14 de Diciembre de 2017

México

Tras explosión exigen entrar a planta de Veracruz

Habitantes de Mundo Nuevo acusaron que el proceso de búsqueda de desaparecidos y entrega de cuerpos en la planta Pajaritos es muy lento.

Habitantes de Mundo Nuevo marcharon hacia los accesos de la planta Clorados III, de Pemex, en Coatzacoalcos, para exigir que les entreguen los cuerpos faltantes. (EFE)
Habitantes de Mundo Nuevo marcharon hacia los accesos de la planta Clorados III, de Pemex, en Coatzacoalcos, para exigir que les entreguen los cuerpos faltantes. (EFE)
Compartir en Facebook Tras explosión exigen entrar a planta de VeracruzCompartir en Twiiter Tras explosión exigen entrar a planta de Veracruz

Agencias
COATZACOALCOS, Veracruz.- Al grito de “¡queremos los cuerpos y justicia!”, habitantes de la comunidad de Mundo Nuevo en Coatzacoalcos se manifestaron frente a la planta Clorados III, en el complejo petroquímico Pajaritos, para pedir que les sean entregados los cuerpos de quienes aún faltan.

Familiares y amigos de trabajadores desaparecidos marcharon desde Mundo Nuevo hasta los accesos a la planta de Pemex, donde exigieron ingresar a buscar a quienes faltan, pues consideran que el proceso para la búsqueda de desaparecidos y la entrega de cuerpos es muy lento.

Los elementos del Ejército que resguardan los accesos hicieron valla humana detrás de las rejas metálicas para evitar que entraran por la fuerza.

Tras varios jaloneos con soldados, una comisión de familiares ingresó a la planta para que les tomaran las pruebas de sangre, a fin de que les realicen los estudios de ADN e identificar los cuerpos de tres trabajadores.

Mientras los familiares estaban dentro de la planta, quienes permanecieron afuera peleaban con los militares que resguardaban los accesos.

Proyectiles de botellas, palos, piedras y hasta comida fueron lanzados hacia los soldados, por lo que elementos de la Armada reforzaron la seguridad, ya que los manifestantes insistían en entrar.

En Mundo Nuevo ya fueron sepultados seis trabajadores que murieron tras la explosión y sigue desaparecido Julián Rodríguez Aguirre, mientras que otros cinco obreros permanecen hospitalizados.

El calvario de los sobrevivientes

De la congregación de Mundo Nuevo y de Villa Allende son muchos de los trabajadores que fallecieron, resultaron heridos, pero también que sobrevivieron y quienes no saben qué pasará con ellos luego del percance.

Al no ser obreros sindicalizados o de confianza de planta, de Pemex ni  Mexichem, sino de empresas contratistas, no saben si les pagarán los días que no laboren como ocurre con los de base.

Los contratos que les dan son por tiempo o trabajo realizado y al no haber ahora  manera de seguir haciendo las actividades que desarrollaban deberán esperar para saber qué decide hacer  la empresa con ellos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios