21 de Septiembre de 2018

El PRI presumirá en campaña unas reformas robadas: Madero

Gustavo Madero dice que las reformas energéticas son propuestas de su partido y no del tricolor, pero que los 'dejarán presumirlas'.

Gustavo Madero, presidente nacional de PAN, admite que su partido le apuesta a tener una presencia legislativa suficiente para que el Gobierno tenga que negociar con el PAN y no pretenda imponer una mayoría. (Archivo/NTX)
Gustavo Madero, presidente nacional de PAN, admite que su partido le apuesta a tener una presencia legislativa suficiente para que el Gobierno tenga que negociar con el PAN y no pretenda imponer una mayoría. (Archivo/NTX)
Compartir en Facebook El PRI presumirá en campaña unas reformas <i>robadas</i>: MaderoCompartir en Twiiter El PRI presumirá en campaña unas reformas <i>robadas</i>: Madero

Liliana Padilla/Milenio Digital
MÉXICO, DF.- Aprobadas las reformas estructurales, el PAN buscará en 2015 amarrarle las manos al Gobierno de Enrique Peña Nieto y al PRI desde la Cámara de Diputados para obligar al Presidente y a su partido a negociar todos los temas económicos y presupuestales.

Así lo anticipó Gustavo Madero, quien dijo que la apuesta de su partido es tener una presencia legislativa suficiente para que el Gobierno tenga que negociar con el PAN y no pretenda imponer una mayoría.

En entrevista con MILENIO, el dirigente nacional del PAN dijo que el PRI irá a las elecciones a presumir “reformas postizas”, y se colgará medallas que no le corresponden, porque su contenido es propuesta de su partido.

Además, auguró un buen año electoral, pese a que reconoció que el PRI tiene el interés de volver a los tiempos del “carro completo”. Hizo sus pronósticos sobre las elecciones, la renovación de la Cámara de Diputados y los estados en los que el PAN enfocará sus esfuerzos para ratificar gubernaturas o recuperar lo que alguna vez tuvo.

¿Cómo va a competir el PAN en 2015, por primera vez en 12 años, ahora desde la oposición?

El PAN aspira a ser la primera mayoría en la Cámara de Diputados, vamos a crecer de manera importante el año que entra en diputaciones federales. Ahorita tenemos 114 diputados y creemos que vamos a tener más de 200, ese es nuestro escenario de recuperación.

Tener presencia mayoritaria y fuerte, lo cual nos va a permitir que la segunda mitad de esta administración tenga que pasar por una negociación con el PAN en los temas económicos, fiscales y presupuestales de manera más intensa.

Nos mayoritearon para aprobar la reforma fiscal. A partir del año que entra ya no va a poder suceder eso, el PRI ya no podrá construir mayoría para tener esas medidas fiscales tan tóxicas y dañinas para el país.

¿Cuál es el escenario electoral para el PAN después de la aprobación de las reformas estructurales?

El PRI va a hacer campaña con reformas postizas; no son suyas, se aprobaron en el periodo en el que está en la Presidencia, pero no son sus reformas. Son las ideas del PAN y esto va a tener un costo para el PRI, porque va contra su ideología histórica de nacionalismo revolucionario.

Uno de sus bastiones, el sindicato petrolero, les va a reclamar que durante 70 años defendieron una paraestatal monopólica y ahora aceptan la inversión privada. Les recuerdo que la iniciativa que se aprobó no era la del presidente Peña Nieto, sino la del PAN.

Lo va a hacer con reformas e ideas postizas. Para nosotros es una victoria cultural. Los vamos a dejar que presuman, pero nosotros vamos a establecer un diálogo de mayor calado con los ciudadanos.

¿El PAN está en busca de votos con la promoción de una consulta ciudadana sobre el salario mínimo?

El PAN no está buscando el sentido, sino el mandato. Es para que esa institución, que es el salario mínimo, recupere su papel y sea una garantía de vida digna para los mexicanos. Si logramos las firmas será un fast track legislativo. No es populista, es la voluntad popular expresada de manera directa.

Lo que nos va a redituar en votos serán los cambios que se han hecho. El PAN quiere decir que este tema no es solo de la izquierda.

Los pobres no son patrimonio de PRD o PRI. No es tampoco electorero, pero la consulta coincide con las elecciones por diseño y se va a vincular con las campañas electorales.

¿Cuáles serán entonces las banderas del PAN para obtener votos?

Queremos un diálogo con los ciudadanos sobre el modelo económico de desarrollo del país. Hay avances, pero nos faltan temas tan importantes como la desigualdad, la impunidad.

La molestia de los ciudadanos sobre la reforma fiscal, el PAN quiere hacer conciencia en la ciudadanía de que es una mala reforma y daña la economía de las familias y las empresas y debemos buscar otro tipo de alternativas. Esa va a ser la tónica del PAN.

¿Cuáles son las expectativas del PAN en los nueve estados donde se renuevan las gubernaturas?

El PAN gobierna en Baja California Sur y Sonora, en los dos estamos arriba en las encuestas y tenemos muy buen ambiente de unidad y buenos prospectos de candidatos.

Pero no solo eso, el PAN tiene un escenario de mayor potencial de crecimiento. De los siete estados que quedan, seis los gobierna el PRI y uno el PRD.

El reto del PRD es conservar Guerrero, pero el PRI tiene mucho más riesgo de perder. En tres estados: Nuevo León, Querétaro y San Luís Potosí, el PAN ya gobernó y estamos muy competitivos y hasta empatados. 

Tenemos amplísimas posibilidades y hay otros tres estados que nunca hemos gobernado, pero nos hemos quedado muy cerca: Campeche, Colima y Michoacán. En las últimas dos elecciones hemos quedado a menos de cinco puntos, por eso el PAN siente que va ser el partido que más crecimiento va a tener.

¿Le preocupa al PAN que en el próximo proceso electoral pueda haber otra vez intervención de gobiernos estatales, como lo denunciaron en Veracruz o Nayarit?

Nos preocupa mucho. La gente está identificando que no existe un nuevo PRI, es el mismo PRI autoritario y clientelar de siempre que busca perpetuarse en el poder a la buena, a la mala o como se pueda, pero el objetivo es perpetuarse en el poder. Ellos lo hacen a billetazos, con mañas y engaños.

Aunque lo impulsamos en la reforma política, no hemos avanzado mucho, esto sigue preocupantemente vigente. Estamos viendo la amenaza del regreso del autoritarismo. Lo vimos en Coahuila, donde se ufana de los carros completos como si fuera un triunfo de la democracia y no un manejo perverso de los recursos y del poder público.

¿Qué va a hacer ahora la oposición sin la figura del Pacto por México para presionar al gobierno para que tome acciones ante la intervención de los gobiernos estatales?

No se acaban los acuerdos, el espacio que ocuparán será menor, pero siempre debe mantenerse la mesa de los acuerdos abierta de manera permanente, porque no estamos en la guerra. Sin embargo, tienes razón, ya no existen esos mecanismos de compensación para obligar al gobierno y al PRI para acatar ciertas demandas de la oposición. 

El PRI ya se va a sentir descaradamente librado para hacer a sus anchas, pero en esto apostamos a la participación ciudadana, a la denuncia. Son las nuevas condiciones a través de las que combatiremos a ese PRI autoritario que se va a volver a embravecer, quieren ir por todo descaradamente. 

Borra cualquier expresión diferente de afiliación política, pero ahí mismo está su debilidad y su enemigo. Porque no saben gobernar y ganar elecciones más que de esa manera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios