14 de Noviembre de 2018

México

Empresas privadas serán responsables del 26% del crudo

En el periodo 2016-2020 las principales fuentes de producción son campos de extracción de Pemex y los licitados a particulares.

La extracción de hidrocarburos se enfocará en áreas marinas someras. (Méxicoxport)
La extracción de hidrocarburos se enfocará en áreas marinas someras. (Méxicoxport)
Compartir en Facebook Empresas privadas serán responsables del 26% del crudoCompartir en Twiiter Empresas privadas serán responsables del 26% del crudo

Patricia Tapia/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- En un escenario mínimo y máximo de producción de petróleo se proyecta que las compañías privadas tengan una participación de 21 a 26 por ciento entre 2016 y 2030, de acuerdo con las prospectivas de la Secretaría de Energía (Sener).

El escenario máximo parte de una plataforma de producción de petróleo estimada en dos millones 321 mil barriles diarios en 2016, para llegar a nivel de tres millones 934 mil barriles diarios en 2030.

Mientras que en escenario mínimo considera una producción de dos millones 314 mil barriles diarios en 2016 y se reduce 12.2 por ciento en 2030, al registrar un volumen de dos millones 32 mil barriles diarios.

Las proyecciones de la Sener destacan que en el periodo 2016-2020 las principales fuentes de producción son los campos de extracción de Pemex y los campos de extracción licitados a privados.

Sin embargo, la producción de los campos de la petrolera va a acelerar su declinación a una tasa promedio de 8 por ciento anual a partir de 2020.

“A partir de este año cobra relevancia la producción que proviene de oportunidades exploratorias, tanto de Pemex, como de las licitadas en las diferentes rondas”.

En ambos escenarios Pemex es el principal productor de crudo, con una contribución de 74 y 79 por ciento de la extracción acumulada entre 2016 y 2030 en los escenarios máximo y mínimo, respectivamente.

Para 2030, en el escenario máximo, 63.2 por ciento de la producción se estima que sea de exploración y 36.8 por ciento de extracción, y para el escenario mínimo 57.8 por ciento provendrá de actividades exploratorias y 42.2 de extracción.

En el periodo referido la producción de hidrocarburos se centra en áreas marinas someras, en 2016 representan 78.4 por ciento en el escenario máximo y 78.5 por ciento en el mínimo, para 2030 su participación disminuye a 51.8 y 53 por ciento, respectivamente.

Gasolinas

Las estimaciones para el déficit de gasolinas es que pase de 425.8 mil barriles diarios a 342.8 mil barriles diarios, significando una reducción de 19.5 por ciento al final de este lapso.

Durante todo el periodo de estimación, las importaciones de gasolina representarán en promedio 35.8 por ciento de la demanda interna, las cuales actualmente representan más de 50 por ciento.

La producción de diésel estima que alcanzará 541.6 mil barriles diarios en 2030; para ese año se tendrá un déficit de 7.8 por ciento.

Se espera que de 2015 a 2030 la producción de petrolíferos aumente 53.2 por ciento, y su demanda lo hará en 23.7 por ciento, atribuible a un mayor consumo de gasolinas.

“Aun con las inversiones en capacidad de refinación, la producción de destilados seguirá siendo deficitaria, pero se habrá reducido la brecha en la balanza comercial”, indica el documento de la Sener.

Destaca que en la última década se registró la producción más baja de petrolíferos, pues en 2015 ésta cubrió solo 68.2 por ciento de la demanda nacional, la cual refleja el déficit de petrolíferos de elaboración nacional más alto entre 2005 y 2015.

Se estima que la composición del parque vehicular a gasolina, entre 2015 y 2030, crezca 31.8 por ciento; es decir, de 32.3 millones de unidades en sus diferentes categorías se incrementará a 42.6 millones de unidades.

Gas LP

Para el mercado de gas licuado de petróleo (LP) hacia 2030 se estima una contracción de siete por ciento respecto a 2015, principalmente por el incremento en el consumo de gas natural.

Detalla que en 2015 la oferta de gas LP era generada por Pemex con 62.6 por ciento e importaciones con 37.4 por ciento, la demanda está compuesta por más de mil empresas distribuidoras, entre las que destacan Grupo Tomza, Gas Uribe, Vela Gas, Gas Nieto y Gas Zaragoza.

Se espera que en 2030 la demanda de este hidrocarburo alcance un volumen de 263.3 mil barriles diarios, donde el sector residencial continuará siendo el mayor consumidor, con una participación de 52.4 por ciento del total nacional de este combustible.

Para este sector residencial, la demanda en los próximos 15 años se ubica en 261.5 mil barriles diarios de gas LP equivalente, lo que significa una disminución de 14.5 por ciento respecto a 2015.

En el caso de gas natural, éste tendrá un aumento de 27.2 por ciento, al pasar de 24.4 mil de barriles diarios de gas LP equivalente a 31 mil.

La Sener señala que el gas LP es un combustible con un elevado consumo en el país, pero su mayor importancia es en el sector residencial, para satisfacer las necesidades de calentamiento de agua, calefacción y cocción de alimentos de siete de cada 10 familias.

Por lo anterior, apunta que es “relevante el seguimiento del mercado de gas LP derivado de los cambios que se han dado a partir de la reforma energética”.

Refinación

De forma estratégica se espera que entre los años 2016 y 2030 las refinerías tengan diferentes rendimientos para todos los petrolíferos, aunque todas buscarán maximizar la producción de gasolina y diésel.

Hacia el final del periodo en análisis, la refinería de Tula presentará el más alto rendimiento de producción de gasolinas, seguido de Minatitlán y Salamanca, mientras que el mayor rendimiento de diésel lo tendrá Cadereyta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios