17 de Noviembre de 2018

México

En la mira, exsocio de belga asesinado en Acapulco

Confirman autoridades de Bélgica identidad del empresario baleado.

Hasta el momento no hay personas detenidas por el homicidio de Sarens. (SIPSE/Archivo)
Hasta el momento no hay personas detenidas por el homicidio de Sarens. (SIPSE/Archivo)
Compartir en Facebook En la mira, exsocio de belga asesinado en Acapulco Compartir en Twiiter En la mira, exsocio de belga asesinado en Acapulco

Agencias
BÉLGICA.- El turista asesinado la tarde del sábado pasado en Acapulco era un reconocido empresario belga del sector de la construcción que tenía negocios en México desde 2002 y un socio con el que terminó en malos términos.

En entrevista con MILENIO, Joren Vandeweyer, vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores de Bélgica, confirmó que el hombre atacado en el estacionamiento de Plaza Diamante del puerto es Jan Sarens, empresario de 59 años, quien junto con su familia era dueño de una empresa de alquiler de grúas para construcción, dio a conocer Milenio.

De acuerdo con el funcionario, la embajada de Bélgica en México fue notificada de inmediato del ataque al empresario, quien viajaba en un vehículo Mercedes Benz vino con placas del Distrito Federal. También informó que este domingo fueron notificados los familiares de Sarens en Bélgica.

Según las autoridades ministeriales del puerto, el ataque fue perpetrado a las 16:45 horas del sábado. El extranjero entró a toda velocidad al estacionamiento, perseguido por hombres armados, quienes lograron darle alcance cuando una de las llantas del auto reventó.

Sarens fue herido de bala en el costado izquierdo del tórax, y si bien pudo bajar del vehículo, inmediatamente se desplomó.

La compañía de grúas Sarens, con sede en Wolvertem, en el norte de Bruselas, tiene presencia en todo el mundo: Europa, Asia, África, Medio Oriente, Oceanía, Norteamérica y Latinoamérica.

En su sitio de internet se lee que la filial de Sarens Group, que administraba el propio Jan Sarens, SRNS Latinoamérica, opera negocios en México, Venezuela, Brasil, Colombia y Ecuador desde una oficina en la delegación Miguel Hidalgo, en el Distrito Federal.

De acuerdo con medios belgas, la empresa factura al año 400 millones de euros. La firma cobró relevancia internacional el año pasado cuando arrastró 19 kilómetros el trasbordador Discovery, del aeropuerto de Los Angeles al Science Center en California.

Fraude y diplomacia

 

En entrevista con el diario belga De Tijd, Frank Mortier, abogado de la víctima, aseguró que desde que la empresa llegó a México (2002) “las cosas fueron difíciles”.

Según Mortier, ese año Jan Sarens se asoció en el país con un empresario de nombre Rafael Ojeda, propietario de Grúas Ojeda, una empresa del Estado de México, quien en un momento “dejó de respetar los acuerdos comerciales entre ambas partes”.

Ambas empresas entraron en un conflicto debido a que el belga detectó un desvío hecho por su ex socio, por lo que en 2006 decidieron romper el acuerdo comercial e iniciar una disputa legal, en la que quedaron divididos algunos bienes de la empresa, entre ellos 46 grúas.

En un comunicado, Sarens Group asegura, sin dar más detalles, que a pesar de que la compañía belga logró recuperar parte de sus bienes, tuvieron que recurrir de nueva cuenta a los tribunales debido al incumplimiento de la sentencia. Aquel fallo, de acuerdo con datos publicados por la prensa local, habría ascendido a 15 millones de euros.

Amenazas de muerte

“En ese contexto —añadió el comunicado— el señor Sarens comenzó a recibir amenazas de muerte, que había denunciado varias veces”. Fue a partir de entonces cuando el director de la filial en México era protegido por un grupo de escoltas.

Este domingo la prensa belga también recordó que el problema entre ambas empresas tomó relevancia luego de que el príncipe Felipe de Bélgica aprovechara una visita a nuestro país en 2009 para mediar en el conflicto.

En ese momento, el príncipe solicitó al ex presidente Felipe Calderón que interviniera para que la compañía mexicana pagara 14 millones de dólares; sin embargo, el grupo belga solo recibió algunos pagos.

Por el momento, Joren Vandeweyer, vocero del Ministerio del Interior, informó que las autoridades belgas ya se pusieron en contacto con su contraparte mexicana para esclarecer el asesinato del empresario, quien tenía tres hijos y un nieto en México.

Por segundo día consecutivo la procuraduría de Guerrero realizó diligencias en la Plaza Diamante por el crimen. La fiscalía abrió la averiguación previa TAB/CAZ/03/120/2013 por el delito de homicidio.

El secretario de Gobierno, Humberto Salgado, dijo que es un hecho aislado y que no se tienen algún indicio del móvil.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios