20 de Octubre de 2018

México

Ficrea se llevó sus ahorros e ilusiones

Miles de personas dejaron en manos de la financiera sus planes para viajar, poner un negocio, los estudios de sus hijos... todo eso se llevó.

La mayoría de los defraudados de Ficrea son personas mayores. (Twitter.com/‏@alexmelon)
La mayoría de los defraudados de Ficrea son personas mayores. (Twitter.com/‏@alexmelon)
Compartir en Facebook Ficrea se llevó sus ahorros e ilusionesCompartir en Twiiter Ficrea se llevó sus ahorros e ilusiones

Jesús Badillo y Alejandro Sánchez/Milenio
MÉXICO, D.F.- Carlos camina lento apoyado de su bastón con una cartulina que dice: "Si fueran tus ahorros ¿De qué lado estarías? CNBV y Condusef ¡¡¡Traidores!!!". Tiene 70 años, desde que tenía 30 empezó a ahorrar, hoy tiene osteoporosis y le duelen las rodillas a cada paso. Pero dice que no le duelen tanto como el fraude que le hizo Ficrea: "Perdí los ahorros de toda mi vida".

El señor Grajeda Nájera se manifiestó frente a la Bolsa Mexicana de Valores, en avenida Reforma, con otros cientos de defraudados, de los 6 mil 400 en todo el país.

El viernes pasado, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores retiró a Ficrea la autorización para continuar con sus operaciones, declaró su disolución y liquidación debido a operaciones fraudulentas.

Así como Carlos, personas de la tercera edad, jubilados como él, otros desempleados, protestan sobre la avenida Reforma. También van adolescentes y niños pequeños, como Hannia que lleva una pancarta en la que se lee: "Por las autoridades me Aguadé mis reyes magos y Navidad".

"Es injusto, mis papás estuvieron ahorrando mucho tiempo y no es justo que nos estén haciendo esto. Quise venir para que a mis papás les devuelvan el dinero que ahorraron", dice la niña. Al lado de ella está una carriola con una cartulina: "Yo no sé que es liquidación soy una bebé y quiero Leche y mis Pañales" (sic).

Victoriana Jiménez, de 52 años, dice que ella no se manifiesta: está denunciando. "Yo soy jefa de familia, soy proveedora de familia, de mí dependen mis hijos y he trabajado toda mi vida, he llevado un sistema para que nadie me mantenga y ahora vienen y me lo roban".

Siempre confiaron

En esta marcha no hay encapuchados, en su mayoría son señores y señoras, uno que otro acompañado de sus hijos o familiares que los respaldan con una sola consigna: "devuélvanos nuestro dinero".

Son padres y madres de familia, que dicen, no pasaron tiempo con sus hijos por irse a trabajar y juntar dinero. Ahora no saben cuánto tienen, cuánto perdieron o cuánto les van a devolver. Por eso salieron a protestar en las calles. Quieren soluciones.

En la manifestación hay algunas cabecitas blancas con el rostro de indignación, pantalones de vestir, camisa y zapatos, uno que otro viste pantalón de mezclilla y sombrero o gorra. Tenis para los más jóvenes.

Los inconformes tenían ilusiones: que sus hijos siguieran estudiando, comprar una casa, tener un "changarro", operarse algún malestar, curar sus enfermedades, viajar, y lo principal: asegurar su retiro.

"Confié en Ficrea, porque uno como ahorrador busca tener un poco más (de dinero por los intereses). Daba (intereses) más arriba de lo que pagan los bancos normalmente. Poquito de más, por eso muchos confiamos en ellos", dice Carlos, mientras otro señor con canas y lentes lo ve con su paso ligero y le grita: ¡Ánimo, compañero!

La historia de Chayito

Rosario se jubiló como profesora investigadora del Politécnico, pero la pensión era insuficiente. Ficrea parecía una buena opción para pasar una mejor vida en el retiro y Rosario decidió hasta vender su casa para hacer otras inversiones. El dinero se quedó en Ficrea, y a ella sólo le queda la pensión del ISSSTE.

Su voz es fuerte, está enojada, frustrada y desesperada. Dice que sólo pide lo justo: que le devuelvan el dinero por el que trabajó y con el que esperaba vivir una mejor vida de jubilada.

“Vendí mi casa para comprarme varios departamentos para rentar y deposité mi dinero aquí y ahora no tengo casa, no tengo dinero y tengo adeudos porque hice contratos, pago hasta 500 mil pesos de multa por no poder pagar el que iba a ser mi departamento”.

“La mayoría somos ahorradores de la tercera edad, todo lo que logramos ahorrar con nuestro esfuerzo de trabajo fue depositado en Ficrea”, dice mientras señala a la multitud que sostiene pancartas y golpea sartenes para exigir la devolución del 100 por ciento de sus ahorros.

El dinero que tenía ahorrado representaba 30 años de su trabajo y 40 años del de su esposo. La liquidación de Ficrea la obliga a mantenerse con su pensión y ha afectado a su familia, sobre todo a su hijo de 36 años, a quien ayudaba económicamente al estar desempleado.

“Soy viuda no me alcanza con mi pensión del ISSSTE”, dice agitada.

Rosario invirtió en Ficrea luego de preguntar si era una Sofipo segura, dice que en la Condusef le contestaron que era una de las más seguras y la que menos quejas tenía. Sabiendo esto, vendió su casa y puso el dinero en Ficrea.

La profesora afirma no tener más ahorros. Dice que no fue codicia o falta de cultura financiera, pues ella sólo buscaba que le dieran un mejor interés al que dan los bancos.

“El señor Aguade dice que por codiciosos nos pasó esto, pero después de haber trabajado 30 años no nos alcanza, debiéramos vivir con soltura o con solvencia pero no es así tenemos que buscarle y caímos aquí”.

'Me hundieron'

La profesora reclama a las autoridades que no le hayan avisado hace tres meses de lo que sucedía con la Sofipo y que ahora quieran vender su cartera a 50 centavos por peso al Banco Popular.

“Ellos nos quieren pagar lo que quieren… porque si nos hubieran avisado retiramos nuestro dinero”.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores dijo que  a los ahorradores de Ficrea se les pagará 25 mil Udis, el equivalente a 131 mil pesos, que es el monto que tenían asegurado.

La profesora espera que se castigue a los culpables y recuperar la totalidad de sus ahorros. Hasta que eso pase, seguirá protestando.

 “A mí me hundieron por eso estoy aquí”, dice mientras sostiene una pancarta frente a la Bolsa Mexicana de Valores.

Desde noviembre la sociedad financiera popular Ficrea es noticia. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores decidió disolver esta institución después de que encontró desvío de recursos.

¿Qué es una Sociedad Financiera Popular (Sofipo)?  

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, son entidades de microfinanzas, constituidas como sociedades anónimas de capital variable, que operan mediante la autorización de la CNBV.

¿Qué hace una Sofipo?

Pueden ofrecer servicios tanto a sus socios como a sus clientes con apego a la Ley de Ahorro y Crédito Popular y entre otras cosas

Una Sofipo puede:

  1. Recibir depósitos
  2. Recibir préstamos y créditos de bancos, fideicomisos públicos y organismos internacionales, afores aseguradoras y afianzadoras, entre otros.
  3. Expedir y operar tarjetas de débito y tarjetas recargables.
  4. Otorgar préstamos o créditos a sus clientes.
  5. Recibir o emitir órdenes de pago y transferencias.
  6. Recibir pagos de servicios por cuenta de terceros
  7. Realizar la compra venta de divisas en ventanilla por cuenta de terceros o propia.
  8. Distribuir seguros, fianzas, así como recursos de programas gubernamentales.

 ¿Cuántas Sociedades Financieras Populares operan con la autorización de la CNBV?

Según la estadística de este organismo, hay 49 Sofipos.

¿Cómo están constituidas las Sofipo?

En principio por una inversión mínima de 100 mil Udi’s que en pesos equivale a 526 mil pesos. Este es el capital mínimo que establece la regulación prudencial.

Una vez que se acredite este capital se debe contar con un Programa General de Operación que exige la CNBV.

Algunos de los puntos que debe incluir este documento son:  

  1. La política crediticia
  2. La Política de prestaciones
  3. La estructura de capital.
  4. La estrategia de financiamiento a corto, mediano y largo plazo.
  5. El número de sucursales
  6. La documentación de los socios

¿Todas las Sofipo manejan la misma cantidad de recursos?

No, existen 4 niveles de operación que son determinados por el tamaño de los activos totales.

Nivel 1, considera activos iguales o inferiores a 15 millones de Udis (78 millones 900 mil pesos)

Nivel 2, activos superiores a 15 millones de UDIS o inferiores a 50 millones de Udis (26 mil 300 millones de pesos)

Nivel 3, activos superiores a 50 millones de UDIS  o inferiores a 280 millones de Udis (147 mil 280 millones de pesos)

Nivel 4, activos superiores a 280 millones de UDIS,

¿En qué nivel de operaciones estaba ficrea?

En el nivel 1 que maneja activos por 15 millones de Udis.   

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios