21 de Septiembre de 2018

México

Los mataron 'por error' y mancillaron su honor

Mataron a una pareja por error en 2010 y dijeron que eran narcotraficantes, por lo que los familiares interpusieron una demanda por daño moral.

Rocío Elías y su esposo Carlos Peña, ambos de 29 años, salían de su trabajo cuando quedaron en medio de un enfrentamiento entre soldados y delincuentes. (sinembargo.mx)
Rocío Elías y su esposo Carlos Peña, ambos de 29 años, salían de su trabajo cuando quedaron en medio de un enfrentamiento entre soldados y delincuentes. (sinembargo.mx)
Compartir en Facebook Los mataron 'por error' y mancillaron su honorCompartir en Twiiter Los mataron 'por error' y mancillaron su honor

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El Ejército mexicano fue demandado por primera vez en su historia por 90 millones de pesos por "daño moral" tras un incidente donde soldados mataron a una pareja.

El episodio ocurrió en marzo del 2010 en la localidad de Anáhuac, Nuevo León, cuando Rocío Elías y su esposo Carlos Peña, ambos de 29 años, salían de su trabajo y se vieron de pronto en medio de un enfrentamiento entre soldados y delincuentes.

Al final del tiroteo, la mujer resultó herida y su marido gritó por ayuda, pero tres soldados les dispararon y luego les colocaron armas para acusarlos de delincuentes.

Los militares inventaron que ella era una narcotraficante apodada "La Gata" y su esposo un sicario.

Sin embargo, una organización civil llamada Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos realizó una investigación y demostró ante un tribunal que se trató de un hecho fabricado para justificar un asesinato.

Un juez sentenció en julio del 2015 al cabo Juan Ortíz, único detenido, a 18 años de prisión.

La familia sin embargo quedó inconforme y demandó judicialmente a la Secretaría de la Defensa en reclamo de una indemnización por daño moral debido al perjuicio "terrible al honor y decoro" de la familia.

También te podría interesar: Tamaulipas, el estado con más desaparecidos

La importancia del caso es que si la justicia falla en favor de los demandantes podría desencadenarse una lluvia de demandas semejantes.

El Ejército y la Marina han sido blanco de denuncias de abusos a raíz de que fue incorporado a la "guerra contra el crimen" lanzada en diciembre de 2006 por el entonces presidente Felipe Calderón, que ha arrojado en casi nueve años unos 151 mil muertos, 26 mil desaparecidos y 280 mil desplazados.

La familia de la pareja asesinada también exige al secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, que ofrezca una "disculpa pública" por estos asesinatos.

Manuel Elías, hermano de la mujer asesinada, señala que mediante un despacho de abogados la familia presentó el 31 de mayo pasado en la Oficialía de Partes de la Sedena la denuncia por daño moral, para que "la institución armada limpie el nombre" de la pareja.

El dinero reclamado sería para repartirse a las dos niñas que quedaron huérfanas para asegurar su futuro.

Elías dijo que podría tratarse de un "litigio largo" pero señaló que el problema "no es por dinero" pero "tenemos qué meter el tema económico para que nos volteen a ver, porque es lo que le duele al gobierno".

"Lo que queremos es que, a nivel nacional, nos pida disculpas el Secretario de la Defensa nacional, como lo hicieron por la persona que torturaron, y que salió en videos", señaló a la agencia local Apro.

También te podría interesar: 'En México se ha desvirtuado el término militarización'

El hombre se refiere a una videograbación difundida profusamente por Internet, donde se observa cómo dos soldados y una policía federal torturan a una mujer, que causó un gran impacto en el país.

El 16 de abril del 2016, el general Cienfuegos ofreció una disculpa pública en transmisión en vivo, que fue captada por miles de soldados en campos militares de todo el país a causa de este episodio ocurrido en febrero del 2015 en Guerrero.

Manuel Elías señala que la autoridad federal "debe aclarar" que sus familiares "no eran sicarios, pese a lo cual , como se comprobó, fueron asesinados".

"La demanda es más que nada para reparar el daño emocional. Pues dijeron que eran sicarios mi hermana y mi cuñado. Mancharon a nuestra familia y principalmente a ellos, como víctimas, pues eran personas respetadas, de bien", expuso.

Elías dijo que sus sobrinas, que son menores de edad y viven con sus abuelos maternos, "han pasado una infancia difícil" y apenas están superando la pérdida "irreparable" de sus padres" y "no entienden aún las causas" por las que estos no están con ellas. 

Organizaciones civiles han reclamado el "regreso de los militares a sus cuarteles" por considerar que no están preparados para afrontar tareas de seguridad pública.

(Con información de ansa.it)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios