25 de Abril de 2018

México

Entrevista a Jorge Hank: "Soy aficionado a los excesos" (video)

El exalcalde de Tijuana y dueño de las casas de apuestas Caliente aspira a gobernar Baja California, pese a no considerarse político.

Jorge Hank Rhon asegura que jamás le ha hecho daño a nadie “a propósito”. (Notimex/Foto de archivo)
Jorge Hank Rhon asegura que jamás le ha hecho daño a nadie “a propósito”. (Notimex/Foto de archivo)
Compartir en Facebook Entrevista a Jorge Hank: "Soy aficionado a los excesos" (video)Compartir en Twiiter Entrevista a Jorge Hank: "Soy aficionado a los excesos" (video)

Mariano Otero-Briz/MILENIO
MÉXICO, D.F.- Excéntrico: Adjetivo. Raro, extravagante, fuera de lo normal. Así lo define el diccionario, pero Jorge Hank Rhon rechaza serlo y se asume como un aficionado de los excesos, que posee “un poquito más de lo que se necesita”, pero que desea ser el candidato del PRI al gobierno de Baja California, pese a considerar que los políticos están “redevaluados”.

Excéntrico también es la definición para los objetos que se encuentran “fuera del centro o tienen un centro diferente”, y esa es la forma más equivocada de describir al ex alcalde de Tijuana, a quien sus posesiones, procesos judiciales y acusaciones penales lo han puesto en el centro de la controversia.

Pero los numerosos titulares que dan cuenta de los escándalos en que se ha visto envuelto no le quitan el sueño. Duerme como un tronco y asegura que a sus casi 57 años jamás le ha hecho daño a nadie “a propósito”.

El aspirante a la gubernatura despierta temprano rodeado de las 60 hectáreas que componen su residencia y en la que también se encuentra una sucursal del casino Caliente, un zoológico privado, un criadero de xoloitzcuintles y una pista de carreras de galgos.

Esas instalaciones contrastan con las calles de Tijuana, con los cientos de kilómetros de muros que la separan de San Diego, California. Muros en los que anualmente los sueños de millones de connacionales chocan y rebotan de regreso a México por la falta de una “visa americana”, carencia que Hank comparte luego de que en 2009 el gobierno estadunidense se la revocó por presuntas actividades de lavado de dinero.

El azar y el estadio

Para empezar el día, el dueño de la cadena de casinos Caliente cabalga en sus dominios. Son las seis de la mañana y un hombre acerca una silla de madera fina labrada con las iniciales JHR, en la que Hank toma asiento, mientras otro empleado le pone las botas y las chaparreras fabricadas de piel fina. A un paso, un tercero coloca unos escalones elaborados de la misma madera y le acerca un corcel negro.

Mientras enciende un cigarro y al trote, supervisa las decenas de especies exóticas que entre las rejas rumian, rugen o gimen; explica que su principal fortuna no es monetaria, pues fue bendecido con 19 hijos, uno de ellos, presidente del campeón de la Liga Mexicana de Futbol, los Xolos.

Hank enciende otro cigarro y reconoce que el azar lo llevó a construir un estadio, a comprar el equipo por el que hoy los tijuanenses y los bajacalifornianos tienen “un arraigo o una identidad y de paso le consiguió la mejor chamba del mundo a su hijo”.

El recorrido culmina con un desayuno en el que se hace acompañar de familiares y amigos a quienes en una botella roja con forma fálica les ofrece tequila. El cristal traslúcido revela que en el fondo yacen una serpiente de cascabel, un hipocampo, un alacrán y diversas hojas y semillas: “Tienen propiedades afrodisiacas y para la vitalidad”, presume de la bebida que destila y prepara personalmente.

Dos horas más tarde, en la oficina su altura, corpulencia, melena y rostro cubierto por una tupida y larga barba contrastan con la presencia de decenas de perros diminutos que ladran alborotados entre los muebles sin impacientar a otras decenas de adormilados gatos y linces.

El espacio es reducido y se percibe más pequeño por los numerosos souvenirs, artesanías u objetos de todo tipo que distraen la mirada, en tanto que al olfato lo saturan los hedores de los deshechos de canes y felinos que una mujer con trapeador limpia constantemente.

“Sí, a la mejor me gustan los excesos. ¿Pero excéntrico? A lo mejor los que tenemos un poquito más de lo que necesitamos tenemos cosas que los demás no tienen. Y pues si alguien tiene un yate no le llamas excéntrico, si alguien tiene un avión privado, tampoco, si alguien tiene tres o cuatro casas en el mundo tampoco le llamas excéntrico.
Entonces a lo mejor que sean muchos animales, le parece a alguien que sea un excéntrico o a la mejor la combinación de tantas cosas que me gustan y que de ellas tengo muchas”, responde, mientras detalla que es mejor calificarlo de “coleccionista”, ante todo de animales.

Convive con bestias

A metros de las oficinas donde Hank aceptó ser entrevistado por MILENIO se encuentran en cautiverio 54 especies de mamíferos: leones, tigres de bengala, tigres siberianos, lobos, hienas, osos y jaguares, pero también hay un centenar de especies de aves y decenas de reptiles. Su afición por los animales exóticos es proporcional a la de la reproducción de los mismos; por eso, entre las jaulas hay cruzas de tigres con leones albinos o de leonas con tigres blancos a los que se les llama “ligrillos”.

La fecundidad en cautiverio de varias de esas de esas especies es difícil de lograr, pero los animales de Hank son tan fértiles como sus empresas. Por eso, se piensa como un hombre de negocios pero también de política.

¿Es un hombre de negocios o de política?

Creo que todos somos políticos desde que nacemos, depende de cuál es la definición que le des a política. El niño cuando es bebé aprende a obtener el mejor cacho de pastel y ¿qué es eso… y qué es eso? También es política, es portarte de tal forma que tengas lo que quieras. Por ahí creo que todos somos políticos. ¿Entonces qué, soy más empresario o político? Ninguno de las dos, soy un hombre que busca tener y dar felicidad y que es muy querendón hacia la familia. De las dos, creo que ahí se van, no creo que sea más una que otra.

Al frente de su escritorio, Hank narra que luego de rehabilitar a algunos animales los ha devuelto a su hábitat natural. A sus espaldas una serpiente pitón albina repta por el cristal que la divide de los presentes.

A un año y medio de haber sido puesto en libertad, luego de que un juez desestimó las acusaciones que pesaban en su contra por posesión de armamento, Hank asegura que no sabe mentir y aunque quiere ser gobernador, no acepta ser político.

“Me decía un compadre: eso no se dice. ¿Qué, compadre? Que no eres político. Por qué voy a decir que sí soy, si no lo soy, que quiero ser funcionario público, sí quiero ser servidor público. Sí, presidente municipal, también. Pero que soy político, pues están redevaluados, mejor no”.

¿Y con la cercanía de la elección, entonces ya tiene la cosquilla de querer ser gobernador?

Nunca se me ha quitado, no puede regresar algo que nunca se ha ido, siempre la he tenido, y hasta que no suceda no dejaré de tenerla. Que suceda en 2013 o en 2019 o en 2025, pero la intención de gobernar mi estado y de devolverle un poquito a los bajacalifornianos que tanto me han dado ahí está y ahí estará.

¿Hará su lucha para este año?

Lo que he hecho bien o mal habla de mí, entonces si en este momento soy una persona adecuada para la candidatura y para gubernatura, pues que a todo dar. Lo que hago y he hecho siempre, lo seguiré haciendo. ¿Que eso sienta que me sirva para que en 2013 se fijen en mí?, sí, por supuesto, si no, no estarían hablando de mí.

El hijo de Carlos Hank González, a quien se le atribuye la creación del Grupo Atlacomulco, rechaza que exista una organización de ese tipo, pero reconoce que entre políticos del Estado de México hay reglas de lealtad no escritas.

“En el Estado de México inventan lo del Grupo Atlacomulco y otras cosas. Realmente son puras invenciones, lo que sí es norma del Estado de México, es una ley no escrita, es que todos los que somos de ahí nos unimos alrededor de nuestro gobernador en turno”.

También descarta que al interior del PRI, o fuera de él, tenga adversarios, pero en ese partido sí están todos sus amigos.

“Yo no los califico como adversarios, lo que creo es que cuando vas a una contienda no vas contra nadie, yo voy a favor de la ciudadanía y de mis propuestas. Me preguntan qué opino de Chucho, Juan y Pedro, y no opino nada, prefiero que me pregunten de mí y de lo que hago. Entonces no tengo adversarios ni dentro ni fuera de mi partido”.

Cero temores

Hank afirma que no teme a nada y tampoco sintió miedo durante lo que califica de “persecución injusta e inexplicable” encabezada por el ex presidente Felipe Calderón, a quien sin pudor y frente a la cámara llama Fecal.

Asegura que actualmente su situación legal quedó resuelta y que no pesan en su contra nuevas acusaciones ni órdenes de aprehensión.

“Pues los abogados, al igual que arquitectos o ingenieros, lo que quieren es siempre seguir teniendo chamba. Entonces los términos legales no los entiendo, porque llega y te dicen que ganamos, y al rato, otra vez sale un detalle que es un recurso del contrario o del gobierno. Pero hasta donde yo sé, afortunadamente parece que ya nos van a dejar tranquilos un ratito.

El mexiquense de nacimiento y tijuanense por adopción reconoce que anhela ser gobernador, para tener un ejercicio más filantrópico que de poder.

“Donde más puedes colaborar para la alegría de la gente es desde la función pública, por eso desde años antes de ser presidente municipal me convencí que por ahí le seguiría en el momento en que mi negocio funcionara de tal forma que me pudiera ausentar y me siguiera manteniendo bien, y segundo, cuando viera la oportunidad de participar”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios