que el único otro que mereció esa etiqueta: el gángster Al Capone, el capo de la mafia durante los años 20 y 30.

  • Requerido desde 1993 por un tribunal federal en Arizona, donde se le acusa de cargos relacionados con el narcotráfico, el crimen organizado y el lavado de dinero.
  • En California, en septiembre de 1995, el tribunal federal del distritolo acusó junto a 22 cómplices de conspirar para importar más de 8 toneladas de cocaína e y 'lavar' dinero.
  • Un tribunal federal del Distrito Norte de Illinois busca juzgarlo por el ingreso de entre 1,500 y 2,000 kilogramos de cocaína al mes.
  • En 2001, el Departamento del Tesoro incluyó a El Chapo en su lista negra de narcotraficantes, con el fin de congelar todas sus propiedades en Estados Unidos.

(Con información de The Associated Press y Efe )

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios